En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

martes, 9 de diciembre de 2008

Los Crucifijos


… He aprovechado el día para ir a rebuscar en los contenedores de los colegios e institutos del barrio. Los contenedores estaban a reventar de gente. Como resulta que se están deshaciendo de sus adornos religiosos, han tirado por la ventana los crucifijos de las aulas, ideales para nuestras futuras performances (algo que Michel y yo ya celebramos con una histórica cogorza, él es ateo, y yo, por si acaso, me defino como un humanista autodidacta y agnóstico… Si hay Juicio Final, Ramses II me lleva ventaja a la hora de defender sus postulados), y las láminas religiosas, así como cuadros, que habitaban dichas aulas.

Así pues, me he traído para casa una lámina de Caravaggio “El martirio de San Mateo” de 90X1,10, que nos puede venir bien para colocar las macetas del Patio-Lavadero. Una vieja de unos ochenta años me ha quitado en el último momento, y para ello ha tenido que aplicarme una “sillita eléctrica”, “El sacrificio de Isaac” del mismo autor, pero yo he aprovechado el dolor de entrepiernas y la confusión para reivindicar como míos una virgen de la escuela de Luís de Morales, las “Santas Justa y Rufina” de Goya y un crucificado de Velázquez que estaba justo debajo de la ventana de una clase de Segundo de Bachillerato…

…Y con ello en la mano, he preferido volver a casa y no arriesgar mis nuevas posesiones, pues eran legión las beatas extasiadas que cruzaban la esquina entonando el “Domine” en busca de su preciada pintura religiosa, sus crucifijos de naftalina y sus absurdas estampas renacentistas y barrocas de tipos enfervorizados (que rezan a un cielo que hoy, sabemos, solo está poblado por el Meteosat y cuatro más como él), que hasta hace bien poco mal poblaban las vetustas paredes de nuestros queridos centros educativos. Y allí, en alegre discordia las he abandonado mientras una de ellas blandía a grito de “Dominus missit me” (“El Señor me envió”) un amenazante e inexpresivo crucifijo románico, la “Majestad Batlló” para más señas, en su peculiar cruzada por rescatar arcaicos símbolos religiosos del educativo contenedor colegial e institucional.

Como decimos Michel y yo: “Más bebida y menos religión”. El laicismo embustero e hipócrita que vivimos nos hace quitar los crucifijos de las aulas (lo cual vemos estupendo), pero no nos hace anular la fiesta de la Inmaculada, la Nochebuena y la Navidad, o la Semana Santa (fiestas TODAS ELLAS religiosas, en un supuesto repito Estado Laico, y seguro que se nos pasa alguna…), porque sino El Corte Inglés pondría el grito en el cielo. Nosotros abogamos por un Estado Laico en todos los aspectos, donde solo se celebre el Día 1 de Mayo y poco más…¿Verdad Michel?.

16 comentarios:

JoPo dijo...

me apunto y entiendo lo ke dices.

pero lo de disfrutar las fiestas pesa mas ke nada . Aver kien las kita!!!!

tambien es cierto ke casos como la navidad esta tapando otra celebracion anterior y pagana, el solsticio de invierno¿?

danae rain dijo...

Yo también me hubiera quedado con el Batlló que parece que va vestido del barça y con esos ojillos de cordero degollado, de triunfante después de la muerte. Estoy totalmente de acuerdo contigo y con Michel, que siempre me empeño en llamarlo Michael. Por fa, no se lo digas por si me destierra con le esfinge. Yo la navidad la paso viajando, por el monte o en la playa. Este año de hehco me voy a Berlin. No la paso en familia porque pienso que es un cuento, no chino, y un engaña bobos. Mi familia me tiene siempre que me necesita, y no cuando me lo ordena el Tajo británico o la santa residencia. Besitos

clariana dijo...

Es muy divertido lo que cuentas de las láminas y crucifijos abandonados de la escuela y tus trifulcas con las "beatas". Es un tema que no lo tratan bien el de la religión, yo comprendo que haya personas que la sigan y la practiquen y que ésto se respete, pero el no tener claro hasta donde llega la Religión y hasta donde el laicismo, provoca mucho confusionismo. Simplemente había que separar Estado de Religión, pero se ve que no es fácil, como siempre por la "tradición" Saludos.

Irene dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Irene dijo...

Madre mía Duncan!!!
Esto sí que es una coincidencia, iba a hablar en mi blog de que quiero descolgarles a mis padres una lámina del Batlló de su habitación y regalarles otra (de ese estilo, pero hecha por mí) por sus 25 años de casados...
Y además había pensado en preguntarte a tí directamente, que pareces especialmente puesto en el románico "de plena actualidad"...
Es que en casa ya lo tenemos taaaan visto...

Y estoy con JoPo, en mi religión particular, mezcolanza entre Zen, Budismo, existencialismo y mi propia creencia en la justicia cósmica seguiría incluyendo las Navidades, no me gustan como tal, pero disfruto taaaanto de esas dos semanas de vacaciones... y en cuanto lleves un par de años dando clases (que digo yo que te llamarán pronto ;) ) ya verás como no puedes seguir viviendo sin ellas!!!
Un besico!!

La Gata Coqueta dijo...

Cada día una cosa nueva y al final no se sabe lo quieren hacer ni los unos ni los otros.

Un abrazo y hasta otro momento.

CalidaSirena dijo...

Me encanta siempre la ironía que dejas en tus escritos, jajaja..
Besotes muy cálidos

firmin dijo...

Y yo, quiero decir que como dánae yo también me quedaría con el Cristo de Batlló.
Deberías fundar "Imaginativos sin fronteras", eres insaciable, ahora empiezas con la mitología cristiana, pero tratada bien sin aprovecharte como otros de que es gratis, que quién les vería antes de 1837 cuando era como meterse hoy con el islam, y te lo dice otra agnóstica (y por no profundizar) como tú.Abrazos.

Maria de Mave dijo...

¿inexpresivos los Cristos Románicos? Noooooooooo, querido, no. De eso nada. Es una opinión personal, pero sinceramente, creo que pocas veces en la historia del arte el hombre ha sabido transmitir tanto pavor y tanta esperanza en un trocito de palo.

Laura dijo...

Yo tengo un alumno que al principio del curso la madre no quería que diera religión, y hace unos días me dice el niño que ya tienen montado el Belén en casa. Cualquiera los entiende.
Besos.

Lupita dijo...

¿Entonces este año no te invito a mi cena navideña? tu me dirás, je, je. Ah, pasa por mi blog que te tengo un encargo para el tuyo...

temmpus dijo...

Cuando hablo de navidad tengo una lucha de sentimientos enfrentados.

Por una parte están la ilusión de recibir regalos y ver a mi familia reunidos.

Por otra la de los fines de año "especiales" pasados con mis amigos. Eran especiales porque siempre pensábamos que sería la noche más mágica del año, y luego terminaba siendo solo una noche distinta.

Por otra mi más o menos reciente anticlericalismo, porque si no me creía mucho con Juan Pablo, con "el nuevo" me creo aún menos.

También está el alud de publicidad y campañas comerciales...

Y me fastidia lo de que la gente sea buena una vez al año, pero tal vez se compense con que al menos lo es una vez.

Un amigo que está haciendo sus pinitos en el área de la enseñanza les ha comprado hace unos días a sus alumnos un belén y unos cuantos adornos navideños. Yo me eché las manos a la cabeza y le dije "¡pero no te das cuenta la bronca que te puede caer!". Luego lo pensé mejor: "mira, no me parece mal, si les dices que si quieren traigan lo que quieran, desde un buda a una virgen con un burka..." a lo que me contestó "El buda vale, pero el burka no entra en clase". Y me pareció bien. Yo tampoco dejaría entrar a nadie con cilicio, por mucho que disfrutara.

Un abrazo

Carlos dijo...

Yo no sé si soy ateo o agnóstico, mira que uno está leído jajaja, pero todavía no le pillo la diferencia.

Ainsssss este es un país de extremos. Pasamos del blanco al negro y viceversa sin pasar por el gris y cuanto más rápido mejor. Fíjese ud. que a mí no me molesta que estén los crucifijos ahí en plan adorno, en todo caso si hay que quitar que se quiten toooooodos los símbolos religiosos, pero la ley de lo políticamente correcto... Volviendo a los crucifijos me molesta muchísimo más el comportamiento de la Santa Madre Iglesia y el uso torticero y ultra que hacen de la simbología, etc

Y puestos a quitar yo también me cargaba el 1 de mayo. O por lo menos las manifas que montan los falsos de los sindicalistas juas.

cristal00k dijo...

Muchas fiestas religiosas, tienen un origen "pagano", relacionado con los solsticios o con otras efémerides como los Idus de Marzo, o las Bacanales relacionadas con la vendimia etc...
Tú y Michel que estais tan duchos en el tema deberiais hacer un post, con ese salero que os caracteriza.
Besos.

noecrof dijo...

puedes ayudarme???
necesito votos y comentarios !!!
GRACIAS.
BESOS CON MIEL DE LA ALKARRIA
Esto es bueno...
para cuando una fiesta que no sea de nada???
quieren fiestas sin simbolos...esto que es??'

MAKOKE dijo...

que razón tienes...