En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 1 de enero de 2017

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares (2016)



      Debo reconocer que cuando hablo de Tim Burton, de su cine, no soy imparcial. Es un tipo de cine que me gusta, de siempre, me gusta su estética, su manera de contar historias y como transmite cosas.


      Hay gente que me dice que es muy repetitivo en sus planteamientos. No lo sé, pudiera ser, pero yo sigo viéndolo muy original y refrescante. Tendrá sus fallos, claro está (en las dos partes de “Alicia” y en “Sombras Tenebrosas” le cayó de todo), y algunas de sus películas pueden parecer demasiado raras para ser entendidas o narradas, pero lo sigo considerando un buen director.

       El caso que hoy os traigo es “El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares” (2016). Una película que ha doblado en beneficios lo que costó, y basada en un libro que reconozco no haber leído. He de reconocer que viéndola, he llegado a pensar, esta es la versión “X-Men” de Tim Burton. Es decir, como rodaría Tim Burton la famosa academia de mutantes dirigida por el profesor Charles Xavier, pero dentro de una estética gótica-steampunk.

       No es en lo único que me ha recordado a una película. Hay escenas que me han recordado a “La princesa prometida” (el abuelo cuenta cuentos), “Titanic” (tenemos barco sumergido en la película) y a “Big Fish” ligeramente, en la relación padre-hijo, “Jasón y los argonautas” (mítica batalla de esqueletos guerreros), ligeramente a “El laberinto del fauno” (salen unos tipos sin ojos y con una buena ristra de colmillos), y alguna más que se me escapa…

       Pero, ¿De qué va la película? Cierto, no lo he comentado hasta el quinto párrafo: Jacob es un joven reponedor de Florida, tiene dieciséis años. Llega a casa justo a tiempo para ver como su abuelo es asesinado. Su abuelo, un tipo muy especial que le contaba historias sobre Niños Extraordinarios o peculiares, es el que le da la pista para encontrar a Miss Peregrine y poder resolver el misterio que se cernía sobre él. Viajará hasta Gales, para conocer a Mis Peregrine y a los niños, atrapados en un bucle temporal (si, como “Atrapado en el tiempo” pero sin marmota), y con la ayuda de ellos, tendrá que luchar contra los malvados peculiares liderados por un tal Barton, que es Samuel L.Jackson, obsesionados por comerse los ojos del personal como el que come olivas.


       En mi opinión es una película entretenida. No es de las mejores de Burton, sin duda alguna, pero se deja ver.

No hay comentarios: