En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

viernes, 11 de agosto de 2017

El coronel Puigdengolas y la batalla de Badajoz (agosto de 1936). Héctor Alonso García. Universitat de Valencia (2014)


        Este agosto se conmemoran, tristemente, 81 años de la toma y posterior Masacre de Badajoz (1936), a manos de las tropas del General Yagüe, que fue, en mi modesta opinión, más terrible que el bombardeo de Güernica, por su crueldad y la pérdida de vidas humanas.


        Como pacense de nacimiento, me crié en los Ochenta escuchando historias de la Guerra Civil, de la Toma, de los fusilamientos en la Plaza de Toros, los “paseos” por la tapia del Cementerio Viejo… Y mil atrocidades más que contaban los viejos, que ya no están…


        La verdad es que mi desconocimiento sobre aquellos hechos, aún hoy en día, sigue siendo enorme. Y puestos a buscar Bibliografía al respecto, me he encontrado este espléndido trabajo, del Doctor en Geografía e Historia por la Universidad de Valencia, D. Héctor Alonso García, titulado “El coronel Puigdengolas y la batalla de Badajoz (agosto de 1936)”.


        El libro no va sobre la batalla de Badajoz en sí, sino que se trata de una interesantísima (y necesaria) biografía sobre el defensor (para la República) de la Plaza de Badajoz, el coronel Puigdengolas, un casi completo desconocido para mi hasta que he leído, y disfrutado, de este libro.



        Desde su experiencia en Cuba, hasta sus diversos avatares como militar en Marruecos, llegamos a la defensa de Badajoz, narrada con gran cantidad de detalles, y con la posterior huida del coronel a Portugal y los acontecimientos, terribles, posteriores en la ciudad. Es, ciertamente, un libro de lo más clarificador y recomendable. Si te interesa el tema, es de obligada lectura.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El coronel Puigdengolas no 'huyó' sino que, como bien dice el libro, cuando ya habían entrado los rebeldes en la ciudad de Badajoz consiguió 'escapar' -herido de un brazo- a Portugal. En este país fue retenido un tiempo hasta que consiguió volver a España a seguir luchando en defensa de la legalidad republicana.

Duncan de Gross dijo...

Hola Anónimo, no lo sabía. En el libro, el chofer hablaba de huída e incluso, al parecer, se cuestionó traicionarlo, cosa que por fortuna no hizo. Sabía que fue tiroteado en la Memoria de Menacho, pero no sabía de sus heridas. Gracias por aclararlo.