En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

martes, 13 de noviembre de 2018

Tragedias griegas (2007) Varios autores



        Hace ya algunos años que compré varios libros de la colección 451, de 451editores, que me parecen bastante interesantes ya que intentan emular, siguiendo el título, y con autores actuales, un tema muy concreto, como los artículos de Larra, o El lazarillo de Tormes, de los cuales ya os hablé por aquí hace unos pocos años…

       Esta vez me he leído “Tragedias griegas” (2007), un nuevo remake de aquellas tragedias inevitables, dirigidas por varios autores, seis en total, adaptadas a nuestro tiempo. Desde un Prometeo que aparece en un ala de psiquiatría, hasta una Tebas futurista habitada por androides revolucionarios.

      Son relatos de pocas páginas, simpáticos muchos de ellos, escritos con inteligencia e ingenio… Y no están nada mal.

sábado, 10 de noviembre de 2018

El otro mar (Astiberri, 2013) Alfonso Zapico



       La historia del conquistador extremeño Vasco Núñez de Balboa (Jerez de los Caballeros 1475-1519) es de las más interesantes de las de aquellos hombres que cruzaron el Atlántico buscando fama, honor, gloria, tierras y oro… Sobre todo, oro.

      Hace unos años (2013), se editó un álbum de cromos, que a fecha de hoy es muy cotizado entre los coleccionistas, pero este, que yo sepa, es el único cómic dedicado a su vida que yo conozca.

        En “El otro mar” (Astiberri, 2013), de Alfonso Zapico, nos encontramos a Vasco Núñez de Balboa contando su propia vida. Primero como soldado de la expedición de Rodrigo de Bastidas, después como polizón en un barco, donde llegó a destituir en Darién al propio mando de la expedición (Enciso), y más tarde al Gobernador de Veragua (Nicuesa), para, posteriormente, adentrarse en la selva panameña, en busca del Mar. De un nuevo mar del que le hablaban todos los indios…
Jerez de los Caballeros

        Detenido por Pizarro, Balboa fue ejecutado (tempranamente) en Acla (Panamá), dando fin a una vida que podría haberle llevado a nuevas aventuras. Este cómic es un gran tributo a una hazaña, y a un personaje, poco conocido.

Sueños de Bunker Hill (edición en castellano 2002, Anagrama)



        Para mí, John Fante, y su alter ego, Arturo Bandini, son unos viejos conocidos. “Sueños de Bunker Hill” (Anagrama, 2002) no es el primer libro que me leo de él, aunque si es verdad que no le he dedicado el tiempo y la atención que se merece, en el blog. Hace un tiempo, escribí sobre “Espera a la primavera, Bandini”, pero no le dediqué unas líneas a “Llenos de vida” o a “La hermandad de la uva”, que son, en mi opinión, unas auténticas obras maestras del realismo norteamericano.

       Cuando leo a Fante, me siento más identificado con él, ya a estas edades, que con el escritor que me llevó hasta Bandini (Fante), Charles Bukowsky. A Bukowsky lo leía con catorce años, y quería ser como él, como Henry Chinaski. Cuando llevaba devorada la mitad de la bibliografía, publicada en castellano, de Bukowsky, poemas incluidos, descubría a Fante. Una literatura sencilla, directa, libre de adornos barrocos y real como una hostia. Sin florituras.

       En “Sueños de Bunker Hill”, nos encontramos a Bandini, medio arruinado, en busca de su sueño de convertirse en un gran escritor en Los Ángeles. Ha dejado atrás la provinciana Colorado, y sus sueños comienzan a chocarse con la realidad de puertas que se cierran, gente falsa, trabajos que no cuajan y desamores a raudales.


      Es un libro cortito, pero esclarecedor. Lo soltó, ciego, a su mujer, que fue copiando palabra por palabra, un año antes de que Fante falleciera. Otra de sus maravillas. Refleja muy bien la hipócrita sociedad norteamericana de la postguerra, el mundo de Hollywood y los guionistas y productores. Os lo recomiendo.

-         Quizá. ¿En qué está pensando?
-         Necesito un corrector de estilo.
Los gatos olían a rayos.
-         No creo que pueda aceptarlo.
-         ¿Lo dice por los gatos? Me encargaré de eso.


viernes, 9 de noviembre de 2018

La vuelta al mundo de un forro polar rojo (Siruela, 2008) Wolfgang Korn



           Este librito no lo conocía, hasta que este año se lo mandamos como libro de lectura obligatoria a los Terceros (el año pasado también lo leyeron). Y, he de reconocer, que me ha encantado. Me ha enganchado mucho la pequeña historia de la gran globalización en la que se ha convertido el planeta entero. Como todo está conectado y vivimos sin apenas darnos cuenta de ello.


          Wolfgang Korn ve por televisión a un inmigrante llegar en patera a una costa de las Islas Canarias. Viste un forro polar rojo, y cree, al verlo, que ese forro polar una vez le perteneció.

           Entonces, teje toda la trayectoria de aquella prenda, desde su fabricación, hasta el final de sus días. Pasando por las vidas de los que fabrican el forro, los que comercian con él, pasando por el transporte, y, finalmente, el consumidor.

         “La vuelta al mundo de un forro polar rojo” (Siruela, 2008) es un libro para jóvenes, pero… Pero es imprescindible leerlo. La mar de interesante: Ameno, didáctico y educativo.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Castlevania (2017-2018)



         La de veces que jugué al Castlevania (de Konami), en los salones recreativos (hace treinta años), y la de horas muertas que comentamos lo difícil que era el puñetero juego. Se nos pasaban las tardes viendo las demos de “Insert coin”, entre zombies, vampiros, murciélagos y seres de ultratumba en escenarios horripilantes, donde íbamos armados con un látigo, fustigando a todo bicho que se movía.


        ¿Cómo no iba a engancharme a la serie de Netflix? Era cuestión de tiempo. Tanto ha sido así, que, la primera temporada, y la mitad de la segunda, me la he tragado en una tarde y estoy deseando ver lo que me queda.

        ¿De qué va Castlevania? De un país imaginario, Wallachia, de una Europa del este que nunca existió, en pleno S. XV. Donde la magia, el cristianismo y los seres de ultratumba conviven como si tal cosa. Un buen día, la esposa del mítico Drácula es quemada por bruja (en realidad, ella se consideraba médico) por unos simpáticos sacerdotes comandados por el Obispo. Drácula jura venganza. Al año de su muerte, regresará con un ejército diabólico y acabará con el país entero.

        Al año, cumple lo prometido y comienza a arrasar con todo. Solo un pequeño grupo de héroes, comandados por el ultimo integrante de la Casa Belmont (Trevor Belmont, cazador de monstruos), puede hacerles frente. Pronto, a Trevor, se le une Sypha (una maga) y Adrian (el mismísimo hijo de Drácula), en su lucha contra el Mal.


        La serie engancha desde el principio. A mi me ha gustado, y espero que haya una tercera temporada. Ya me diréis que os ha parecido.

domingo, 4 de noviembre de 2018

Oso Polar (2017)



        En “Oso Polar” (2017) tenemos a Heriberto. Un exseminarista, apocopado, enganchado al teléfono móvil, serio y homosexual, que busca reunirse con sus antiguos compañeros de Primaria, que celebran, de vez en cuando, fiestas y reuniones, a las que él nunca ha asistido. Antes de ir, debe recoger, en un destartalado Ford del 82 herencia de su madre, a dos antiguos compañeros: Trujillo, eterno inmaduro, un capullo de manual. Y, Flor, madre soltera, adicta al alcohol y atractiva a rabiar.

          En el viaje, deben atravesar México D.F, de lado a lado, que yo me la imagino, más o menos, como toda la provincia de Badajoz, pues al parecer, tal misión les llevará algunas horas. Por lo que la cinta se convierte en un “Road Movie” interesante, donde a Heriberto le recuerdan todas las vejaciones, insultos y malos modos que tuvo que aguantar siendo niño, y que muchas de ellas, él, mismamente, ya había olvidado.

         Lo que prometía ser una buena oportunidad para reunirse con “amigos” y compañeros, hará que Heriberto vaya cambiando, poco a poco, en este trayecto, recordando cosas de su pasado, y viéndose envuelto en situaciones en las que no va a querer estar.

         “Oso Polar” es una película que, ciertamente, me ha gustado mucho. Me ha enganchado bastante. Estudia muy bien las relaciones entre unos personajes bien definidos, con una base creíble, y que llevan a un final sorprendente, o quizás no tanto. Y toda esa narración se apoya, por lo visto, en la utilización de un teléfono móvil. Interesante, la recomiendo.

Los Vengadores: El viejo orden cambió (Tomo integral, 2017)



         Hay mucha gente que cree que el primer equipo de héroes Marvel (Timely) fue el de “Los Vengadores”, pero yo, creo recordar que fue el de los “Cuatro Fantásticos”.


        El equipo original de Los Vengadores se retrasó algún tiempo, a pesar de que, en DC Cómics, la competencia directa, ya había nacido La Liga de la Justicia, hasta por lo menos 1964, por la razón de que, cada personaje que integraría a Los vengadores, ya tenía su propia línea de cómics independiente.

       El primer equipo, conformado por Iron Man, Thor, La Avispa, Hulk y El Hombre Hormiga, pronto dejaría paso a un extraño cuarteto, no del todo bien avenido, conformado por el Capitán América, y tres exvillanos, de los que la sociedad desconfiaba: Ojo de Halcón (creado por Don Heck en 1964, casualmente) que comenzó siendo, por error, un villano a las órdenes de La Viuda Negra, y que se enfrentó a Iron Man en un principio (yo debo tener por ahí, en algún lugar, un cómic de John Romita, donde también se enfrenta a Spiderman después de cometer un robo para La Viuda Negra), y los hermanos Maximoff, Mercurio y La Bruja Escarlata, antiguos integrantes (peones, según ellos), de la Hermandad de Mutantes Diabólicos, que fue fácilmente derrotada por El Extraño (que, por cierto, secuestró durante un tiempo a Magneto y al Sapo).

       Corría el año 1965, y los enfrentamientos entre Ojo de Halcón (cuyo ego intenta contrarrestar su falta de poderes y ser el miembro más débil del grupo) con el Capi, y el rechazo de la sociedad y de los Medios a los hijos de Magneto hacen que el grupo no esté demasiado unido. Pronto, se enfrentan a Los Cuatro Terribles (Mago, Trampero, Medusa y El Hombre de Arena), que vienen de derrotar a los 4F, y al propio El Extraño, en su intento de secuestrar a un personaje, Créssida, en Tailandia, que no es lo que aparenta…

       Un cómic para recordar viejos tiempos. A mi me ha encantado disfrutarlo otra vez en este tomo integral.

Las guardianas (2017)



         Con “Las guardianas” (2017), después de casi dos horas y cuarto de visionado, me he quedado un tanto defraudado. La sinopsis de la película me pareció interesante desde el primer minuto: Primera Guerra Mundial (1915), una granja francesa, que, a falta de hombres, deben llevar las mujeres. Cosechar, organizar, recoger… Un trabajo titánico al que, una familia cuyos hijos están en el frente, debe hacer frente contratando a una chica todoterreno, ya que la hija del matrimonio (de los dueños de la granja) no colabora.

        Fotografía espectacular (la música no me ha convencido del todo), la chica encuentra un sitio en la vida, el cuadro de la granja con sus mujeres trabajando de sol a sol, un punto de inflexión en sus vidas, en la Historia de Francia… Sí, pero… No me ha aportado más, y, sinceramente, creo que le sobran cuarenta minutos de metraje sin pestañear. La dejo a vuestra elección.

Heroínas secretas de la Historia de España (Penguin Random House, 2018) Juan de Aragón



         Maravillado con mi primera experiencia lectora con Juan de Aragón, conocido como “El Fisgón Histórico”, a través del cómic “Alonso de Contreras. Soldado de los Tercios” (editado por Desperta Ferro, 2018), y atraído por el sugerente título, me he agenciado esta nueva maravilla: “Heroínas secretas de la Historia de España” (editado por Penguin Random House, 2018), que lleva tres ediciones en cinco meses.


       Y, la verdad sea dicha. No me extraña que lleve tres ediciones en cinco meses, y las que vendrán. En primer lugar, porque es un título que se venía echando de menos en las estanterías. En segundo lugar, por su carácter didáctico, que hace además de la fascinante Historia de estas grandes mujeres, una lectura amena, y, diría imprescindible.

        Como dice el autor, no están todas las que fueron, o las que son, pero ha escogido sabiamente, haciendo una breve catalogación en “Mujeres en la conquista de América”, “Mujeres guerreras y aventureras”, “Mujeres intelectuales e ilustradas”, “Mujeres artistas” y “Mujeres poderosas”. La presentación, fantástica. Bien narrado, resumido, con gran número de viñetas, aquí tenemos un libro para todos los públicos. Me ha encantado, y espero leer algo más de “El Fisgón Histórico”.

sábado, 3 de noviembre de 2018

Retrotopía (Paidós, 2017) Zygmunt Bauman



         Hace poco más de un año, me leí (estando en la piscina), “Extraños llamando a la puerta” (2016), en la que el fallecido filosofo polaco reflexionaba (en un librito que se lee muy bien, con celeridad y claridad) sobre las migraciones en una etapa convulsa, en Europa, en la que el autor pedía meditación y reflexión. Bauman, por suerte, se ha perdido la caravana hondureña que se dirige hacia los Estados Unidos, y que, seguramente, le hubiera valido otra nueva reflexión, con disgusto mediante. Ya entonces, aunque no estaba de acuerdo con muchas de las ideas, y pensamientos, de Bauman, vaticiné que leería algo más de él.

        La oportunidad me ha llegado esta semana, con “Retrotopía” (Paidós, 2017), su obra póstuma, cortita igualmente, donde la reflexión gira en torno al hombre actual. Retrotopía es, según el autor, “mundos ideales ubicados en un pasado perdido/robado/abandonado que, aún así, se ha resistido a morir…” He de reconocer que, la definición, me encantó cuando la encaré. ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor? Nos inclinamos, cada vez más a menudo, a afirmarlo. Yo mismo, en mis clases de Geografía, me enfrento a preguntas y reflexiones, por parte de mi alumnado, que asiste impávido (no se lo creen, hasta que no lo ven) a las cifras y augurios, a los datos, de un planeta que se muere, y que les va a tocar a ellos ser los protagonistas de un par de grados más de temperatura, de asistir al final del Ártico y del Antártico, y posiblemente, de la emisión de varios Gran Hermanos más en TeleCinco, que es lo más preocupante quizás. Ya que es la prueba, fehaciente, de que alguien, les toma por tontos.

       Así, pues, Bauman reflexiona, recapacita, sobre la tendencia a la vuelta de algunos pasados por parte de una sociedad globalizada, que tiene los medios tecnológicos a su alcance para lograr grandes cosas, pero que se está encasillando en pasados un tanto oscuros. Reflexiona sobre la vuelta a Hobbes (1588-1679) y a su idea del Leviatán. ¿Está la sociedad sojuzgándose a un poder superior, llamado Estado o Empresa o Economía mientras revisa su cuenta de Twitter?, ¿Vuelve un neoconservadurismo?, ¿Echamos de menos las tribus?, ¿Triunfan los nacionalismos periféricos? (aquí cita los movimientos secesionistas de Padania en Italia, pero el catalán, el vasco o el escocés también, supongo, estarían en la mente de Bauman, que tampoco vivió para conocer el 1 de octubre de 2017), ¿Somos la sociedad más desigual de todos los tiempos?

        Me gusta el planteamiento de las diferentes cuestiones que se presentan en el libro. El mundo gira muy rápido, y es una lástima, como os digo, que Bauman se haya perdido algunos de los acontecimientos ocurridos en los dos últimos años. Supongo que ellos le hubieran hecho ser más pesimista, ya que aboga (junto al Papa Francisco), por el “dialogo”, y creo que, en los tiempos que corre, ese dialogo no existe hasta la fecha. No coincido con él, personalmente, en la demonización del individualismo. La gente tiende a estar sola en una sociedad cada vez más fría y visceral, pero no creo que el carácter individual de algunas personas sea la competitividad a la que hace mención, y producto de una sociedad desmembrada a pasos agigantados. Hay personas que son felices, estando solas. Curiosa la reflexión sobre el Amor, antes se decía “mi amor, o mi esposo… Ahora, mi compañero”, lo cual demuestra lo poco que ya se van a aguantando las nuevas generaciones, muy apoyadas en el sexo, en lo fugaz, más que en relaciones estables … Sigue habiendo de todo, como en botica, y más en los ámbitos rurales en los que yo me muevo.

       En fin. Resumiendo, me ha gustado leer, nuevamente a Bauman, aunque no comparta todas sus ideas, pero ahí radica la gracia… En mantener un dialogo fluido, sincero y cordial.

           P.D. Pienso incorporar "Retrotopía" a mi vocabulario.

viernes, 2 de noviembre de 2018

Thelma (2017)



       “Thelma” (2017) podría ser el inicio de una serie de películas noruegas de superhéroes, pero me temo, que, afortunadamente, no se trata de eso… Pero, podría… (sonrisita maliciosa)


        La película ya comienza con una escena impactante. Un padre y su bella hija rubia, se encuentran con una cierva. El padre apunta a la cierva, mientras la niña no le quita ojo al animal, y aprovechando su mirada perdida, el padre cambia el objetivo, de cierva a cabeza de niña.

        Años más tarde, nos encontramos a una misma Thelma, ya universitaria y muy cristiana ella, enamorándose perdidamente de una compañera de facultad. Thelma tiene poderes que expresa, a veces, a través de unos ataques epilépticos que dejan a los médicos con el culo torcido, ya que no le encuentran explicación ninguna.

        La chica tiene muchos traumas atados en su interior, muchos deseos reprimidos, y aquí entra en escena el simbolismo de ciertas partes de la cinta. Poco a poco, Thelma va desarrollando cada vez más sus poderes, y sus padres le cuentan el inicio de los mismos. Llegado el momento, Thelma decidirá cortar nudos (Dios, su padre…), superar traumas, y ser ella misma, para lo cual, tomará algunas decisiones…

        Como digo, llena de simbolismo, a mi es una película que me ha tenido muy enganchado. Quizás deba visionarla nuevamente, más que nada, para captar algunas cosas que no he llegado a captar, plenamente, a la primera. La recomiendo.

jueves, 1 de noviembre de 2018

Historias de fantasmas (2017)



        “Historias de fantasmas” (2017) es la película ideal para ver una tarde de domingo, café y galletas mediante. No es una película que me haya entusiasmado, de hecho, los quince últimos minutos me han decepcionado bastante y me han recordado, en cierta medida a “Shutter Island” (2010), que a su vez, es un calco de “Los renglones torcidos de Dios” (1979), de Torcuato Luca de Tena, lo mire por donde lo mire.

        En esta película, nos encontramos al Profesor Goodman, británico judío que desenmascara a todo médium que se le cruce por el camino, emulando a su ídolo televisivo (y desaparecido) Charles Cameron.

         Un día, Cameron, se pone en contacto con él, para que intente buscarle explicación a tres casos que él no llegó nunca a resolver. A partir de aquí, me ha gustado el tema al recordarme a las míticas “Historias de la Cripta”. La primera historia es un clasicazo de edificio antiguo, oscuro, abandonado, poblado por fantasmas. La segunda versa sobre un chico que atropella a una extraña criatura en la carretera que atraviesa un bosque. Pero, en la tercera, la cosa se tuerce. La historia final es sobre un banquero retirado al que se le aparece el espectro (con bastante mal aspecto) de su difunta mujer y de su horripilante bebé. Esta historia, engancha con el epilogo final, que no os voy a contar, y, en mi opinión, se carga la que podría haber sido una buena película, que, en este caso, no pasa de entretenida, con un Martin Freeman (eso sí) que se sale, como siempre suele hacer, brillando con una luz propia.

         Ya me contareis que opinión tenéis de ella. Mientras espero, me voy a poner otro cafelito…