En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

viernes, 16 de junio de 2017

Lion (2016)


       La verdad sea dicha. Ver “Lion” (2016), la película australiana que lleva un saco de premios internacionales, entre ellos varias nominaciones a los Oscars, es como un buen bofetón.


       Saroo es un chavalito indio de cinco años. Jugando y haciendo diabluras se pierde, al meterse en un tren, y acaba a varios kilómetros de su casa. De pronto, se ve desorientado en una ciudad desconocida, donde vivirá el desprecio, el drama de los niños que viven en las calles, el hambre, la soledad y los abusos, el hacinamiento y la pobreza. Demasiado para un niño de cinco años.


       Tras dar muchas vueltas, acaba siendo adoptado por una pareja australiana (Nicole Kidman macho). Pasan veinticinco años, y Saroo intentará volver a encontrar a su familia, algo que en su día no lograron los pocos que se interesaron por él, con ayuda de Google Earth…

       La película se puede dividir en dos partes fundamentales. La parte india, que es la más dramática, la trágica, la visual, hasta la lírica si se me permite decirlo, la que te engancha a Saroo, como sucede entre otras, con “Slumdog Millionaire” (2009), y la parte australiana, donde todo ese mundo se esfuma para Saroo y comienza a vivir casi en otro planeta. Con el Saroo adulto, la cosa se ralentiza un poco, se vuelve un tanto lenta…



       Basada en una historia real, me encanta la fotografía, me gusta mucho la música, sin llegar a destacar la tienes ahí, y me gusta la historia. La cinta, creo, merece la pena, os la recomiendo.

No hay comentarios: