En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 2 de octubre de 2016

Calle del Norte


       "Calle del Norte" es una interesante novela gráfica. Tiene sus diez añitos, pero no por ello deja de estar de rabiosa actualidad. De la mano de Josep Maria Cazares y Miguel Àngel Bergés, nos adentramos en la Calle del Norte, una zona de Lérida habitada por gran número de magrebíes, argelinos... Musulmanes, que, poco a poco, se fueron asentando en esa zona de la ciudad.
      En esa calle, hay dos vecinos cuyas vidas están más enlazadas de lo que sospechan. Uno es Ludovico, que es un eterno aspirante a escritor, obsesionado con la vida de Andrés Laguna, un médico y humanista español del S.XVI que se recorrió media Europa, cuando aquello era un polvorín, a punto de estallar, entre católicos y protestantes, y con la amenaza turca en las mismas puertas de Europa. Retrogrado y solitario. Ludovico está peor que una cabra, mentalmente hablando. 

      Nawal es una joven marroquí que ha emigrado a España (Lérida todavía es España en los momentos en que escribo estas líneas. El Libertador Puigdemont ha prometido la Libertad para la Catalunya oprimida por el fascismo espanyolista en el plazo de un año, veremos como acaba la cosa...) en busca de trabajo y de una nueva vida.

      Sin sospecharlo, la vida de ambos está muy unida, tiene unos vínculos en común. La novela gráfica, en blanco y negro, nos muestra el pensamiento de Andrés Laguna, los acontecimientos y guerras contra Marruecos, la suerte echada del Rif y sus gentes... Es una obra, repito, muy interesante y reflexiva y merece la pena echarle un vistazo. Tiene el Premio Lleida de Narrativa 2007, y creo que merecidamente.

     P.D: Está a la venta por 18 leuros en Internete, pero yo me la agencié este verano en Matalascañas por 4 leuros. Suertudo.

No hay comentarios: