En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

sábado, 7 de enero de 2017

El himno del corazón.




        Jun Naruse es una niña que habla por los codos, es soñadora y risueña. Sueña que un hotel, de la ciudad donde vive, es un castillo y que ella bailará alguna vez allí, junto a su príncipe azul.

        Un día ve a su padre salir en compañía de una señorita, que no es precisamente su madre, de dicho hotel. La revelación de aquella información le costará a su padre el divorcio, y a ella, perder la voz, de mano de un yokai (un espíritu de la mitología japonesa) en forma de huevo, que la dejará muda.

        En la adolescencia, todos creen que es muda. Hasta que un día, un profesor de música le manda hacer un trabajo musical. Naruse siente dolor de estómago cada vez que intenta hablar, así que se tiene que comunicar con notas o por correos electrónicos. Pero cantar… Cantar es otra cosa. Cantando puede sentir que no le duele la tripa y puede romper ese hechizo que la mantiene muda.

        La música va de la mano de los sentimientos, la historia que se cuenta aquí es un verdadero drama, Naruse es una chica que sufre todos los días de su vida, hasta que la música llega a ella. Es una película que va más bien dirigida a un público más joven que yo, al menos eso me parece, pero no deja de ser una película interesante sobre el poder que tiene la música… Sobre los corazones. Estos japoneses saben tocar la fibra sensible, es un Anime muy recomendable.


No hay comentarios: