En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

lunes, 15 de julio de 2019

La Conquista de América contada para escépticos. Juan Eslava Galán (Planeta, 2019)



        No es ningún secreto, que, a mí, me encanta casi casi todo lo que escribe Juan Eslava Galán. De hecho, aquí, en las páginas que escribimos desde el Patio-Lavadero, le hemos dedicado, no pocas veces, algunas entradas a sus libros en los últimos tres años: Los Reyes Católicos (2009), Una historia de la Guerra Civil que no va a gustar a nadie, Homo Erectus (2010), La Revolución Rusa contada para escépticos (2017), Historia de España contada para escépticos, El Catolicismo explicado a las ovejas (2009), La Primera Guerra Mundial contada para escépticos y La Segunda Guerra Mundial contada para escépticos


        Y, es que, su estilo, tan característico, tan cercano, hace que te leas páginas y páginas, una detrás de otra, del tirón, disfrutando con la narrativa campechana (no es criticar, es referir), y soltando, en mi caso, la inmensa mayoría de las veces, alguna que otra sana carcajada ante la fina ironía y el guiño al lector.

        En esta ocasión, he tenido la oportunidad este mes, de leerme “La Conquista de América contada para escépticos” (Planeta, 2019), que se inicia un poco antes de la llegada de Colón al nuevo continente, con la presentación del marco histórico del S. XV, y las circunstancias que atravesaba Europa, con la búsqueda de las especias por parte de los portugueses a través de la ruta africana. La Guerra de Granada, y la apuesta de los Reyes Católicos por el marino genovés, que, con el tiempo, conllevó el llamado descubrimiento. Y, en muchas ocasiones, está visto y narrado, desde el punto de vista de dos soldados españoles ficticios, Arjona y Chozalhombro. Con las luces de la conquista, que algunas hubo (mestizaje), y con las sombras: Conquista, enfermedades, abusos… Los españoles no eran unos buenazos (codiciosos como ellos solos), pero los indios tampoco eran las “hermanitas de la caridad”.

         El libro se divide en tres partes: Un nuevo mundo, Pirámides de escalones y El oro inca, conformados por un total de 113 episodios de diversa consideración, unos más largos que otros, y acompañados con dos pequeños dossieres de láminas sobre el tema, anexos, bibliografía para parar un tren y un índice alfabético. Se echa en falta, tal vez, pero estaría bien para futuros títulos, los acontecimientos desde 1550 hasta los comienzos del S.XIX, y las expediciones españolas al norte de Nueva España, en lo que hoy llamamos Estados Unidos.

         Como me considero un fan de Eslava Galán (blogs, contados con los dedos de una mano, hay, que le hayan dedicado tantísimas entradas, como este), poco puedo decir. Para mí, alguna vez lo he referenciado, es un ejemplo a seguir, ya que me encanta como explica la Historia, y como se expresa, clara y concisamente. Si no conoces sus libros, este puede ser un buen comienzo, y que no te asusten sus más de seiscientas páginas, ya que te enganchará desde las primeras páginas, como buen narrador que es. Y, si ya lo conoces, sabrás de qué estoy hablando. En mi opinión, es un imprescindible, sin duda. Recomiendo, encarecidamente, su lectura.

No hay comentarios: