En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 30 de abril de 2017

Historia y Arte de Extremadura (2017) Esteban Mira Caballos


        Pocas veces, tengo la ocasión de que caiga en mis manos, un libro dedicado a la “Historia y arte de Extremadura” (2017). A la cola, económicamente, de España y de toda Europa Occidental, mi Comunidad Autónoma no deja de ser un lugar muy especial, dentro del punto de vista Histórico-Artístico, ya que en eso si somos bastante ricos.

        El librito que os presento, de Esteban Mira Caballos, es un grano de arena más, bienvenido sea, como un fogonazo de luz, al conocimiento de Extremadura. Muy escueto, muy cuco y muy resumido, dirigido al público en general, pero como os digo, bienvenido por lo acertado y necesario, en cuanto que da a conocer somera y acertadamente datos y obras de arte, personajes y autores, hechos y referencias, vinculadas con Extremadura.


        Editado en su día, como complemento de las revistas “Descubrir el Arte” y “La Aventura de la Historia”, recientemente (abril 2017) ha sido distribuido por el Diario HOY, de tirada regional, pero sospecho que os podéis hacer de él en casi cualquier lado. Para conocer y disfrutar, aunque sea un poquito, de Extremadura.

Animales nocturnos (2016)


      Susan es una mujer que vive en un mundo bastante elitista: Dinero, arte, coches y mayordomos, sofisticación… Un día, recibe un libro de Edward, su primer marido, que le pide que lo lea. Susan lo hace, metiéndose en el libro de lleno, padece de insomnio, como buen “animal nocturno”.


      No dormir le afecta bastante, sobre todo porque hay momentos en que la propia mente le traiciona, y ve cosas donde no las hay, y por otro lado, el enigmático Edward le ha hecho un regalo bastante envenenado. Susan ve, poco a poco, aunque ya lo sospecha desde que la conocemos, que tiene un gran nivel de vida, pero que no es feliz con su vida, su marido, ni con quien es ni lo que hace.


       El libro comienza poco a poco a tener más importancia, incluso, que la historia principal. ¿Es el libro la historia principal o no, es la historia de Susan o es esta? Susan le dedica las noches a su lectura, enganchada en una historia que cada vez le afecta más. La realidad y la ficción se mezclan más que un cubata.



       Perturbadora, muy visual, “Animales nocturnos” es una película muy bien planteada, muy bien narrada, con mucha fuerza, dinámica, y francamente recomendable. Enfocada magistralmente, en mi opinión, es una de las mejores películas que he visto últimamente. La fotografía es espectacular, casi publicitaria, en ocasiones. Os la recomiendo.

viernes, 28 de abril de 2017

Os Lusíadas. Luís de Camões. Banda desenhada de José Ruy


        De “Os Lusíadas” en cómic, en portugués, de José Ruy, tenía un ejemplar, un número suelto, que me compré hace unos años por internet, y que atesoro con celo, pues es una edición del 83 (creo recordar), y personalmente, me encanta.


        Como buen aficionado al cómic, y encima lusófono convencido, me interesa todo lo que venga de cualquier país de habla portuguesa, su cultura, su rica historia y su lengua. No podía perder la oportunidad de hacerme con este ejemplar, (lo tenéis por Amazon y un par de sitios más), de la que quizás sea, junto a “Os Maias” (de Eça de Queirós), la gran obra de la literatura portuguesa, escrita por Luís de Camões.


        “Os Lusíadas” (1572) hace referencia en su nombre al propio pueblo portugués, a los lusos, descendientes mitológicos del Dios Baco. Escrito en verso tres años después de la vuelta del propio Camões de Oriente, trata sobre los viajes de los marinos portugueses, bordeando la costa africana, hasta llegar a la soñada India. De las maravillas, peligros y gentes que se encontraron, como una “Odisea” renacentista, donde los portugueses lo mismo lidian con pueblos belicosos, como contra gigantes como Adamastor (que no quieren que pasen el Cabo de Buena Esperanza) o el propio Baco (que no quiere que los lusos lleguen a la India) o Venus (que es la que les ayuda en su trayecto). Camões aprovecha la coyuntura para narrarnos otros hechos destacables de la Historia de Portugal, que no son pocos, que no son baladíes, añadiendo un interés mayor al conjunto de la obra.



        Una obra impresionante, el cómic está muy bien, en un portugués poético (recomendable cierto nivel del idioma), con unos dibujos y un entintado excepcional. De José Ruy (1930), os puedo contar que es un artista completo, tiene una carrera en el mundo del cómic portugués hasta la fecha insuperable, ha publicado obras en más de una docena de idiomas y colecciona varios premios internacionales. Lo dicho, lo he disfrutado mucho, una maravilla de cómic.
(Monumento a los Descubridores en Lisboa)

domingo, 23 de abril de 2017

Complot. El crac de 1929 (2016) Gihef, Alcante, Brahy


        Lo primero que me llamó la atención cuando vi este cómic en la red fue, sin lugar a dudas, lo que yo creía que era su propio título: “El crac de 1929”. Después reparé, que el título, en realidad, era: “Complot. El crac de 1929” (2016), editado por Norma Editorial.


        Pensé que el cómic sería una recreación del Jueves y Martes Negro, sus antecedentes o sus consecuencias… Pero me llevé una sorpresa, muy grata por cierto. Si hubiera tenido razón, con mi primer pensamiento, apenas me hubieran contado nada que ya no sepa a estas alturas, pocos detalles se me escapan de esta parte tan fascinante de la historia económica del S.XX. Pero resultó ser un cómic del estilo “What if…?” (¿Y si…?), en el que Gihef (guionista) y Luc Brahy (dibujante) bajo un concepto ideado por Alcante y el propio Gihef, proponen una interesante versión al lector, sobre lo que pudo ser el crac del 29. Una perfecta y entretenida Historia Ficción, en toda regla, en donde los nazis, que aún no han llegado al poder en Alemania, traman una venganza contra EEUU y su economía, y de paso enriquecer a la propia Alemania, preparándola para los acontecimientos venideros. Con un propio Adolf Hitler al mando de la operación, y con una extensa red de espías y economistas de postín en el ajo.



        “Complot. El crac de 1929” es un interesante cómic, ficticio, sobre lo que pudo ser, en una realidad alternativa, pero que no fue. Un auténtico complot, que enmaraña a las altas élites americanas en un estudiado engaño nazi. Hasta con una Eva Braun muy particular y con un interesante papel en la historia. No te lo pierdas, te va a sorprender.

Silencio (2016)


        S. XVII (1640), los jesuitas portugueses intentan evangelizar Japón, pero Japón no se deja evangelizar. Los distintos “Padres” son torturados y ejecutados sistemáticamente, junto a sus seguidores. “Silencio” (2016) está basada en una novela del escritor japonés Shusaku Endo.


        Rodrigues y Garupe son dos jóvenes padres que son enviados, desde Macao, en busca del padre Ferreira, un apostata. Su llegada traerá nuevas esperanzas a los japoneses cristianos, pero también más tortura, sacrificio y ejecuciones. Bien planteada históricamente, con un acertada fotografía, la película tiene dos partes, para mí, muy diferenciadas. En una primera, la llegada de los jesuitas, la tierra inhóspita, el miedo a ser encontrados y ejecutados, el sacrificio del pueblo, casi trepidante o por lo menos, a ratos…


        En una segunda parte, el ritmo decae, se hace más introvertida, más espiritual, más interior, el protagonista es un particular Mesías dentro del Japón que lucha contra sí mismo y su fe. Los sacerdotes, algunos de ellos, apostatan, y el pueblo japonés inquebrantable, sufre martirio. La fe de los Padres se quebranta. La última hora y media se hace lentísima y, de hecho, creo que a la película le sobra una hora, y no perdería un ápice de su mensaje. Se te hace haber caído en un extraño bucle.



        En mi opinión, no está mal, me la he tomado como una película histórica, con un fondo sobre la naturaleza humana, pero pienso que, con una hora de menos, hubiera transmitido lo mismo, incluso con más fuerza.