En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 10 de junio de 2018

Jurassic World: El reino caído (2018)

Mi territorio es Discovery


        ¿Quién dice que no se puede resucitar no solo a los dinosaurios, sino también la pasión que desatan estos bichos? Spielberg los resucitó con muchísimo éxito en los noventa, y Bayona lo ha vuelto a hacer. Quizás sin manejar las cifras astronómicas de beneficios de entonces, pero ahí tenemos “Jurassic World: El Reino Caído” (2018) que amenaza con quedarse un tiempo en cartelera.
El salón de mi casa es igualito... Bueno, un poco más pequeño.


        Hoy la he ido a ver, y curiosamente, para ser la sesión mañanera de domingo, en las que solemos estar cuatro miaus, hoy estaba a tope la sala. Mucho crío, mucho papá con la familia, algunos abueletes… Los dinosaurios enganchan. Dan ese morbillo de bichos extintos, terroríficos, que lo mismo podían pasar de ti que comerte de una sentada con unos colmillos afilados como espadas toledanas.
Los felinos y su manía de echarle güevos al asunto.


        Bayona ha realizado, en mi opinión, una buena película. De esas que tienen guiños para los que hemos visto las anteriores entregas, pero también con la capacidad de ver algo nuevo. A mi me ha recordado a la última “Jumanji” (2018) a ratos (cuatro personajes, cada uno con habilidades específicas), y a otros ratos a aquellos cómics legendarios de los ochenta que leía en blanco y negro, y que aún conservo, titulados “Xenozonic Tales”, o, como diría el videojuego de Capcom, “Cadillacs & Dinosaurios” (1993), en algunas de sus tramas.
Menudo juego da el güevo ese transparente.


        Os cuento: La isla Nublar, donde se ubicaba “Parque Jurásico”, ha entrado en erupción, y la vida de los abandonados dinosaurios del parque corre peligro. Se monta una expedición para salvar al máximo de especímenes posible antes de que la lava arrase con todo. Pero, lo que parece una misión “humanitaria”, se convierte en algo más retorcido en manos de unos pocos ambiciosos que juegan con el Adn y el destino de los dinosaurios supervivientes…
El encantador de dinosaurios, en Mega


        Los dinosaurios no son mi fuerte, pero he de reconocer que, al menos con esta película, no me he aburrido, y que me he tirado las dos horas de cinta sin ir al WC, que suele ser buena señal. Trepidante, a ratos claustrofóbica, con dinosaurios empáticos que lo mismo se comen al vecino que se echan unas birras… ¿Qué más podemos pedir? Recomendable.
    ¿Cómo no vas a quererlo con esa mirada tierna y entrañable? Es imposible 

domingo, 3 de junio de 2018

Mujeres del siglo XX (2016)




        Estamos a finales de los setenta. Jamie tiene quince años y vive rodeado por tres mujeres que le están definiendo su personalidad. Poco a poco, tres mujeres completamente distintas, están curtiendo a un joven adolescente, skater y rebelde.

        Su madre, que se crió durante La Gran Depresión, nota que se hace mayor, que pierde el ritmo de la vida, entre cigarro y cigarro, y pensamientos bohemios. Su marido la abandonó cuando Jamie era muy pequeño, y ella lucha por vivir y por encontrar su sitio en una década que no comprende.

        Julie, rubia y provocadora, es su vecina. Duerme con él, pero no tiene relaciones con él, aunque si con medio vecindario. Tiene a Jamie muy confuso.

        Abbie es una punk. Es fotógrafa y vive con Jamie y su madre en una habitación alquilada. Es un espíritu libre, ha sobrevivido a un cáncer cervical. Ha vivido en varias ciudades. Conoce la movida, los grupos, los garitos y el mundo del Arte, y quiere romper moldes.

        William es lo más parecido a un patrón masculino que seguir. Es otro inquilino de la casa. Es hippie y mecánico. Tampoco acaba de encontrar su lugar en la vida y sus relaciones con las mujeres son tormentosas.

        La fotografía espectacular, me ha encantado, es una pasada. La música tampoco está mal, igual que la ambientación (que tiene un pase). El “pero”, es para mí el de siempre en este tipo de películas reflexivas e introspectivas: Le sobra, perfectamente, media hora larga, y expresaría exactamente lo mismo.

        P.D: Lo interesante de esta cinta es que, los personajes, hablan de su futuro, con quién vivirán, se casarán y como morirán... Desde el presente.

Han Solo: Una historia de Star Wars (2018)



        (Si no quieres spoilers, NO LEAS: Viene prácticamente toda la sinopsis, contada a mi manera). Hoy he ido a la sesión mañanera, a ver “Han Solo” (2018), precuela de las precuelas, arriesgada apuesta cinematográfica sobre el universo Star Wars y con Ron Howard a la Dirección. Con un elenco de actores interesante: Woody Harrelson, Thandie Newton (que lo está bordando en WestWorld), la requeteguapa Emilia Clarke (Ay, lo que nos gusta Emilia), Paul Bettany (nuestra Visión de Vengadores) y un desconocido (al menos, para mi) Alden Ehreinreich en el papel del icónico Han Solo.


        Bueno. Nos sentamos, nos preparamos para ver algo que te enganche… Han pasado cuarenta minutos y, vaya, aún no le hemos encontrado el gustillo a la película. Andas un poco descuadrado, y brindas por los últimos veinte minutos por que te parecen los mejores, o al menos, donde ya estas dando puntadas con hilo.


        Estamos unos veinte años antes de que Leia y Han Solo crucen sus vidas. Él, intenta fugarse con su chica del planeta Corelia, un planeta-fábrica que es, de lo peor de la Galaxia, y donde es uno de los Niños Perdidos de un callejón oscuro, donde sirven a Lady Próxima, un ciempiés cenagoso con muy mal perder. El Imperio domina esta parte del Universo, y Han acaba de soldado imperial en escenarios que, ríete tu de la Primera Guerra Mundial y sus cuatro años de trincheras.


        El caso es que, por allí, conoce a Tobías Beckett, un tipo que intenta dar el golpe del siglo atracando trenes siderales que hacen siempre el mismo recorrido, como un bucle o una atracción de feria, evitando siempre que se le adelanten otros bandoleros galácticos. Han se une a su equipo, junto a Chewbacca, al que ha conocido en una alcantarilla. El golpe sale mal y la mitad del equipo de Beckett cae en el intento. Para evitar que Dryden Vos, (jefazo mafioso encargador de tareas sencillas, los mate) aceptan hacer otro trabajito sencillito: Ir hasta el final de la Galaxia, (donde salen los créditos finales), a dar un nuevo y limpio golpe, junto al tramposo jugador de cartas Lando Carlrissian, L3 (un droide revolucionario que se ha leído toda la biografía de Marx, Engels y Lenin en diez minutos) y Qi´ra (lugarteniente de Dryden Vos), a una mina de Orichalcum, digo… Perdón, que me lio, de coaxium, mineral fundamental y valiosísimo, que sirve para el funcionamiento de las naves estelares, a bordo del riñón derecho de Lando, que se llama El Halcón Milenario.


        Chupado. Aquello estuvo chupado. Dejan atrás un planeta con una revolución proletaria, lo cual me pareció estupendo, pero a cambio de perder a L3 con el puño izquierdo en alto. Una vez cumplimentada la misión, y mientras refinan el mineral, son conscientes de que los que creían bandoleros, no son ni más ni menos que luchadores por la libertad y la justicia, vengadores de los desaguisados de Dryden Vos y su maléfico Sindicato del Crimen (Crimson Dome). Entonces Han decide actuar, convencido de la futura traición de Beckett, y echarse un farolazo delante de Dryden en su propia casa. El coaxium será para reforzar la guerra contra la tiranía, y de paso, nos echamos unas risas… Eliminado Dryden, y con Han buscando un duelo al sol con Beckett. Qi´ra rebela su ambición contactando con Darth Maul (de lo meeeeeejor de la película) y emprendiendo un camino hacia el maléfico y malévolo y malísimo lado oscuro de los negocios interestelares. Han le gana a Lando El Halcón Milenario en una partida al Monopoly, en un jardín de infancia. FIN.


        A mi me ha llegado a aburrir mucho. Reconozco que los guionistas se lo han currado en cuanto que la historia gira en torno a una serie de libros publicados sobre la vida de Han Solo y la Antigua República hace un par de décadas. Pero yo, que no llego a ciertos niveles, no he visto el carisma del personaje. Chewbacca pasable, me encantan sus diálogos. L3 es un personaje interesante, pero dura poco en su lucha por la Igualdad de Derechos. Guiños al Corredor de Kessel, y algunos detalles que se me han escapado o que quiero obviar adrede. En fin, si sacan otra, la veré igualmente, que para eso soy friki desde los setenta. Pero las dos últimas películas sobre el Universo Star Wars me han hecho bostezar mucho. Lo siento.

domingo, 27 de mayo de 2018

Deadpool 2 (2018)



        Ya ha caído la primera de las dos películas que quería ver este mayo: Deadpool 2, (la otra es Han Solo). ¿Qué tal está? Pues una auténtica pasada. Igual que la primera parte, llena de guiños, buen humor, alguna soez (¿Por qué los padres llevan a sus hijos/as de seis años a esta sesión?) y muchos tiros, desmembramientos y peleas digitalizadas que hacen la delicia de cualquiera.

         Tal como nos habían prometido al final de la primera parte (¿Fue en las escenas de postcréditos?), aquí la trama gira en torno a la aparición de Cable, que viene del futuro, para vengar la muerte de su familia a manos de un mutante llamado Rusty Russell (Firefist en los cómics), que tiene la capacidad de convocar llamas (parecido a la Antorcha Humana). Cable está empeñado en matarlo para cambiar el futuro, y Deadpool quiere salvarlo porque confía en Rusty y en su bondad interior… Y hasta aquí os contaré.

        Volvemos a contar con la colaboración de Coloso, un cameo de los X-Men de tres segundos, Negasonic teenage Warhead y su novia Yukio, Domino y un primer equipo de los X-Force… “Casi nàh”.


¿Recomendable?, eso no se pregunta…

sábado, 26 de mayo de 2018

Ojo de Halcón: Máscaras.



        Cuando en noviembre de 2017 adquirí el primer volumen de esta colección, mi sorpresa fue mayúscula, (lo podéis recordar aquí), ya que es raro que Marvel le dedique, no ya una, sino dos colecciones a Ojo de Halcón. Una que sigue la línea de Clint Barton, y otra de su discípula y heredera, Kate Bishop, que actúa por cuenta propia, aunque, a veces, comparten alguna aventura.

        Los volúmenes de Colección 100% nos han traído a los dos ya en varias ocasiones en los últimos dos años. Kate Bishop se mudaba a Los Ángeles en “Puntos de anclaje”, montaba una agencia de detectives cutre, y comenzaba una investigación que continua en este “Máscaras”, donde la arquera violeta se tendrá que enfrentar a su pasado, a la desaparición de su madre, al descubrimiento del verdadero Yo de su padre, y a la posibilidad, remota, de que quizás la buena de Bishop tenga poderes especiales que aún no ha desarrollado.

        Madame Máscara se presenta como su rival, dando a entender que tiene vínculos con el pasado de Kate, que descubrirá a base de hostias que no puede hacerlo todo ella sola, necesita a sus amigos (que la quieren) y, de paso, se enterará de algunas cosas interesantes a través de Gabby y Lobezna…

        ¿Qué queréis que os diga? Ya lo sabéis. Ojo de Halcón, en todas sus facetas, masculina y femenina, es mi debilidad. Uno de mis tres o cuatro héroes preferidos de Marvel, (bueno, uno de mis cinco o seis), y desde luego, no puedo ponerle ni un solo “pero” al cómic. Ojalá que dure, y que tengamos Ojo de Halcón por mucho tiempo…

Breve Historia de... España II. El camino hacia la modernidad (2010). Luis E. Íñigo Fernández



        Hace un mes os hablaba de la primera parte de este libro, “España II. El camino hacia la modernidad” del profesor Luis E. Íñigo Fernández, (pincha aquí para recordar aquella entrada), y os comentaba que me gusta cuando me cuentan la historia de una manera sencilla.


        Pues bien, este autor lo ha vuelto a hacer, y pronto perderé la cuenta de los libros suyos que me he leído, y que he disfrutado desde la primera página, porque ciertamente, me encanta como te cuenta la Historia, clara y bien resumida.

        En este pequeño volumen, de poco más de doscientas y pico de páginas, volvemos a donde lo dejamos. El S.XVIII da pasos a cambios en nuestro país, la llegada de los Borbones ha modificado, sustancialmente las estructuras de la monarquía hispánica y de los reinos que la configuran. El tumultuoso S. XIX lo resume y lo analiza Íñigo Fernández magistralmente, y el S. XX con una claridad pasmosa.

        Sencillo de leer, como os comento, bien claro y entendible para cualquier hijo de vecino, es un librito de lo más recomendable: Ameno, didáctico, con una interesante bibliografía y un Glosario final para los interesados. Llega hasta el final político de Aznar, los atentados islamistas de Madrid y finaliza con un breve resumen, y una esperanza. Os gustará.

viernes, 25 de mayo de 2018

El viejo Ojo de Halcón (2018)



         Los seguidores de Ojo de Halcón, que somos solamente un puñado, estamos de enhorabuena. El bueno de Clint Barton tiene nueva colección, de doce números, sobre los acontecimientos previos a la serie de cómics de “El viejo Logan”, que ya tienen unos añitos y, para mí, es de lo mejor que he leído en mucho tiempo.


        Van a ser doce números donde veremos, en un futuro dominado por los villanos y la anarquía, a un envejecido Ojo de Halcón que busca venganza, perdón, Justicia, para sus compañeros muertos.

        Los X-Men, Los Vengadores… Ya no existen. Los villanos, capitaneados por Cráneo Rojo, acabaron con todos menos con dos: Lobezno y Ojo de Halcón. Lobezno tuvo mucho que ver en la desgracia de los X-Men, como se explica en “El viejo Logan”, y Ojo de Halcón pasó desapercibido por ser considerado un héroe de segunda división y poco peligroso. Clint sufre el desprecio de una hija adolescente que no le quiere, y la perdida, lenta e irreversible, de la vista, producida por un glaucoma incurable. Pero el arquero lila tiene claro cual es su misión en la vida antes de morir.

        Con guion de Ethan Sacks, y bajo los lápices del veterano Marco Checchetto, esta colección no te va a defraudar. Desde mi punto de vista, tenemos una auténtica, y puñetera maravilla, entre las manos. Oro puro.

domingo, 20 de mayo de 2018

Gorrión rojo (2018)



        Con “Gorrión Rojo” (2018) me he llevado una grata sorpresa. Fíjate que no soy de ver cine de espías, también es verdad que, a fecha de hoy, no hay mucho que ver. Un género tan recurrente antaño, pasó a mejor vida con el fin de la URSS, y las posteriores cintas no llegaron a los niveles de las clásicas, salvando alguna honrosa excepción quizás (y me estoy acordando de una, relacionada con un puente). Cuando vi el tráiler de “Gorrión rojo”, me dije: “Otra Nikita”, y no me llamó demasiado la atención. Al fin y al cabo, en Badajoz creo que duró poco en Cartelera. Pero hoy me ha dado por alquilarla.


        A Dominika, bailarina profesional, le hacen la jugada del 13/14. Se rompe la pierna en plena actuación, y parece ser que no fue fortuito. Con una madre enferma, y a un pie de quedarse en la calle. Un tío suyo, viva imagen de Putin, la recluta para el servicio secreto ruso. Ella no quiere, y menos todavía después de un comienzo un tanto accidentado, pero finalmente hace el entrenamiento (dirigido por una bruja del copón) que la convierte en un “Gorrión rojo”, una auténtica máquina de seducir, espiar y matar (exacto, otra “Nikita”).


        Una vez preparada, y bastante deshumanizada, es mandada a una primera misión: La de interceptar a un espía de la CIA en Hungría, que, aunque está al descubierto, intenta contactar con un topo en territorio ruso. Y, desde el primer momento, comienza entre ellos una historia de engaños, mentiras, atracción y deber hacia sus respectivos países…

domingo, 6 de mayo de 2018

Paula (2016)



        Para ser sinceros, no conocía ni la obra, ni la vida de la pintora alemana Paula Becker (1876-1907). Y me he llevado una sorpresa, grata, al descubrirla, aunque sea a través de una película biográfica. Pues el gusanillo de la curiosidad me ha permitido buscar algo más de información sobre esta artista, incomprendida y precursora del Expresionismo alemán.


        Inconformista desde bien joven, pronto chocaría con la rígida y machista, cerradísima sociedad alemana de principios del S.XX, que no creían que las mujeres pudieran dedicarse al mundo del Arte.


          Pronto se siente atraída por el Grupo de Pintores de Worpswede, donde está la Vanguardia de pintores alemanes. Allí conocerá a la también artista, pintora y escultora, Clara Westhoff, al poeta Rainer María Rilke y al que se convertiría en su marido, Otto Moderson, también pintor, con el que mantendría una dura convivencia.


        Hastiada de un mundo que no la comprende, Paula decide ir a París a mejorar su talento. Su estancia en París, que bulle arte, bohemia y nuevos talentos por todos sus poros le vendrá francamente bien, pero su encorsetado círculo no aprobará sus acciones, ni sus decisiones…

        Paula Becker dejó a su temprana muerte (por parto), más de mil dibujos y cerca de ochocientos lienzos. Para mí, hasta ahora, era una desconocida, y ha sido como encontrar un pequeño tesoro en la playa. Os recomiendo la película.

Breve Historia de... España (I): Las raíces. (2010) Luis E. Íñigo Fernández

        Me gusta cuando me cuentan la Historia de manera sencilla. De manera que cada hijo de vecino pueda coger un libro, y enganchado por la narrativa, el buen hacer y el interés propio, leérselo hasta la última página, casi sin pestañear.


Eso me pasa, últimamente, con los libros de Luis E. Íñigo Fernández. Me encantó su “Breve Historia de la Segunda República española” editada por NowTilus, y de la que os hablé por aquí hace unos pocos meses, y me ha gustado muchísimo su “España I. Las raíces”, perteneciente a la misma colección de “Breve Historia de…”, que ya sabéis que me gustan mucho, y a los que me he aficionado por su claridad, interés y buen hacer.

        En este libro que os presento hoy, “Breve Historia de… España (I). Las raíces”, Luis E. Íñigo Fernández nos habla, en seis capítulos (completado por un interesante Glosario y una buena Bibliografía), de la España más remota (cuando ni siquiera era España), hasta Carlos II, con un poderío para el resumen que, a mí, personalmente, me deja pasmado. Me imagino que parir un libro así, tan conciso, y a la par tan útil (yo he utilizado algunos datos de este libro para completar lagunas en el tema del S.XVI a mis alumnos de 2º ESO) debe ser difícil empresa, a la vez que fascinante.

        Para el lector, de cualquier edad, casi lectura obligatoria. Espero que lo disfrutéis como yo lo he hecho: Didáctico, ameno e interesante.

        P.D: Mañana mismo inicio la lectura de su segunda parte: “Breve Historia de España (II). El camino hacia la modernidad”, del cual espero comentaros mi opinión pronto.