En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

sábado, 22 de julio de 2017

Un gato callejero llamado Bob. La película y el libro.


        Reconozco que “Un gato callejero llamado Bob” (2016) es una de las películas que más me gustó del año pasado, y sin embargo, no hice ninguna entrada sobre dicha película, por falta de tiempo fundamentalmente.


        La historia de un adicto a las drogas, James Bowen, que sale del hoyo gracias a la ayuda de un gato anaranjado, que un buen día se encuentra en la calle, Bob, me dejó patidifuso. Los amantes de los gatos no estamos acostumbrados a que se publique mucho sobre ellos. Estamos acostumbrados a verlos hacer cosas graciosas en vídeos en YouTube, en Facebook… Pero no a este tipo de historias que te llegan.


        Así que para resarcir el error. Mi entrada será doble. Por un lado, no me voy a meter en la película, pero si os la voy a recomendar. Ya que merece la pena para ver al propio protagonista de esta fascinante historia, Bob, que hace de sí mismo en la cinta, y en la que James Bowen hace un propio cameo. Es una película que hemos visto en clase a lo largo del pasado curso, junto a “Siempre a tu lado, Hachiko” (2009), porque me gusta utilizar como un tema transversal en mis aulas el tema del amor por los animales (aunque no sea oficial). Dentro del Cine Social al que los tengo acostumbrados, vemos diversos temas: Crisis, conflictos familiares, sociales, políticos, racismo… Procuro tocar todas las cuerdas aunque es difícil. Este año me apoyé en un perro (Hachiko) y en un gato (Bob) para intentar llegar a los alumnos.


        Alguno no os lo vais a creer, pero no todos los chicos tienen ese amor por los animales como uno ya presupone que traen de fábrica. Muchos creen que perros y gatos, por poneros un ejemplo, son meras mascotas que se chupan una pata de vez en cuando. Obras como esta, escasas, ayudan en algo a ir cambiando percepciones y puntos de vista.


        El libro “Un gato callejero llamado Bob” (2013, edición en castellano) publicado por James Bowen tiene poco que ver con la película. Las dos historias, la de la película y la del libro, son francamente admirables, pero “el gato al agua”, como no, se lo lleva el libro, una vez más.


        James Bowen, es un joven drogadicto, que se ha malcriado entre Australia e Inglaterra, sin prácticamente ningún referente parental. Viviendo en las calles de Londres, intenta salir de su enganche a la metadona, y se gana la vida tocando la guitarra por el Centro de la ciudad y vendiendo revistas. Un día, Bob, un gato naranja, malherido, aparece en su vida, y aunque James es receloso de entablar cualquier tipo de vínculo con él, la magia del gato le atrapará, y hará que James cambie su vida…
      (Un video de YouTube, de hace unos meses, de James y Bob)

        
        Lo dicho, recomiendo tanto la película como el libro (en la página final del libro, Bowen reconoce "ayuda" para escribirlo, lo cual le honra por su sinceridad), las dos me parecen auténticas, pequeñas joyitas. A mí, francamente, me han gustado, y me ha llegado mucho esta historia de James y Bob, que espero estén muchos años juntos.

No hay comentarios: