En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

lunes, 7 de agosto de 2017

El ladrón de palabras (2012)


        Me habían hablado, por aquí y por allí, de “El ladrón de palabras” (2012), una película que ya tiene sus añitos, y que reunía a una serie de interesantes actores en una misma película. A saber: Jeremy Irons, Dennis Quaid, Bradley Cooper y Zoe Saldana (a la que sigo muy especialmente desde la serie “Westworld”)


        “El ladrón de palabras” se presenta como un intrincado edificio narrativo de tres pisos, que conecta con hilos de seda. En primer lugar tenemos a un Dennis Quaid, escritor separado, que cuenta la historia principal a un auditorio de admiradores. Después tenemos a Bradley Cooper que es el protagonista del meollo, de la novela escrita por el personaje de Quaid, y la última subtrama, derivada de la de Cooper… ¿Un poco lío, verdad?


        Un escritor sin mucho éxito, fracasado (Bradley Cooper) se encuentra en su viaje de Luna de Miel a París un maletín de cuero que conserva un viejo manuscrito. El escritor lo publica como propio, y el libro es un éxito. Entonces aparece el verdadero autor del libro (Jeremy Irons), un antiguo soldado americano que había luchado en Francia, y comienzan los dimes y diretes… Y todo ello contado por Dennis Quaid, que también se trae lo suyo a cuenta… ¿Mejor así?


        Creo que es una buena película, pero que no llega a conectar bien del todo con el espectador, no sé, le falta algo. Hasta podría ser real en el tema del claro plagio que hace el escritor, que se apropia de algo que no es suyo… Plagio no, robo descarado…


        En fin, entretenida, recomendable por supuesto, pero me quedé un poco frío, y es agosto…

No hay comentarios: