En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 15 de abril de 2018

Jupiter´s moon (2017)




         Con “Jupiter´s Moon” (2017), me ha ocurrido que, después de dos horas de visionado, me he quedado un poco chofff. Un poco… “Bueno, y…”. Que oportunidad más desaprovechada para contar mejor una historia, o para crear algo mejor con una historia original… No sé…


        El caso es el siguiente: Aryan es un joven sirio que intenta, junto a su padre, llegar a Europa ilegalmente. En su intento, recibe un par de disparos en la frontera. Debería estar muerto, pero en cambio, recibe el poder de levitar y de manejar a su antojo la gravedad.

        Un médico liante y corrupto, el doctor Stern, pronto se da cuenta del potencial del chico y espera sacar tajada de este aspirante a X-Men en su beneficio, mientras es perseguido por el policía que hirió a Ayran, y este mismo busca a su desaparecido padre…

        Realmente creo que se ha perdido, como os decía ahí arriba, la oportunidad de contar una buena historia. Tampoco es una película de un superhéroe, ni una crítica al panorama que sufren los refugiados sirios en Europa… Le sobra media hora larga, perfectamente, y a ratos, se me ha hecho eterna.

miércoles, 11 de abril de 2018

Bar Bahar. Entre dos mundos (2016)



        Con “Bar Bahar. Entre dos mundos” (2016), película israelí, me he llevado una grata sorpresa. Me ha gustado mucho, y reconozco que me ha tenido enganchado durante la mayor parte del metraje, algo ya raro de por sí, pero… Nos encontramos ante una crítica social muy clara, y muy interesante.

        En la cinta nos encontramos a tres chicas. Tres palestinas, que viven en Tel-Aviv. Dos de ellas son mujeres modernas, que intentan liberarse del yugo de la religión y de las tradiciones. Fuman, beben, salen con amigos, follan con quien quieren… La otra, es una chica tímida, respetuosa y tradicional que tiene un novio bastante religioso y capullo.

        Las tres tienen sus sueños, sus vidas y sus problemas, pero cierto acontecimiento les unirá, por encima de todo, por encima del machismo, de la mentira, del heteropatriarcado más radical de la sociedad. Ellas quieren ser libres, ser ellas mismas… Ser mujeres.

        No suelo ver cine israelí, porque sinceramente, no lo conozco, pero esta película es, sin duda, de lo más recomendable.

sábado, 7 de abril de 2018

Sapiens. De animales a dioses (2014) Yuval Noah Harari




        Los dos o tres lectores habituales del blog, quizás se acuerden, aunque es mucho suponer, de la crítica que hice hace unos meses al libro “Homo Deus. Breve Historia del mañana” (2016) de Yuval Noah Harari.

        Muchas personas me habían recomendado leer primero “Sapiens. De animales a dioses” (2014), editado en España por Debate, pero la verdad es que, aparte de por seguir un orden cronológico editorial, no veo razones para ello.

        Este mes le llegó el turno a “Sapiens”, y me ha ocurrido como con “Homo Deus”. Partes interesantes, y partes menos interesantes. Yuval nos hace una breve historia de la humanidad, con muchas reflexiones y matices de su cosecha, que no dejan de ser interesantes, como por ejemplo, como el Sapiens se ha cargado diversos hábitats a lo largo de su dilatada existencia, las influencias de las diversas revoluciones (agrícola, industrial, francesa, científica…), que él desgrana con simpatía y sobrado salero, este tipo sabe enganchar con golosinas al intrépido lector….

        … Pero… Al igual que me pasaba con “Homo Deus”… Veo que su mayor error, después de mostrarnos de lo que hemos sido capaces, como Sapiens, es confiar el futuro de la Humanidad en una super-tecnología avanzada, que nos hará evolucionar de Sapiens a MegaSapiens, o vete a saber qué.

        El lector no podrá evitar sonreírse, por no llorar, con todas las atrocidades que Sapiens lleva cometiendo desde su destete y su niñez, la creencia en mitos y dioses, en el destino y en la religión… Pero el propio autor falla en confiar, como digo, el futuro de la especie, a una avanzada tecnología que nos haga amortales (no inmortales) en cincuenta años, o que nos permita cambiar nuestro hígado por uno microcomputerizado porque a dos tipos de EEUU les hayan puesto sendos brazos robóticos.

        Cuando el ¿50, 70%? De la población mundial no tiene acceso a recursos básicos, como el agua o la comida, es difícil imaginarse dicho futuro, al menos que ese futuro pertenezca a unos pocos miles de seres afortunados del planeta. Yo en 2050 me imagino más un futuro parecido a Mad Max, pero sin Tina Turner, que el de los Súper-Sónicos y aquellas fantasías setenteras que hacían mis delicias de niñez frente a la pantalla del televisor.

        Libro interesante, como digo. Libro recomendable, por supuesto. Pero Harari parece compartir un futuro, con la Cienciología, con el que no estoy muy acuerdo…

viernes, 6 de abril de 2018

Entrada Mil. Diez años



         Es cierto queridos contadores de estrellas. Totalmente cierto. Cumplimos mil entradas, y diez años, dando la lata por aquí, y parece mentira…

       …Parece mentira que hace diez años comenzáramos con las historias mitológicas de mi difunto Michel IV de Gato, para continuar con las de Micho I de Gato (que anda el pobre muy viejito), y cambiar el tercio para ponernos a hablar de libros, cómics y películas, en pequeñas píldoras, pequeñas reseñas, que hicieron que el blog pasara de doscientas visitas diarias a tres o cuatro, y eso siendo muy optimistas.

        Pero era eso, o morir. Cerrar el blog nunca me ha apetecido, porque es una parte de mí, y un pequeño refugio donde escribir y compartir mis cuatro cosillas. Hace mucho tiempo me di cuenta que lo de las visitas era lo de menos. Lo importante, en realidad, era hacer lo que a uno más le apeteciera en ese momento, y ahora el tercio es este… Quizás en unos años nos dediquemos a hablar de jardinería, ¿Quién sabe?

      Nos autofelicitamos las mil entradas, y los diez años, porque sabemos que, como en la canción de M-Clan…

“…He visto morir 
Una estrella en el cielo de Orion 
No hay señal 
No hay señal de vida humana y yo 
Perdido en el tiempo 
Perdido en otra dimensión..."


… Lo dicho… Por si a alguien le llega la transmisión…

domingo, 1 de abril de 2018

Rosalie Blum (2015)



        Esta película la vi hace unos días, pero la verdad es que hasta ahora no he tenido tiempo de dedicarle algunas líneas en el blog. “Rosalie Blum” (2015) es una película que conocía, de oídas, de referencias, precisamente por el mundillo del cómic y de algún minireportaje en TVE.


        Está basada, la película, en un cómic del mismo nombre, de Camille Jourdy, y que no he tenido oportunidad de leer (aún), y que hace unos años, fue un auténtico exitazo de ventas y de crítica.


        En “Rosalie Blum” nos encontramos a Vicent Machot. Un joven treinteañero que regenta una peluquería de barrio de toda la vida, heredada de su difunto padre. La vida de Vicent transcurre entre la peluquería, ser vecino de su propia madre, la cual es una arpía de mucho cuidado, dominante y manipuladora, su querido gato y su primo que está muy obsesionado con las mujeres, sobre todo con las casadas.


        Un día, Vicent conoce a Rosalie, una sencilla mujer que pronto le intriga. A partir de ese momento, Vicent decide averiguar cosas de la vida de Rosalie, y comienza a seguirla, desatando, por el camino, toda una serie de situaciones disparatadas y deliciosas locuras…


        La cinta está rodada desde los diversos puntos de vista de los personajes, encajando, finalmente, como un puzle. Eso le hace a mi parecer, no original, pero si divertida, ya que hay personajes que no entienden (o comprenden) los puntos de vista ajenos hasta el final.

        La recomiendo porque es un bonito cuento, de los que tengo predilección y debilidad, tipo “Amelie”, pero sin llegar a la magia de aquella y falto de aquella maravillosa música… Y porque tengo que reconocer que estoy enamorado hasta la medula de la actriz Alice Isaaz, a la que espero conocer en otra vida, a pesar de que no hablo francés…

jueves, 29 de marzo de 2018

Un novio para Yasmina (2008)



        A “Un novio para Yasmina” (2008) llegué por rebote, por doble rebote a ser verdad. Por un lado, porque venía de ver “El país del miedo” y de la página de la productora llegué al tráiler, y allí vi a un antiguo compañero de colegio al que no veo desde hace treinta años… Vamos, sale cinco segundos, ese era el segundo rebote, pero después de leer la sinopsis de la película, me gustó y me compré el dvd, que es bien barato y merece la pena.


        Después, te pones a ver la película y resulta que conoces a las tres cuartas partes de la gente que sale en la película, y te gusta más.


        El caso: A Yasmina, inmigrante ilegal en algún pueblo o ciudad inconcreta de Extremadura (aunque yo he reconocido partes de Badajoz, Montijo y Puebla... Lo sé porque soy de Badajoz, vivo en Pueblonuevo, trabajo en Valdelacalzada y compro, normalmente, en Montijo-Puebla), le urge casarse. Primero lo intenta con un novio, Javi, que es policía municipal (y al que su hermano odia, o desconfía de él), pero este no acaba de fiarse de ella y pasa de la boda. Después está Jorge, casado, pero en plena crisis matrimonial, que parece enamorado de ella. Y, finalmente, Alfredo, que vive la vida con una envidiable despreocupación, un buen puñado de deudas, y al que no le importaría casarse… Porque sí, o por dinero, qué más da…


        “Un novio para Yasmina” es una bonita historia sobre el amor, el interés, la convivencia, las personas… Dividida en diversas partes, dedicadas a cada uno de sus personajes, me ha parecido una cinta sencilla, entretenida… Como dice la caratula: “Una fábula veraniega”

martes, 27 de marzo de 2018

Premios 20Blogs


        Hola amigos. Una vez más, otro año, nos presentamos al concurso 20Blogs, que va por su duodécima edición. La verdad sea dicha, no tenemos muy claro porque nos presentamos si el índice de lectores y visitantes no supera las trece visitas semanales, y eso cuando llueve, pero nos haría mucha ilusión, y os agradeceríamos de todo corazón si nos votaseis en esta nueva edición.

        Votar solo os va a llevar dos minutos y medio, y para nosotros lograr dos o tres votos sería un récord mundial difícil de olvidar. El plazo termina el 11 de abril, y de 1.600 blogs participantes, nuestro objetivo es quedar entre el 3.200 y el 5.800.

        Os dejamos el enlace para que podáis votar. Mil Gracias y muchos Miaus.

                                               ¿Cómo quieres que cuente estrellas?

Perfectos desconocidos (2017)



         “Perfectos desconocidos” (2017), película de Alex de la Iglesia basada, al parecer, en una cinta original italiana que recaudó millones en su día. La trama: Siete amigos, que para mí no pegan ni con cola (un cirujano plástico, un taxista, un maestro interino, una psicóloga…), quedan en casa de una de las parejas, en pleno eclipse rojo de luna.


         Entre chiste fácil y tirones viscerales, quedan en realizar un peligroso juego: Dejar todos los móviles encima de la mesa, y contestar públicamente, con altavoz, a todos los mensajes y llamadas entrantes… Y, claro, pronto, la cosa se pone fea, ya que el móvil se ha convertido en ese terrible baúl lleno de secretos, que muchas veces, es mejor no ventilar… 

           Entretenida, para pasar el rato y evadirte un poco de la Declaración de la Renta que hay que hacerla este próximo mes...

domingo, 25 de marzo de 2018

The Square (2017)




        Con “The Square” (2017) me he reído muchísimo. Ha sido inevitable pegarme la risotada un par de veces. ¿Por qué? Por qué me ha recordado mucho, a través de sus gags, a la serie “Museo Coconut” (2010) y los delirios de los trabajadores y visitantes de un Museo de Arte Contemporáneo. Aunque también tiene algo de la francesa “13.99 euros” (2007), en lo referido al mundo de los publicistas, pero sin pasarse con el tema de las drogas, como en aquella cinta de la os hablaba hace unos meses.

        ¿Qué es “The Square”? Pues es una obra de arte. Es una obra de arte presentada en un museo de arte contemporáneo de Estocolmo. Al que siempre van los mismos curiosos, los mismos entendidos, los amigos del vinito y el pincho en la presentación de la exposición de turno (Por Atenea, que recuerdos, la de veces que me he visto reflejado en algunas de estas cosas).

        La obra hay que publicitarla, y aquí es cuando empiezan los problemas para el museo, por culpa de esa publicidad precisamente…

        ¿La recomiendo? Descaradamente sí. La he disfrutado mucho. La única pega que le pongo es su excesivo metraje, le sobra media hora tranquilamente, pero no por ello deja de ser una película con un sentido del humor fino y agudo, una sátira que refleja muy bien el mundillo del arte en cuestión…

sábado, 24 de marzo de 2018

Diamantes negros (2013)




        El tema que se cuenta, que se narra en “Diamantes negros” (producción hispano-portuguesa, 2013), nunca me lo había planteado. La verdad es que nunca me había podido imaginar que alguien traficara, o tratara, con estos asuntos tan en boga, tan en primera línea, como son los fichajes en el mundo del fútbol base, con chicos de países del Tercer Mundo, con sus sueños y sus necesidades, y como llegan engañados a España, o a otro país, para ver como sus esperanzas se destrozan y sus vidas se quiebran irremediablemente.


        Moussa y Amadou son dos chicos que juegan al fútbol en Mali. Un día cualquiera, un tipo se fija en ellos. Se presenta como un observador, o captador, de nuestras estrellas del fútbol. Pronto, jugando con la ilusión de los chavales (que apenas tienen 16 años), los lleva engañados a Madrid, sacrificando las familias de ambos todo lo que tienen para que puedan realizar el viaje.


Una vez en Madrid, los chicos y su fútbol no encajan, y comienzan a correr, cada uno por separado, diversa suerte, pero ninguna buena...


        La película me ha impactado, por su puesta en escena y por su cruda realidad. Lo primero que he pensado es, en lo afortunados que son mis alumnos que viven ajenos a este tipo de realidades, que muchas veces intento explicarles en clase vanamente. Ciertamente es una película de lo más recomendable, a mí me ha conmovido, y supongo que lo que refleja no será, ni siquiera, la punta del iceberg, como suele suceder en estos casos.