Mis Redes Sociales

Mis Redes Sociales.
Sígueme en YouTube Sígueme en Facebook Sígueme en Instagram Sígueme en TikTok  Sígueme en Twitter

viernes, 21 de junio de 2024

Sangre de Zeus (Netflix, 2024) Segunda Temporada

 

        Cuatro años después de que se estrenara la Primera Temporada de “Sangre de Zeus”, que ya hemos comentado tanto por el blog como por el Canal de Rumble y Youtube, hace relativamente poco tiempo (os pondré por aquí enlace), nos ha llegado hace un mes y medio a la plataforma Netflix la Segunda temporada de esta serie mitológica, de los creadores de Castlevania, que me ha dejado al igual que la Primera Temporada un buen sabor de boca… Incluso os diría, que mucho mejor, Pero, ¿Por qué, qué tiene esta nueva temporada de “Sangre de Zeus”, y sobre todo, qué novedades la hacen ser tan especial?

          Cuatro años es mucho tiempo para aprender, y enmendar errores del pasado. Eso ocurre con esta serie de animación, que, basada en la mitología clásica griega, toma a un personaje como Herón, un semidios hijo de Zeus como protagonista, casi como excusa para darnos una lección de mitología y mostrarnos todo un catálogo de seres, monstruos y dioses.


         Si la Primera Temporada rizaba un poco el rizo, y algunos episodios eran un auténtico drama familiar, con una narrativa en torno a una vengativa Hera aliada con los antiguos enemigos del Olimpo, los Titanes, para intentar derrocar a Zeus y con una breve lista de dioses divididos y enfrentados… Ahora el espectador va a ver resueltas muchas de sus dudas, como por ejemplo, ¿Dónde estaban dioses principales del Olimpo como Deméter, Hestia o Atenea en plena batalla o en el mismo desarrollo narrativo?

         Los creadores de la serie han sabido acertar de lleno en cuestiones como esta, y ya el primer episodio es todo un acierto al ver, como si de una misión secundaria se tratara, como algunos dioses están cumpliendo una misión en paralelo al ataque de los Titanes, y es que el Olimpo no solo estaba siendo atacado por dichos seres, sino que aprovechando el desconcierto, Hades, Dios del Inframundo, que es una copia del personaje de videojuego, Kratos, manda a un comando (por llamarlo de alguna manera) a hacerse con la Piedra de Eleusis, harto de ser un segundón junto a su esposa Perséfone. Por cierto, aquí se le identifica con un búho, animal que siempre se vinculó con la divina Atenea, la de glaucos ojos.


         La piedra queda en manos de Gea, y Herón recuperado de sus heridas, se ve envuelto en una nueva trama, en la que volvemos a ver a Seraphim, también resucitado por Hades para tener un buen guerrero de su parte en esta nueva partida bélica entre dioses, en la que los dos hermanos, Herón y Seraphim, volverán a verse las caras en una nueva batalla divina, con nuevos personajes, viejos episodios en torno a nuestros protagonistas que nos serán revelados y algunas escenas de acción con el regusto clásico de la serie, que ya se ha convertido en una especie de marca de la casa.

          Con un metraje de unos 25-30 minutos, por cada uno de los ocho capítulos que conforman la Segunda Temporada, “Sangre de Zeus” mejora a su Primera Temporada en interés, narrativa y tecnicismo aunque todas las caras me parecen iguales, y se notan unos personajes más dinámicos que los de hace cuatro años, a pesar de que mantienen el culebrón familiar y algunos episodios reconozco que me han hecho bostezar, no le dan tantas patadas a los libros de mitología como la Primera Temporada, a pesar de tener también sus licencias en este aspecto, algo que, por otro lado, es comprensible si queremos sacar una historia de todo esto. Por todo ello, yo le doy un 6,5 de nota, más nota que la que le puse a su Primera Temporada, y os recomiendo su visionado. El final queda abierto para una Tercera Temporada, con una nueva venida de los Titanes… Si, otra más… aunque espero no tener que esperar hasta el 2028 para ver como sigue la vaina… Echadle un vistazo, y ya me diréis que os pareció a vosotros.

lunes, 17 de junio de 2024

El Buen Patrón (2021)

 

       A pesar de que se estrenó en Netflix hace una semana, no he tenido la oportunidad de ver “El Buen Patrón”, película de 2021, hasta precisamente hoy. Protagonizada por Javier Bardem, de “El Buen Patrón” leí hace un par de años absolutamente de todo, críticas que la ponían por las nubes, y reseñas que la hundían en lo más profundo… La película tiene un saco de premios, y terminada de ver, yo os puedo decir que a mí me ha dejado un buen sabor de boca, y que Bardem borda un papel que parece que le viene como anillo al dedo… Pero, ¿De qué va “El Buen Patrón?

        Dirigida por Fernando León de Aranoa, que quizás conozcáis por películas como “Barrio” o “Los Lunes al Sol”, “El Buen Patrón” nos cuenta la vida en una semana de una empresa especializada en la fabricación de balanzas (o básculas, y ubicada en lo que parece una mediana ciudad de provincias, llamada “Básculas Blanco”.


        “Básculas Blanco” es un pequeño microcosmos, dirigida por el Sr. Blanco, Julio Blanco, que heredó la empresa, con algunos de sus empleados, y que intenta parecer un padre para sus empleados, pero que no le tiembla la mano ni el pulso, a la hora de despedir gente. El tipo va de padrecito, pero tiene un mal fondo, una falta total de moral y de escrúpulos, que durante una semana va a ver como su particular vida laboral y sentimental, se tambalea por diversas tramas que surgen en muy poco espacio de tiempo, y que pueden poner en peligro un Premio a la Excelencia por parte del Gobierno Regional, al que quieren optar.

        Así, nos encontramos con un contable recién despedido que se ubica en unos terrenos públicos, municipales, justo enfrente de la fábrica, lo que da mala imagen a la marca, y más cuando esperan al Jurado que les puede dar la mención que esperan, a la Excelencia.


        Por otro lado, el jefe de Gestión, que es hijo de un antiguo empleado y que lleva 22 años en la empresa, pasa una crisis sentimental porque su mujer está poniéndole la cornamenta con un empleado de la misma empresa, Khaled, que se encarga de que los camiones salgan y lleguen a sus destinos. Fortuna, que es el más antiguo de los empleados, tiene que lidiar con su hijo menor, un kinki de cuidado, un nini, que tiene todas las papeletas de acabar mal algún día, y finalmente, la llegada de una becaria de Marketing, trastocará al propio Julio Blanco por dos motivos, por una aventura que se gasta con ella, lo que llevará a un posterior chantaje en toda regla, y enterarse de quien es hija la susodicha. Sil olvidarnos, al curioso guardia de seguridad que vigila en la puerta toda esta pequeña galaxia de líos, manipulación, clases sociales divididas entre jefes y serviles (donde mejor se ve es en el papel de Fortuna, muy al estilo de “Los Santos Inocentes”), y tejemanejes de mucho cuidado.

         A pesar de que he soltado un par de carcajadas en algún momento del metraje, que se me ha pasado volando y con el que no me voy a meter, tiene un poso importante de drama, de crítica social y de reflexión a tener en cuenta. Creo que no juzga, y no mete a todo el mundo en el mismo saco, y de ahí su tono de parodia, pero no se puede negar que haya muchos Señores Blanco sueltos por el mundo, cuyo máximo afán es buscarse su mera supervivencia a base de mentiras, artimañas, trucos paternalistas... Y con un instinto de supervivencia nato, que mantiene ese universo tan equilibrio, que muchas veces no se enteran de que justo al lado de ellos, hay montados unos tinglados gordos, pero gordos.


         Bardem, como decía anteriormente, lo borda. Y creo que merece la pena su visionado. Es una película a la que se le puede sacar mucho jugo, se puede analizar más en varios aspectos, pero prefiero que la veáis y que saquéis vuestras propias conclusiones… Yo, personalmente, le doy un 6 de nota, y espero impaciente vuestros comentarios y reflexiones al respecto, ¿Qué te pareció “El Buen Patrón”?

domingo, 16 de junio de 2024

El Teatro Escalofriante (Ed. La Cúpula, 2021) Hideshi Hino

 
Si os interesa el cómic, y queréis adquirirlo, pincha en la imagen superior, la de la portada...


        Seguramente, muchos de vosotros os preguntaréis si hay mangakas de terror más allá de mis admirados Junji Ito, Shintaro Kago, Suehiro Maruo o la fantástica Kanako Inuki. Es una pregunta normal y corriente, que todos los lectores de maga de terror japonés se hacen varias veces al mes… En el bus, en el baño, en la cola de la compra. A todos ellos les hemos dedicado entradas en el blog y vídeos en el canal de Youtube y Rumble, pero si hay uno de entre todos ellos, que llegó como un vendaval por estos lares, y al que le hemos dedicado ya algunos espacios, dos concretamente y de momento, ese ha sido el casi octogenario, y siempre inquietante… Hideshi Hino…

        Reconozco que conocí los cómics de Hideshi Hino estas pasadas Navidades, y en lo que llevamos de este año 2024, le he dedicado dos reseñas, que tenéis disponibles tanto en el blog, como por los Canales de Youtube y Rumble: Una es “Historias de la Máscara”, y otra es un doblete a los cómics “Criatura Maldita” y “La Isla de las Pesadillas”.


        En esta ocasión os traigo otro fantástico e inquietante cómic de este genial autor: “El Teatro Escalofriante” (Ediciones La Cúpula, 2021), que es un pequeño cómic de bolsillo que ya va por su segunda edición, y que más que terror, digamos que mezcla varios elementos, como el humor, las historias tradicionales japonesas y otras referencias culturales, no tan tradicionales y más cercanas a nosotros en el tiempo y en el espacio, sin llegar a ser terror, aunque si escalofriante por mostrar claramente, que, en la mayoría de las ocasiones, los monstruos son los humanos y sus hechos, más que los propios seres a los que nosotros señalamos y definimos como monstruosos.

        Sus 344 páginas están divididas en cuatro historias tituladas: “El Monstruo Terrorífico”, “Mi Mano Izquierda”, “El día en que las grullas echaron a volar” y “El Ogro Gongoro” de desigual extensión cada una de ellas.


        En “El Monstruo Terrorífico”, Hideshi Hino hace una readaptación peculiar y personal de la inmortal obra de Mary Shelley, su Frankenstein o Moderno Prometeo, que tiene como materia prima un organismo marino al que nuestro doctor de cabecera, el Doctor Furankenshutain, le da vida, cayendo de paso ante el amor arrebatador de su hijo, que, una vez liberado del breve yugo paternal, se ve vagando por un Japón que no le comprende, mientras se va transformando en un monstruo tipo Godzilla, un Kaiju, que posteriormente tendrá descendencia post-mortem.

        Es una historia con grandes dosis de humor, sarcasmo y que rompe la Cuarta Pared en un par de ocasiones muy sutilmente, y con el ser humano como verdadero monstruo frente a un protagonista que reflexiona: La que han liado por un espejo roto, que exagerados. Es requetebueno.


        “Mi Mano Izquierda” quizás no sea original, y tampoco tiene mucho recorrido, y trata sobre la mano izquierda de un niño que cobra vida y hace cosas malvadas, pero tampoco deja de tener su aquel, sobre los oscuros pensamientos que puede hacer una mano, o quizás era el niño realmente, o era un sueño… No lo sabemos bien.

        “El Día en que las Grullas echaron a volar” es la típica historia tradicional japonesa, en la que una nena pequeña que vive al norte de Japón, y que profesa un amor incondicional por estos animales, sucumbe a su enfermedad tras ver como sus queridas grullas han muerto por culpa de los pesticidas. Durante su traslado al Cementerio, su cuerpo se transforma en una Grulla que vuela por el lugar antes de desaparecer.


        Y, por último, “El Ogro Gongoro”, es la historia de un Oni, de un ogro fuerte y bondadoso, que baja a la tierra de los humanos, y donde una joven ciega se enamora de su buen corazón, aunque no le dejan estar con él. Gongoro hará todo lo posible por estar con ella, incluso renunciar a su naturaleza, frente al miedo, egoísmo e ignorancia de los seres humanos, que no entienden un amor como el de la joven y Gongoro. Otra historia con tintes de tradición japonesa, y que viene a cerrar este tomo “El Teatro Escalofriante”, que es de lo más recomendable. Otra joyita más de Hideshi Hino, a un precio que ronda los diez euros, y que, desde luego, te va a gustar mucho.

viernes, 14 de junio de 2024

El Quijote (Norma, 2024) Will Eisner



           Si te interesa el cómic, y quieres adquirirlo, pincha AQUÍ

       “El Quijote” (Norma, 2024) de Will Eisner es una adaptación al cómic de la genial obra de Cervantes, que ya hemos visto muchas veces adaptada a viñetas, pero que tiene dos peculiaridades…

        La primera, que es una obra que se creó pensando en que fuera una introducción a la lectura para niños (es genial para nenes de entre ocho y once años), o para adultos analfabetos (tal cual) para ayudarles en su aprendizaje, por lo que es un cómic muy fácil y rápido de leer (tiene 40 páginas).


