En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 29 de enero de 2017

Elle



           Michèle es una ejecutiva, dueña de una empresa de videojuegos. Es una tipa exitosa, pero no cae muy bien porque es bastante hija de... Tiene problemas y enemigos en el trabajo, con su hijo al que intenta dominar, y con su padre al que tiene metido en la cárcel (por una serie de asesinatos que conmocionaron al país, y en los que la propia Michèle pudo estar metida siendo una niña)…

           Un jueves, estando en su casa, un individuo enmascarado entra en su casa, la agrede y la viola. Michèle no lo denuncia, deja pasar los días y después se lo cuenta a sus amigos.

          Su violador empieza a dar pruebas de que es alguien de su entorno, poco a poco, empieza a acosarla de nuevo, y ella, lejos de asustarse, comienza a fantasear sobre el acto de la violación, la identidad del violador…

          Michèle tiene problemas, igualmente, con su exmarido, al que, cada vez que puede, lo putea de diversas maneras (golpeándole el coche, metiéndose en su nueva vida sentimental…), y es que Michèle no es buena persona, como ya os comentaba…


        No os quiero comentar mucho más, pero “Elle” es una buena película. Acumula casi una docena de premios, Isabelle Huppert hace un papelón, y para mi es una crítica sutil de los deseos más profundos del personal, de los recovecos raros que tiene, o que puede llegar a tener, una familia. 

         A veces es morbosa (Michèle suele masturbarse espiando al vecino, las fantasías sexuales y los cuernos son el día a día), inquietante, retorcida y tensa. Ciertamente la recomiendo.

No hay comentarios: