En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

sábado, 6 de agosto de 2016

Ahora, Sin Gluten

    
(Esta es parte de mi primera compra Sin Gluten. A la vejez, celiaco, lo que me faltaba)

    La verdad es que no estoy llevando un buen verano en cuanto al sistema digestivo se refiere. Llevo justos diez años con problemas estomacales. Los dos o tres que quedan por aquí, desde que comencé el blog, más o  menos por esa fecha, lo recordarán.

      Aparte de contar las historias de mí amado, y ya desaparecido, Michel IV de Gato, que pocos ya conocen (y es una pena, porque eran muy amenas y divertidas, y está mal que yo lo diga), siempre me quejaba del Colón Irritable. Micho I de Gato, no te pongas celoso.

       En las Oposiciones de 2006, verano caluroso como este, empecé a sufrir los primeros efectos. Retortijones, gases, diarreas, malestar, tripa como la de una embarazada de nueve meses, y algún dolor esporádico en el lado derecho del abdomen… Había veces que no me entraba nada dentro del estómago antes de las once de la mañana. Y de beber cerveza a destajo, a no poder ni olerla. Después de varias visitas, con analíticas y alguna prueba de heces por medio (creo recordar) mi médico llegó a la conclusión de que era C.Irritable, debido a la somatización de la Oposición. Así, tal cual. Y así fueron pasando los años, y yo seguí trabajando, viviendo, y sufriendo esa “somatización” que me hacía ir a la consulta médica para nada. Para que me pusieran las manos en el abdomen y me dijeran: Estas pasando una mala época en tu vida y eso te afecta a las tripas. O mejor aún: Eres hipocondriaco perdido (en mi ficha médica así se asegura, de hecho, porque un médico privado me lo confesó en su día). Dietas blandas, pastillas, Tai Chi, Tiro con Arco, yo qué sé la de cosas que habré hecho para intentar sentirme mejor…

       Pendiente de una rectosismoscopia aún, de la cual no tengo cita (llevo un mes y medio esperando). Este verano he tenido momentos en los que, directamente, pensaba que me iba para el otro barrio. Después de diez años, y con todos los análisis y pruebas negativos,  una médico me recomienda que actúe como un celiaco, y que directamente, pruebe durante un mes a hacer la Dieta Sin Gluten (nunca me ha dado positivo ninguna prueba relacionada con la celiaquía ni con la intolerancia a la lactosa). Y, con la desesperación del que ya no tiene nada que perder, llevo tres días y ciento veinte euros gastados en diversos productos de alimentación. Esto va a ser caro.

        Lo primero que he hecho ha sido meterme en internet. Para mi sorpresa, he descubierto empresas que tienen bastante productos (casi todos muy repetitivos), que te los mandan incluso a casa (lo malo son los gastos de envío). De chiripa me he encontrado con una web (quebox) que me ha parecido interesante: Te mandan una caja de productos sin gluten y sin lactosa, bimensualmente, por veinte leuros. Me he dado de alta inmediatamente.

Consulté Carrefour y Mercadona y he visto que tienen bastante variedad, todo muy caro, pero hay para elegir. Lidl apenas tiene cuatro cosas, una pena. Y DIA, he consultado directamente, y tampoco es que tengan mucho, pero prometen ir trayendo.

        Como ya estoy muy harto de pruebas, y tengo muy claro que el sistema digestivo será lo que me lleve a la tumba, mucho más pronto que tarde, lo tengo asumido, no me cuesta realizar esta dieta del mes Sin Gluten. Como la cosa siga igual, habrá que fastidiarse, y no será cosa del Gluten… Como de aquí a un mes esté mejor (algo que sinceramente dudo), lo ideal sería decirle cuatro cosas a la cara de algunos médicos que me han tratado estos últimos diez años…

        En fin, ya os iré contando, contadores de estrellas, a los cuatro que quedáis por aquí…


No hay comentarios: