En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 30 de abril de 2017

Animales nocturnos (2016)


      Susan es una mujer que vive en un mundo bastante elitista: Dinero, arte, coches y mayordomos, sofisticación… Un día, recibe un libro de Edward, su primer marido, que le pide que lo lea. Susan lo hace, metiéndose en el libro de lleno, padece de insomnio, como buen “animal nocturno”.


      No dormir le afecta bastante, sobre todo porque hay momentos en que la propia mente le traiciona, y ve cosas donde no las hay, y por otro lado, el enigmático Edward le ha hecho un regalo bastante envenenado. Susan ve, poco a poco, aunque ya lo sospecha desde que la conocemos, que tiene un gran nivel de vida, pero que no es feliz con su vida, su marido, ni con quien es ni lo que hace.


       El libro comienza poco a poco a tener más importancia, incluso, que la historia principal. ¿Es el libro la historia principal o no, es la historia de Susan o es esta? Susan le dedica las noches a su lectura, enganchada en una historia que cada vez le afecta más. La realidad y la ficción se mezclan más que un cubata.



       Perturbadora, muy visual, “Animales nocturnos” es una película muy bien planteada, muy bien narrada, con mucha fuerza, dinámica, y francamente recomendable. Enfocada magistralmente, en mi opinión, es una de las mejores películas que he visto últimamente. La fotografía es espectacular, casi publicitaria, en ocasiones. Os la recomiendo.

No hay comentarios: