En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 15 de mayo de 2011

Micho I de Gato y el WOMAD de Cáceres.





Eran alrededor de las diez de la mañana cuando llegamos a Cáceres. Micho estaba encantado con el bullicio que se veía por todas partes. En el Paseo de Cánovas, más de cincuenta puestos a
mbulantes vendían camisetas, juguetes, chapas y artesanía.

Con un sol esplendido, el WOMAD (Festival de Música Étnica y del Mundo) de Cáceres estaba despertando, y no éramos los únicos que venían de fuera atraídos por su ambiente, la belleza natural de la ciudad, y por la música de diversos países, tan distintos y lejanos, que coincidían allí, unidos por el lenguaje universal de la música y del buen rollo.

Pronto a Micho se le antojó un poncho blanco con un cosido de flores que vio en uno de los primeros puestos. Me costó 8 euros, pero mereció la pena, porque sin duda, él era el gato más elegante de todo el festival y llamaba mucho la atención con su pose distinguida de gato intelectual interesado en la música étnica.

A Naifa (de Portugal), Candi Staton (de los USA), Imelda May (de Irlanda), Kiko Veneno (de Aspanya), Takeifa (de Senegal)… Micho I de Gato tenía muy claras sus preferencias musicales y me hizo patear todo el Casco Antiguo cacereño, bajo un sol sofocante, en busca de los distintos escenarios mientras no paraba de comprar coisas por todos los Stands que encontrábamos en nuestro recorrido: Chapas, un dedal de la Virgen de la Montaña, la Camiseta Oficial del Womad, un llavero del Gato con Botas, una bellota hueca de oro de los deseos, un hada de plata que se colgó del cuello y mil catálogos turísticos sobre Cáceres, su historia, su gastronomía, y los clubs de Jazz y Lounge Jazz que frecuentan los gatos del lugar…

Un fin de semana inolvidable, entrañable, ameno y divertido. ¿No conocéis el WOMAD de Cáceres?, citados quedáis para el próximo Mayo. Merece la pena. Micho aún duerme en la Gatera Real del Patio-Lavadero, cansado por la jornada, pero ronroneando con esa felicidad que sólo un gato te puede contagiar…

6 comentarios:

Carlos dijo...

Mucho ir de gato intelectualoide y luego compra todos los souvenirs cual guiri atontando.

Duncan de Gross dijo...

jajaja, es cierto Carls!!, Micho I de Gato cae siempre en estas trampas, y no sabes las pelas que me hizo gastar!!

maria alejandra dijo...

El concierto de Takeifa(5 hermanos senegaleses muy majos, la chica albina por cierto) en San Jorge muy bueno, una voz muy bonita.

http://www.youtube.com/watch?v=SywiVqkvbpU&feature=related

Duncan de Gross dijo...

Gracias por el enlace María Alejandra!!

Elena dijo...

Lo del poncho blanco con flores. Es muy impactante. Claro que lo dedal, mucho más. No, no, creo que la bellota hueca de oro, gana pero por mucho.

;)

Duncan de Gross dijo...

jajajaja, Elena!!, Micho se tira todo el día jugando con el dedal y la bellota!!. No todo va a ser leer El País en el puff del Patio-Lavadero... :P