       Y, la segunda, que lo hizo el increíble Will Eisner. Uno de los grandes del cómic del S.XX, que creó escuela y que nos dejó obras tan requetebuenas como “Contrato con Dios” o todas las aventuras de “The Spirit”, aparte de algunos libros en los que nos enseñó a dibujar, narrar y darle forma a los cómics…

       De tapa dura, no os voy a mentir, es un cómic que vais a leer en cinco minutos, y que os puede llegar a dejar un tanto decepcionado si vais buscando una mejor adaptación del clásico, pero… No deja de ser una curiosidad que cualquier coleccionista de cómics querrá leer y tener, y por ello, a pesar de sus “peros”… Os recomiendo que le echéis un vistazo. 

Tragones y Mazmorras (Netflix, 2024)

 

      Una semana y media he estado enganchado al anime “Tragones y Mazmorras” (2024), cuyos 24 episodios tenéis disponibles en Netflix, y que está basado en un manga de 14 volúmenes escrito e ilustrado por la mangaka japonesa Ryoko Kui, que estrenó esta serie de anime en enero de este año y cuyo último episodio, de momento, se ha emitido este junio de 2024…

        “Tragones y Mazmorras” combina muy bien bastante elementos, y se nota que la autora sabe de lo que habla, como los juegos de rol, infinidad cantidad de monstruos que habitan en las mazmorras, y la cocina que puedes hacer con ellos, una vez derrotados… ¿Tú has probado el basilisco, el dragón rojo, el escorpión, el slime, la seta andarina o la mandrágora? Pues aquí te enseñan un par de recetas que vienen geniales, tanto para desayuno, almuerzo o cena…


        En “Tragones y Mazmorras”, la idea principal que gira en torno a nuestros protagonistas es… ¿Qué comer en una mazmorra?. En un mundo donde habitan diferentes razas de monstruos, con enanos, elfos, humanos y halflings o medianos, la tarea principal de cualquier aventurero medio es crearse un grupo a la vieja usanza, integrado por al menos un humano, un elfo, un enano, un mediano, y alguna raza más alternativa, cuyas habilidades puedan combinarse entre si para explorar mazmorras y castillos abandonados, que, aparte de terribles monstruos, albergan tesoros de todo tipo.

        Nuestro grupo pierde a ya en el primer episodio a Falin, una maga, devorada por el dragón rojo al que combaten, y que es, además, la hermana de nuestro principal protagonista, el espadachín Laios, un desertor del ejército metido a aventurero, que pronto se va a interesar por cocinar a todo monstruo que elimina por el camino. Falin muere en las fauces del dragón, pero en un último suspiro teletransporta al grupo fuera de la mazmorra, salvándolos por los pelos. Este hecho causará dos bajas en el grupo, que prefieren probar suerte en otros grupos de aventureros, y que posteriormente volverán a aparecer, y los tres restantes: La hechicera elfa Marcille, que mantiene una gran amistad con la devorada Falin, el soldado humano Laios, y el mediano Chilchuck, especialista en descubrir trampas y abrir cerraduras, se organizan para volver al nivel en que perdieron a Falin para matar al dragón e intentar recuperar su cuerpo para resucitarlo, porque en este mundo, es muy normal morir y volver a la vida a través de hechizos mágicos…


         De vuelta a la mazmorra, conocen en el primer nivel a Senshi, un enano que lleva diez años viviendo y explorando los primeros niveles de las mazmorras, viviendo de los monstruos que caza, cultivando sus propias legumbres, y manteniendo un ecosistema que ayuda a todos, siendo fan de la dieta equilibrada. Senshi, que tiene amplios conocimientos de cocina y que no le hace asco a nada, se les une como guía y cocinero del grupo, entablando una gran amistad con Laios.

        Una vez conformado el grupo, los diversos encuentros con monstruos, se convierten en posteriores comilonas, ya que prácticamente todos, salvo los orcos y algún ser más, acaban en la cazuela de Senshi, que gracias a los amplios conocimientos culinarios que posee, mantiene al grupo alimentado, a pesar de las reticencias que suele mostrar la elfa Marcille, que siempre acaba comiendo igualmente.


       Alguna indigestión les lleva alguna mala pasada, y suelen encontrarse con otros grupos de aventureros, donde en ocasiones colaboran y otras se enfrentan sin mayores consecuencias… Con innumerables guiños a los juegos ochenteros de “Dragones y Mazmorras”, incluso a los videojuegos de plataformas de la misma temática, “Tragones y Mazmorras” se convierte en una serie llena de referencias, no solo humorísticas, sino para los aficionados a este mundillo de espada y brujería.

         Reconozco que hay episodios requetebuenos, pero también hay media docena entre los 24 emitidos, que me han hecho bostezar como un oso en primavera. A pesar de ello, creo que es una serie muy recomendable, y le doy un 6,5 de nota. En algunas webs españolas se habla de una posible nueva temporada antes de que acabe el año 2024, así que habrá que estar atentos a posibles novedades, pero mientras tanto… ¡Qué aproveche!… ¡Tragones y Mazmorras!

miércoles, 12 de junio de 2024

Misterios de los Guerreros de Terracota (Netflix, 2024)

 


      Casi todos los años, les pongo a mis alumnos “El Show de Truman”, película de la que se pueden comentar muchas cosas desde diversos puntos de vista. Hay un momento en que un tipo dice que el plató donde se rueda “El Show de Truman” es uno de los dos lugares creados por el ser humano, que se ve desde el espacio… Y aquí es donde le tengo que dar a la pausa y decirles: No, chavales, la Gran Muralla China no se ve desde el espacio, de hecho tiene un ancho de entre 4 y 5 metros… Y aquí es donde, una vez cada cinco años, algún alumno me pregunta: ¿Y quién hizo la Gran Muralla China, y por qué?…

         Y yo, con una media sonrisa, les digo… ¿Conocéis a los Guerreros de Terracota, y a la Dinastía Qin?, y todos ellos giran negativamente la cabeza…


        “Misterios de los Guerreros de Terracota” es un documental británico, dirigido por James Tovell, estrenado en esta segunda semana de junio de 2024, y que me ha hecho pasar una tarde fascinante, pero fascinante, viendo los trabajos de excavación de la macrotumba, del Mausoleo del Primer Emperador de la China Unificada, Qin Shi Huang, que logró conquistar los seis reinos chinos, en el llamado periodo de “Los Reinos Combatientes”, para crear una China Unificada hace 2200 años.

        El Imperio de Qin solo duró quince años, y posteriormente cayó en un periodo anárquico en un “Todos contra todos”, en el que su descendencia y su familia directa fue ejecutada gracias a ciertos complots, o directamente se quitaron ellos de en medio, y donde se ejecutó igualmente a antiguos funcionarios, concubinas a las que se llegó a mutilar en vida y cayó hasta el apuntador.


       La tumba, que desapareció de la Historia hasta que unos campesinos encontraron los primeros restos en 1974, se comenzó a construir cuando él tenía 13 años, con gran parte de mano de obra esclava, abarcaba un complejo de 50 km², y es famosa por la custodia eterna a la tumba del emperador de los 8000 soldados de terracota, que yo en mi imaginación siempre creí que habían encontrado a todos de pie e intactos… Y que vemos en el documental que realmente aparecieron destrozados, quemados, y algunas partes del complejo saqueado. De hecho, los 1200 que están de pie, han sido reconstruidos a lo largo de los años.

         A través de una hora y cuarto de metraje vemos una serie de dramatizaciones realizadas por actores, que nos van presentando los hechos ocurridos alrededor de la construcción de la tumba, y los testimonios de los arqueólogos que trabajan en la misma, incluyendo al primero de ellos, que sigue el hombre aun vivo y con toda la ilusión de hace cincuenta años, y gracias a estos dos ejes narrativos, se nos presentan todo un compendio de datos, como la presencia de esclavos (unos 700.000, según las crónicas), la creación personalizada de cada uno de los guerreros (también acróbatas y caballos de terracota), que originalmente estaban pintados y que no había dos iguales, y la presentación de restos funerarios y ajuares que han ido apareciendo, como armas (espadas, puntas de flecha, ballestas de gatillo, lanzas…), joyas, monedas y la tumba de un noble desconocido que aun se está investigando.


        En definitiva: Documental más que recomendable para amantes de la Historia, de los puzles y de la arqueología, que yo vuelvo a insistir, he disfrutado mucho. Por ello, le doy un 6,5 de nota, que os puede parecer poco, pero tampoco es plan de ponerse a tirar cohetes en la plaza del pueblo. Durante estos días, por cierto, aunque no se han hecho eco todos los medios, se ha descubierto una nueva cámara con tesoros, como armas, armaduras, utensilios de diverso tipo y jade… Por lo que este yacimiento, dará para futuros documentales… Pero, hasta que lleguen, no dejes pasar este.