En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 5 de noviembre de 2017

Good Bye Berlín (2016)


         No tengo muy claro porque la película se llama “Good Bye Berlín” (2016), cuando su título original en alemán es “Tschick”, y que, ciertamente, le viene mucho mejor…


         La historia gira en torno a Maik, un chico de catorce años, que es ignorado sistemáticamente por todos. Su madre, alcohólica pérdida, ingresa en un centro de rehabilitación durante las vacaciones veraniegas. Y su padre, se va a un viaje presuntamente de negocios con una guapísima secretaria.


         Estando solo en la piscina familiar, aparece Tschick, un compañero de clase, con un coche robado. Es asiático, ruso, asocial, y tiene según él sangre por sus venas de la mitad de Europa Oriental. Y juntos comienzan un loquísimo viaje por todas partes, y por ninguna, donde se descubrirán, se reirán y pasarán mil aventuras… La película es del tipo “Road trip”. No es una más, porque si lo fuera, ni me habría molestado en dedicarle unas pocas líneas, pero simplemente por conocer a Tschick, personaje más interesante que Maik (el protagonista), merece la pena.

No hay comentarios: