En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

sábado, 8 de octubre de 2016

Y de repente tú.



       Hoy, la verdad sea dicha, no me apetecía ver un gran peliculón. No es que vea grandes películas todas las semanas. De hecho, los dos o tres seguidores que quedáis por el blog sabéis que más bien me dedico a películas bastantes malas.
       Con “Y de repente tú” me ha pasado, precisamente lo mismo, quizás incluso he bajado un poco el nivel. No es una gran película, de esas que te deja una moraleja o una tarde de pensamientos filosóficos… Pero, al menos, es entretenida. Va de transgresora, pero es más bien un compendio de gags, algunos más graciosos que otros. Otra típica comedia romántica, pero con un interesante elenco.
         Desde muy pequeña, influida por un discurso de su padre justo antes de divorciarse, Amy no cree en la monogamia. En su vida adulta, a pesar de salir con el mismísimo John Cena (que tiene unos cuernazos del copón), no acaba de sentirse a gusto con pareja estable. Una entrevista de trabajo le dará la oportunidad de conocer a un médico deportivo, y su vida comenzará a cambiar, de tal manera que Amy se encuentra con una nueva realidad que no conocía…


        P.D: Ya os digo. Entretenida, para pasar la tarde o un rato divertido. Y la presencia de LeBron, haciendo de él mismo, salva en muchos momentos el metraje. La presencia de Rad “Aka Harry Potter” también es muy… Reveladora.



No hay comentarios: