domingo, 29 de mayo de 2016

¡Dame tu fuerza, Pegaso!

               Hace un par de meses se presentó en el Salón del Manga de Jerez este tochazo de libro (que me encanta): ¡Dame tu fuerza, Pegaso! Un compendio que celebra el 30 aniversario de Los Caballeros del Zodiaco, por todo lo alto. El invento, fruto de Miguel Martínez y Néstor Rubio, es un gran trabajo que resume, perfectamente, lo que han sido estas tres décadas disfrutando las aventuras y desventuras de estos caballeros de reluciente armadura, e increíbles poderes, en su afán por defender a una mojigata diosa Atenea.
(Saint Seiya)


            A lo largo de doce capítulos, que representa a las doce casas del Zodiaco, se hace un repaso generalizado por el cómic, la serie, las distintas ovas (o películas), el merchandising, los diversos personajes, anécdotas y curiosidades, portadas y dibujos, actores de doblaje y música, todo muy bien aderezado con un gran número de fotografías. Son casi trescientas páginas para disfrutar del universo de Masami Kurumada, en una presentación impresionante, que seguro que, fans como yo, de las aventuras mitológicas de estos guardianes del universo, sabrán apreciar en su justa medida. Calidad garantizada. Muy recomendable.

Historia de España contada para escépticos. Juan Eslava Galán.

             En marzo os reconocía que, a pesar de no haber leído a Eslava, para mi había sido todo un acontecimiento, muy grato, leer su “Historia de la Primera Guerra Mundial contada para escépticos”. Como no podía ser de otra manera, me agencié su “Historia de España contada para escépticos”, y es que Juan Eslava Galán, en mi opinión, sí que sabe contar historias. O la Historia en general.
(Buen libro para tomarse con un cafelito)


            “Historia de España contada para escépticos” es un librito de 500 páginas, que me ha costado 9.95 leuros, y que he disfrutado desde la primera página. Un libro sencillo, no contado para escépticos, si no para el público en general. Sin entrar en aburridos datos, y si en muchas jugosas y verídicas anécdotas, Eslava cuenta la Historia de este país triste, de pena, llamado España, gobernado a través de su Historia por malos gobernantes y peores reyes.

            Una lectura muy recomendable, lleno de comentarios o añadidos personales muy esclarecedores, que siempre vienen muy bien para hacer más sencilla la dura digestión de la Historia de España. Lo dicho, me ha encantado.



sábado, 28 de mayo de 2016

"La caza" (Night Fare) de Julien Seri.

       “La caza”, de Julien Seri, (Night Fare) es la última película que me he tragado últimamente. Me ha parecido una película lo suficientemente interesante como para dedicarle una entrada. Tras salir de fiesta por París, dos amigos desfasados, uno más que el otro, vuelven a casa andando por unas calles solitarias e inhóspitas. Uno espera que aparezcan los Warriors en cualquier momento, pero no. En su lugar, aparece un taxista silencioso, al cual no le pagan tras realizar su servicio.
(Paga al taxista, por tu bien)

        El taxista, como en aquella mítica “El diablo sobre ruedas” de Steven Spielberg (aunque en aquella no veíamos al conductor, y en teoría, no había motivo aparente), se coge un rebote del quince. Y va a hacer todo lo posible por convertir la noche en una pesadilla de acelerones, carreras, atropellos, gore del clásico, y violencia, con buena dosis de policía corrupta (y bastante cagona), con alguna banda callejera nocturna incluida. Y, por supuesto, no uses el teléfono para llamar a nadie, no te servirá. Aquí al taxista si que se le ve la cara (esto no es un spoiler por que lo vas a comprobar desde el principio), de hecho, es una mezcla entre Blade y El Castigador, que lo mismo te hace una ensalada con una katana, que te enseña las aplicaciones útiles de la electricidad.
(¿Quieres ver como me hago los cien metros en cuatro segundos?)


        La película, para ser de terror, en mi opinión se deja ver. Sorprende mucho. Las tramas secundarias que acarrean los protagonistas se tornarán reveladoras, en una especie de karma justiciero. Los quince últimos minutos dan un giro inesperado, de esos que te dejan boquiabierto. Un cambio en la historia que la hace ser muy original. Realmente, no te lo esperas. Todo se explica... La música, adecuada, ochentera, casi de videojuego. Le viene como anillo al dedo, añade tensión. Lo importante es huir del terror que se produce cuando, simplemente, no pagas al taxista…



P.D: No os equivoquéis con “La caza”, de Thomas Vinterberg, que es un peliculón como un castillo. La terrorífica, es esta.

martes, 24 de mayo de 2016

"El ala rota". Antonio Altarriba & Kim

             Hace ya algún tiempo, creo que un tres o cuatro años, llegó a mí “El arte de volar”. Un cómic publicado por Antonio Altarriba (guionista) y Kim (miembro fundador de la revista “El Jueves” y padre de “Martínez el facha”, un clásico de la historieta y el cómic de este país).

(Un cómic de lo más recomendable)

             Había leído que el cómic había recibido algunos premios importantes (entre ellos el Premio Nacional del Cómic de 2010), había sido presentado en Francia (no en vano, Altarriba es catedrático de literatura francesa) y tenía a toda la crítica alabando su trabajo. Cuando lo leí, simplemente coincidí con todo lo que había leído, y oído. El cómic es una obra maestra, mayúscula.

            En aquella ocasión, Altarriba nos contaba la historia de su padre, Antonio Altarriba, desde su niñez en un pueblo de Zaragoza, hasta su huida con quince años, su lucha en la Guerra Civil en un batallón de la CNT, y su paso por un campo de concentración francés antes de volver a España. En la historia de su padre, Petra, su madre, jugaba un papel secundario.

            Petra era el contrapunto a su marido. Ferviente católica. Esta mujer es la protagonista de “El Ala Rota”, este nuevo trabajo del dúo Altarriba-Kim, que completa, como un díptico, la parte que faltaba de “El arte de volar”. Veremos, esta vez, la dura niñez de Petra, desde su truculento nacimiento, hasta su vejez, pasando por sus años de gobernanta en la casa de un general nacional, y por todas las calamidades que sufrió en la post-guerra, incluyendo la incomprensión, la traición y la pobreza.


            En mi opinión, lo han vuelto a hacer. Han publicado una auténtica obra maestra. Independiente de “El arte de volar”, pero que yo recomiendo leer conjuntamente, para entenderlo todo. Ciertamente, muy recomendable.

lunes, 23 de mayo de 2016

Yokai. Monstruos y fantasmas en Japón. Andrés Pérez Riobó, Chiyo Chida.

               “Yokai. Monstruos y fantasmas en Japón” es un libro bastante reciente. Es de finales de 2015 y es uno de los libros que adquirí en la Feria del Libro de Badajoz como novedad recomendada. La verdad es que la Mitología de todos los ámbitos y civilizaciones siempre me ha interesado. Mismamente, muchas veces debo recurrir a ella en mis clases de Historia o de Arte en Secundaria, aunque mucho más de la Clásica o Griega, y en menor medida de la Escandinava, pero nunca, que recuerde, he hecho alguna mención a la mitología japonesa o a algún rasgo de alguna mitología asiática, a nivel general. Es lo que tienen los currículos educativos de este país.
(Con un cafelito, me lo leí del tirón)


                En este librito de 200 páginas, el gallego Andrés Pérez Riobó, y su esposa japonesa Chiyo Chida, condensan muy bien los principales Yokai  o espíritus de la tradición japonesa, y de los yureis o fantasmas. Narrado con sencillez, esta pareja nos muestra y nos enseña los principales personajes que forman la rica mitología japonesa. A cada texto explicativo acompaña una imagen, una leyenda y un simpático dibujo a modo de chiste (están realizados por Chiyo Chida). El libro tiene un interesante epilogo, muy personal, de la propia Chiyo, donde entre otras cosas nos cuenta su historia particular con un Yokai en forma de serpiente que vive en su casa, y las referencias al gran Shigeru Mizuki, maestro del Anime y Manga japonés, fallecido en 2015, y famoso por su serie Kitaro, donde se refleja muy bien todo el universo Yokai. Aquí precisamente, le dedicamos una entrada en el blog cuando hablamos de su “Operación Muerte”.

                Es un librito apto para todos los públicos, iniciados o no, que se lee de un tirón, y que sin duda basa su éxito en su capacidad para llegar al lector. Es un libro ameno, didáctico y entretenido. No se puede pedir más. Si quieres aprender y pasar un buen rato, no lo dudes, este libro te interesa.



                P.D: Mis historias favoritas, por supuesto, son aquellas en las que los gatos son protagonistas. También tengo debilidad por los Kappas, no en vano, tengo algunos relatos cortos (no publicados) en los que ellos son los protagonistas.

domingo, 22 de mayo de 2016

Las calles de arena. Paco Roca.


          Los que habitualmente os pasáis por el Patio-Lavadero a leernos, sabéis, desde hace algún tiempo además, nuestra predilección en el mundo del cómic por Paco Roca. Este autor valenciano, que acumula merecidos premios por doquier, es siempre una caja de sorpresas, y sus cómics suelen ser éxitos rotundos.
(Portada de Las Calles de Arena)

            Por aquí, ya hemos hablado, creo recordar de “Arrugas”, “Los surcos del azar”, “El juego lúgubre”, “La Casa” (de esta hace relativamente poco hablamos aquí) y “El Faro”, entre otras obras destacadas, puede ser que se me escape alguna, y si hay algo que tienen todas estas obras en común, es su capacidad para enganchar al lector desde las primeras páginas.

            La manera de dibujar de Paco Roca es muy característica. A mi sus viejecitos me parecen casi todos iguales, muy afables, con cara de picarones y buena gente (Paco, no te enfades, que no es una crítica negativa, solo una opinión. Tú eres un genio macho). Sus protagonistas (masculinos) son tipos normales, como tú o yo, fácilmente identificables para el lector. Y sus protagonistas femeninas… ¡Ay!, son todo carácter, a mí me enamoran.

            Aún me queda mucho. Muchísimo por leer de Paco Roca. Creo que aún no he llegado al 40% leído de todo lo que ha publicado, pero poco a poco, despacito, voy descubriendo más y más de él. Y, desde luego, todo lo que leo, me encanta.
(Esa torre... ¿Donde la he visto antes?, ¿En Babel el verano pasado?)

            Hoy os traigo “Las calles de arena”, un cómic que ya tiene sus años. La primera edición es de 2009, pero yo me he hecho con un ejemplar estos meses atrás, y lo tenía en “Lecturas Pendientes” a la espera de ser leído, analizado, y disfrutado.
(El aprovechamiento urbanístico para por hacer un buen rascacielos)

            “Las calles de arena” es, en mi opinión, el cómic más surrealista de Paco Roca. Posiblemente también sea uno de los más surrealistas que jamás haya leído. Es una historia rara, extraña, pero ¡Ojo!, para nada mala.

(¡Qué manera de llover!)

            Nos encontramos con el protagonista comprando una figura a tamaño  real de Corto Maltés, mientras atiende la llamada de teléfono de su prometida. Esta le recrimina que haya olvidado (posiblemente) el aniversario de ambos, y que debe darse cita para llegar al Banco, donde han quedado para pedir un préstamo para un futuro piso. Debe conocerlo bien, pues acierta el regalo (la figura) que el chico ha comprado para el nuevo piso.
(Las cañerías, que eran de plomo...)

            Para evitar llegar tarde, el protagonista opta por atravesar el Barrio Viejo, una zona que no conoce bien, y que, como en una tela de araña, quedará atrapado, igual que otros personajes, sin poder salir de dicho barrio. La convivencia con los habitantes del barrio, completamente idos algunos, estrafalarios todos, le irán cambiando, poco a poco, y se irá adaptando a ese mundo extraño, imaginario y onírico, del que quiere salir a toda costa… Tiene referencias literarias para parar un tren, pero personalmente me recuerda mucho a Poe, a Cortázar, y sobre todo, a Lewis Carroll y su Alicia, ya que en su periplo, como Alicia, se encontrará con las más absurdas escenas, hechos y ocurrencias.

(Este viejecito me suena...)

 Si podéis, y tenéis oportunidad, no dudéis en disfrutar “Las calles de arena".







P.D: Es cierto, lo reconozco. La foto de la portada del libro es mía. Las otras no. Verá Sr.Juez, tenía que adornar un poco la entrada y busqué aquí y allí, ¿Sabe?, pero lo hice sin mala intención. Las retiro sin problema ninguno y pido perdón.Y es, en ese mismo instante, en que pongo los ojos del Gato con Botas, esos famosos ojos irresistibles.

sábado, 21 de mayo de 2016

El Fantasma de Gaudí. El Torres & Jesús Alonso Iglesias.

"El Fantasma de Gaudí" es un fantástico cómic, presentado por El Torres (al cual conozco de "El Bosque de los Suicidas") que se ha encargado del guion, y por el dibujante Jesús Alonso Iglesias, al que reconozco que no conocía, pero que ya me tiene en la nómina de fieles seguidores, desde hoy mismo.
(Los protagonistas del cómic)

 Se presenta este fantasma de Gaudí con varios premios y recomendaciones recogidos, recopilados, durante todo el 2015. Y la verdad es que todo lo que le caiga es poco. El Torres ha conseguido con su guion, trabajado durante casi tres años, un grandísimo trabajo donde mezcla la intriga, el miedo, el Thriller policíaco, la acción y el asesinato en plan: Te mato y te descuartizo enterito... Con el maravilloso dibujo de Jesús, colorista al máximo, que engancha y que llega, currado hasta el más mínimo detalle. Y claro, de esta combinación perfecta nace esta Novela Gráfica, dividida en capítulos, que sigue una secuenciación casi cinematográfica, y con una calidad final fuera de toda duda.

 (La Sagrada Familia)

 En "El Fantasma de Gaudí", conoceremos a Antonia, cajera de un supermercado, y madre (¿Soltera, viuda?, no nos interesa nada, ni falta que hace) de un nene que no vive con ella en la ciudad condal. Al salir del trabajo, Antonia salva la vida de un anciano en un paso de peatones de ser atropellado... Esta herocidad le cuesta el hospital. Pero, ¿Quién es/era ese anciano?. En una trepidante aventura por la Barcelona de Gaudí, las claves iban relevándose, entre asesinatos, callejones sin salida, gente sin escrúpulos, misterio, y con la pobre Antonia metida, de lleno, en todo el meollo.
(La portada de esta genialidad llamada "El Fantasma de Gaudí")

Simple y llanamente, impresionante. Posiblemente de lo mejor que nos dejó el pasado 2015 en cuanto a cómic nacional. Es una de esas obras imprescindibles de leer. Altamente recomendable.
(Las viñetas requeteoriginales, el dibujo, el color... Todo fantástico)


P.D: Lo mismo de siempre: La foto de la portada es mía, y las otras las he cogido de aquí y de allí, no sé, de por ahí...