En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

lunes, 3 de octubre de 2016

El caso Fritz Bauer


       “El caso Fritz Bauer” es la película que hoy os traigo al Patio-Lavadero. Una interesante película sobre el denostado (durante mucho tiempo) fiscal alemán, de la República Federal Alemana, Fritz Bauer.

       Es una película alemana de 2015 que aborda el papel que jugó Fritz Bauer en la detención del teniente coronel Adolf Eichmann. Fijaros que casualidad, hace unas semanas hablábamos de las experiencias psicológicas de Stanley Milgram (Experimenter: La historia de Stanley Milgram), basadas muchas de ellas en susodicho personaje (Eichmann) y ahora nos vuelve a entrar a colación.

        Pero, ¿Quién era Adolf Eichmann? Bueno, a modo de resumen os diré que fue un nazi (concretamente un SS de los más buscados), huido al finalizar la Segunda Guerra Mundial a Argentina. Localizado a finales de los 50 (del S.XX), el Mossad, el servicio secreto israelí, montó la Operación Garibaldi (mayo del 60), que consistió, básicamente, en secuestrar a Eichmann y llevarlo a Israel, donde sería juzgado, y posteriormente condenado a la horca (1962).

        En esta película vemos los tejemanejes a los que se tuvo que enfrentar Fritz Bauer, que no eran pocos (la desnazificación dejó mucho que desear). Él quería traérselo a Alemania, para enfrentar a los alemanes a su pasado, pero se va a encontrar más zancadillas que otra cosa. Finalmente, arriesgándose a ser acusado de alta traición, Bauer (judío, ateo, y posiblemente homosexual, aunque nunca lo reconoció, y tampoco es que nos importe mucho), acudió a los israelitas pensando que estos serían un mero trámite, los simples artífices de su captura, y los que voluntariamente extraditarían a Eichmann a Alemania para su juicio. O Bauer era un inocente, o era más corto de lo que aparentaba. Con el Mossad, esos tratos no valían, y supongo que siguen sin valer.

        La película está ambientada como un auténtico film de cine negro, o de tipo policiaca. La música, un jazz juguetón, ayuda a crear esa atmosfera. Me ha chocado un par de cosas, entre ellas, que los dobladores digan “Imperio” en vez de “Reich” y que a las SS les llamen “Escuadras de Ataque”. La entonación de Mossad creo que tampoco es la correcta. Se deja ver perfectamente, una trama interesante, una subtrama homosexual que no aporta mucho, en mi opinión, pero en general, una película correcta. Recomendable si estas interesado en el tema.

No hay comentarios: