En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

jueves, 29 de julio de 2010

Tántalo


En verdad, tanto a Micho I de Gato como a mí, nos suelen acontecer sucesos que el resto de los mortales calificarían de maravillosos o milagrosos, pero que nosotros desde la quietud inhóspita y calurosa de Badayork, ubicados entre libros de toda calaña, arte deconstructivista que no se vende ni a tiros, absenta y protegidos por el plomizo aire que respiramos en el Patio-Lavadero, desde lo más profundo de la vetusta y herciniana Etremaura, vemos como el pan nuestro de cada día, algo normal y corriente en los designios que las perspicaces Moiras tejen ufanas desde la invisibilidad de su eternidad…


El pasado domingo, aprovechando las altas temperaturas que nos acometían, a las que el huraño Hefestos no envidiará en su fragua, siempre activa a pesar de la pertinaz crisis económica (las guerras, avaladas o no por la ONU, no saben de crisis y si de muerte y locura ), decidimos hacer un picnic, tanto Micho I de Gato como yo, Duncan de Gross, nacido bajo la Constelación de Orión, en un paraje cercano, a orillas del malsano y mosquitero Guadiana. En nuestro sopor matábamos el tiempo, bajo la sombra de terribles eucaliptos, regalo del Plan Badayork, cuyas raíces dejan la tierra como un páramo australiano al poco de crecer, es decir: Incultivable y reseca, hogar de infecto polvo y traicioneras pulgas… Cuando vimos a un hombre, decrépito y harapiento, que en voz alta, maldecía a todos los dioses. Con desesperación se acercaba a la orilla infecta del Guadiana, campo de entrenamiento de submarinos portugueses otrora envidia de ríos, recreo de ninfas, y cuando sus labios estaban a punto de beber de aquella agua mortal, esta se retiraba, espantada, ante su presencia.




Podían ser que los 44 grados que caían en el solaz, y el medio litro de absenta acompañada de tortillas de patatas y melón que nos habíamos hincado, tanto mi felino amigo como yo (Micho no bebe absenta, pero se pirra por la tortilla y el melón) mientras discutíamos sobre el existencialismo en la obra de Kierkegaard , nos afectara a mente y miopes ojos, lar de miodesopsias traviesas que acabaran por convertirme en afiliado de la ONCE, pero en todas las ocasiones en las que el pobre y desesperado tipo se acercaba a la orilla, el locuaz acontecimiento se repetía.



- Oh, Terribles y desdichados dioses. Yo, Tántalo, que en el pasado disfruté del néctar y la ambrosia en vuestra compañía, que de yerno tengo al mismísimo Poseidón, y ahora no disfruto ni de la infectada presencia de un sorbo del milenario Guadiana para satisfacer mis ansias, ni de un percasol espinado para acallar el rugir de mis entrañas… - Gritaba mientras alzaba las manos.
Micho I de Gato y yo nos mirábamos, absortos y confusos, ante tal espectáculo. Impotentes ante la rabia que explotaba a solo unos metros de nosotros.



- Ofrécele un trozo de tortilla. – Ronroneó Micho I de Gato, y echó su cabecita blanquinegra sobre la manta en la que nos aposentábamos mientras entonaba sus enigmáticos ojos, que se reducían a dos finas líneas negras sobre un fondo amarillo.



- No creo que sirva de mucho. – Le comenté echando un trago a la absenta, mientras el tipo comenzaba a cruzar el Guadiana, apartando las aguas ante la presencia de sus labios, sin mojarse un ápice y gritando que para seguir así, querría vivir en el Tártaro (también en la Provincia de Badayork).

8 comentarios:

Gatadeangora dijo...

Pues si que te pasan cosas extraordinarias, si. Auque creo que si dejaras un poquito de lado la absenta dejarian de pasarte, pienso. La tortilla de patata no es perjudicial, solo para los michelines.

Besitos y que pases un buen verano.

Mar dijo...

¿Absenta?... ¡Válgame Dios!

Creo que tiene más "conocimiento" Micho I de Gato que tú ;)

Un beso.

Markos dijo...

No es por hacer de menos a la tortilla, pero después de probar la ambrosía dudo que pudiera disfrutar de la deliciosa textura del manjar :-)

Creo que hay alguna agencia de viajes que tiene ofertas Badayork-Tártaro 7 días, cinco noches. Eso sí, recomiendan ir abrigado, por el contraste de temperaturas XD

La que os está cayendo!!

Salu2

cristal00k dijo...

Hummmmm ¿no le gusta la absenta? pues no sé yo si va a poder ir al Tártaro de holidays...
En fin, Kisses para los dos.

Firmin dijo...

Duncan, soy FIRMIN, hace mucho que no vengo por aquí, ni por ninguna parte. Acabo de pedir tu libro nuevo. Ya te contaré cuando le lea. Dime si crees que merece la pena que te ponga otro anuncio, si ha servido para algo, ya sabes que lo haría encantada. ¿Qué tal tienes el trabajo para este curso? , espero que bien aunque las cosas están chungas, ya me contarás.Me pasaré por aquí a ver si me contestas. Un abrazo

Duncan de Gross dijo...

Wow!!, ¡Qué alegría Firmin/Ambar!. Pues claro que me sirve el anuncio, si cada vez soy más conocido!!. El segundo libro no se está vendiendo tan bien como el primero, pero aún así se vende, poquito a poco. Este año no creo que trabaje porque he aprobado las opos (7,83), pero solo había 12 plazas y 40 vacantes y yo he quedado el 89 en la lista provisional de interinos, por lo tanto año sabático para escribir, leer y escuchar a Micho I de Gato... Espero que te guste este nuevo libro!! Besotes&Absentas!!

Carlos dijo...

Primero el Guadiana no es tan infecto. Sólo tienes que ver que las isletas del Puente Real se han convertido en reserva de aves y conejos jajaja.

Y segundo, Micho sabe comer mejor que tú. Tomar absenta a esas horas acabará contigo antes que las miodeopsias esas o como se escriba.

Anónimo dijo...

FIRMIN, alone...Duncan, enhorabuena por las opos, pero...pensar que con esa notaza no entras. Las cosas son así, yo espero que te llamen para otra megasustitución, ya lo verás.ahora cojo la portada y pongo algo que perfilaré cuando me llegue y le lea.Ya te contaré entonces.Jo! la absenta, qué recuerdos. Que estés bien y sigas con tanta marcha,otro abrazo y (como Mc Arthur) volveré