En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 2 de julio de 2017

Pelé, el nacimiento de una leyenda (2016)


        “Pelé” es uno de los futbolistas mundiales más conocidos, uno de los grandes de todos los tiempos. Uno de los seis o siete grandes, supongo, junto con Cruyff, Di Stefano, Lev Yashin, Messi o Cristiano Ronaldo, por decir algunos…


        En “Pelé, el nacimiento de una leyenda” (2016) vemos parte de la vida de este gran futbolista (la película viene con un saco de premios). Digo parte, porque, sin querer entrar en polémicas futboleras, la historia de Pelé no es exactamente como lo explican en este biopic norteamericano, rodado en inglés (hay carteles y situaciones en la película que deberían estar en portugués, no en inglés), y con ciertas dosis de crítica social, sobre todo la primera media hora, que es, posiblemente, lo que más me ha gustado de la cinta: La situación de los niños, los trabajos precarios, la pobreza, los contrastes sociales, el nacimiento de las favelas…


        El propio Pelé está en la producción de la película, y debe saber… Sabe perfectamente, que la película está edulcorada bastante, pero eso no le quita un ápice de entretenimiento, la hace hasta épica. En la película lo vemos superar desde que apenas era un chaval descalzo, todos los obstáculos que se ponen por el camino, hasta llegar al Mundial del 58, donde parece que fue Pelé, y sólo él, el que ganó el Mundial solito.



        Escenas a los “Benji-Oliver”, un mítico nacimiento del ginga brasileiro (parece como si los brasileiros hubieran inventado el fútbol), cierto “tufillo” hacia los europeos (los suecos aparecen como unos prepotentes), con un solo personaje femenino en toda la cinta, con unos malos malvadísimos (el entrenador Feola y el jugador Altafini, me gusta pensar, no eran así… “O Rei” tiene una memoria un tanto distorsionada me parece a mí…) y unos buenazos de campeonato… Película entretenida, muy del estilo Disney, de superarse, pero… ¿Fue así, realmente fue así?

No hay comentarios: