En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Felices Fiestas.

...Quedamos pocos lectores en el Patio-Lavadero, pocos contadores de estrellas. Muy lejos quedan aquellos tiempos donde todo el mundo hacía una parada aquí y comentaba las diversas entradas que contaban las aventuras mitológicas de Michel IV de Gato y mi querido Micho I de Gato.

  Este año se trataba de cerrar el blog, o de continuar dándole un giro nuevo. La falta de tiempo, que no de ganas, no me ha permitido continuar la regularidad de entradas a las que os tenía acostumbrado, ni la calidad... Pero, hace un mes vi la posibilidad de dar ese giro desde el punto de vista literario. Alguien me comentó que no estaría mal hacer pequeñas reseñas, no muy largas ni aburridas, a veces, incluso, telegráficas, sobre lecturas.

Y por ahí es por donde he decidido tirar, de momento. Alguna vez se colará alguna entrada relacionada con otros temas, pero para evitar la muerte de este espacio, al que estimo mucho, decidí que era lo mejor. Son casi ocho años, seis libros escritos y más de quinientas entradas, y eso no se puede borrar de un solo plumazo pulsando la tecla Eliminar o Suprimir.

Por eso, este mensaje navideño, donde tanto Micho como yo os felicitamos las Navidades, estas fiestas, va dedicado a los dos o tres fieles que nos quedáis por aquí. Ya no sois aquellos doscientos que llegamos a tener, pero al menos sois amigos, sois queridos, y os llevamos con nosotros en el corazón. 

 Un gran abrazo, acompañado de un gran maullido. Mil Gracias por seguir, junto a nosotros, contando estrellas.

2 comentarios:

La Gatera dijo...

Hay ocasiones en que las cosas tienen que cambiar o morir y seguro que este giro le sienta bien al blog. De todas formas, esto es lo que era para nadie... ¡Qué tiempos aquellos cuando los blogs eran pura alma, amigos y miles de estrellas!

En fin, Duncan y Micho: como nos gusta mucho leer, seguiremos por aquí, a ver qué tal os sientan los aires nuevos.

Ronroneos y felinas fiestas :)

Duncan de Gross dijo...

Gracias amiga. No sabes la alegría que nos das con tu comentario. No estamos tan solos al fin y al cabo. Un gran maullido. Mil gracias ;-)