En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Micho Kong


…Missi me había advertido de que después de media noche no hablará de política con Micho. Era una de las tres reglas que debía cumplir si me iba a hacer cargo de su gatito frac de excéntrica perilla. Lo que no me advirtió es que no le diera de comer después de medianoche con luna llena…


Me acababa de terminar mi tercer o cuarto chupito de absenta de la rica, de la buena, cuando Micho que estaba junto a mí viendo una reposición de “Redes” del genial Eduardo Punset, me comentó que tenía hambre. Serían cerca de las cinco de la mañana, y yo insomne, había echado a Morfeo de casa a base de una rebozada ensaladilla de ostias, no por nada en particular, sino porque se había negado a prestarme dinero.


Entonces acompañé al pequeño Micho, tras mi quinto o sexto chupito, al Patio-Lavadero y lo dejé comiendo su pseudos Royal Canin adquirido en el LIDL. El caso es que a los dos minutos, no sé si por la luna llena o por la comida de gatos que se gastan en el LIDL, escuché un tétrico y terrible maullido de varios decibelios que hizo saltar las alarmas de varios vehículos estacionados en la avenida y que se encendieran algunas luces en los edificios colindantes.


El maullido se repitió, agónico y terrible, y la curiosidad gatuna me hizo ir hasta el Patio-Lavadero. Allí, encaramado a la terraza, se encontraba Micho. Había crecido unos ocho o nueve metros de los bigotes a la cola y pesaba unos 4200 kilos. El techo comenzó a crujir con otro maullido de rabia e impotencia, y Micho Kong arrancó de un zarpazo la antena Wi-fi que voló gracilmente como un P-47 derribado los seis pisos del edificio y aterrizó contra el escaparate del Chino de la Avenida que se hizo añicos. La cosa debía ser grave para fastidiarme a mi Internet.


Lo primero que se me ocurrió fue llamar a Atención al Cliente de LIDL, pero después pensé que quizás en el Hospital Nuestra Señora de Badayork podrían suministrarle una carretilla de valeriana o un par de kilos de Prozac que yo mismo me meto de vez en cuando, entre chupito y chupito, como si fuesen Lacasitos.


Dudaba que hacer, que decisión tomar, cuando Micho Kong, metió un espectacular salto y se plantó en la Avenida. Alguna que otra histérica comenzó a chillar tras las ventanas cuando advirtieron su presencia, pero Micho hizo caso omiso de ellas y comenzó a darle con la zarpa a los coches de la Avenida y a rascarse con las farolas que se doblaban bajo su hipnótico ronroneo de gato monstruoso.


Rápidamente, me puse unas bermudas y las chanclas (ya que por variar estaba completamente desnudo) y corrí escaleras abajo en busca de Micho. Junto al portal, Amparo, la Esfinge del Rellano, observaba el percal sin decir palabra. Micho me llevaba ventaja y pronto dirigió sus juegos gatunos hacia la Catedral de Badayork, desde donde el Ayuntamiento se empeña en llamar a Batman desde hace 10 años con un foco para que luche contra el crimen y los yonkis y este no acaba de aparecer, prefiere Gotham a Badayork y es comprensible…


Pronto, la Avenida y las calles se llenaron de curiosos en pijama, en calzoncillos y algunas en bragas, que no dejaban de llamar con sus móviles a la policía, al ejército (que prometió mandar a la Panzer Bellota con sus Tiger IV de sesenta años de reciente adquisición), a la Armada (que posee submarinos nucleares en el Guadiana) y al Ejército del Aire que mandaron Ipso Facto un escuadrón de F-5 para neutralizar al diabólico gato.


La situación se me escapaba de las manos, y Micho seguía con sus terribles maullidos y sus juegos infantiles, dando zarpazos a diestro y siniestro, metiendo la pata por las ventanas…Hasta que metió la mano en un obispero (un obispero es un edificio lleno de obispos) y estos le dieron con sus báculos de oro, plata y piedras preciosas en la pata que hicieron que Micho lanzará un quejumbroso maullido que fue escuchado hasta en Lisboa.


Una vez llegado a la Catedral, Micho se plantó de dos saltos en la cima de la torre del campanario, espantando a por igual a cuervos, cigüeñas, palomas, una comunidad hippie (que habitaba allí desde que la expulsaron del motor de un viejo B-17) y varios abogados criminalistas. Desde su nueva ubicación, comenzó a maullarle a la luna, a la noche estrellada de Badayork, mientras le daba con la pata a las campanas del campanario que repicaban y daban volteretas de 360 grados como no lo habían hecho en toda la vida y justo en el momento en el que los F-5 comenzaban a incordiar los inocentes juegos del pobre Micho, que iluminado por los focos de la policía, trataba de derribar esos viejos y ruidosos trastos que pululaban a su alrededor…


Yo gritaba desesperado desde abajo: ¡¡Micho, Micho, te pondrás bien, confía en la Seguridad Social!!, pero la sola mención a la Seguridad Social hizo que Micho derribara un F-5 de un certero zarpazo que fue a estrellarse contra la Alcazaba árabe. El alcalde llamaba a Batman a gritos por un megáfono. Entonces, a falta de chupitos de absenta que llevarme al buche, me desmayé…


Desperté, con un hilo de babas en la comisura de los labios que escapaba de mi empastada boca y manchaba mi descuidada perilla, junto a la Gatera Real. Tenía cierta resaca y Micho me miraba curioso. Había recuperado su tamaño normal. “Ayer con la cogorza te comiste mi comida de gato”, protestó. Y yo, poco a poco, y con la dignidad que te da una buena resaca de absenta, me incorporé y le invité a un café cargado…Al mirar por la ventana, pude comprobar que la Catedral estaba en su sitio, pero Internet no iba y el Chino estaba colocando un cristal nuevo en el escaparate… Micho me juro por mi diosa, la divina Atenea, nacida de la cabeza de Zeus y enemiga del Paracetamol, que no sabía de que carajo estaba hablando cuando le pregunté por los obispos…

23 comentarios:

CMQ dijo...

jajajajaj me ha encantado. Uno de los mejores relatos que he leído últimamente. Genial.
Y Micho cada día está más guapo.
Meeeeeeeeeeeoooooooowwwww

dezaragoza dijo...

No sé, estoy dividido. Uno de mis lados me dice que te anime a tomar absenta a diario. Durarás menos todavía pero vaya relatos te gastas. El otro me dice que te anime a no tomarla y de repente me dá la risa... bueno, a que tomes menos absenta. Durarás más y podremos leerte más... ¿meses?.

Ehm... bueno, haz lo que quieras. Total vas a hacerlo de todas maneras...

Menda dijo...

¿Absenta? Ay ay ay!!!!!!

Gente a medio vestir por las calles?
Cuando te digo que me lo pierdo todo......

Carlos dijo...

El que provocó los destrozos fuiste tú y no el pobre Micho. Ya te dije que dejases la mierda verde. Además me da que cuando te falta, te pegas tus buenos lingotazos de Licor del Polo o Fairy, que tienen color parecido jajaja. Y ten por seguro que bajaste a la calle en bolas juas! Que espectáculo. Estás totalmente echado a perder jejejeje.

Por cierto, lo que toma la gente de mal vivir no son prozacs, sino tranquis :P Así que si quieres terminar de liarla, ya sabes JAJAJA

Markos dijo...

Bravo, fabuloso, delirante, tremens
A Goku le quitaron sus ataques kingkongnianos arrancándole la cola...la duda que tengo y si habría que arrancar la cola de Micho...o la tuya :-D
Salu2

Farfalla Dimora dijo...

¡¡¡Yo quiero un gato como el tuyo!!! Grande, grande, grande y que juege con las campanas de la iglesia de mi pueblo...
Cómo molan tus historias...
Un beso

Lala_a.secas dijo...

pero que guapo está micho!!! ya es todo un adolescente, con esa perilla de 4 días, jijiji, y el relato, de 10, como siempre.

Natacha dijo...

Bueno, buenísimo y divertido relato, como siempre, minino...
Deberías mandar algún relato a comansi, estaría encantada y todos los autores también...
Tienes esa chispa que es necesaria para enganchar.
Gracias por los buenos ratos que me haces pasar.
Un beso, lindo
Natcha.

Zayadith Hernández dijo...

cómo le hace el micho para vivir contigo??? al pobre lo llevas dando tumbos por todos lados y metiendole en problemas!!!
oye, el de la foto es el mismo renacuajo que te atacaba cuando usabas el ordenador??? está enorme!!!!
me encanta la mancha que tiene...parece barba!!!!
besos a ambos.

Max Birrax dijo...

"(...) ¡¡Micho, Micho, te pondrás bien, confía en la Seguridad Social!!"

Hmmm... creo que debes empezar a pensar muy seriamente el dejar la absenta. ¡Saludos!

Anónimo dijo...

Soy firmin, He venido a hacerte una visita y a ver si me inspiraba para remozar un poco la publicidad, pero me encuentro ríos de absenta y no sé qué pensar, aunque veo que estás bien y Micho idem y eso me tranquiliza y que en este episodio sólo Morfeo haya salido despedido... de Badayork. abrazos

Mary Lovecraft dijo...

¡pero qué pesadillón! tienes que bajar tus dosis diarias de abstenta, esto no puede seguir así...mira que al ver la foto iba a comentarte lo guapo y grande que estaba ya Micho, pero tan 'grande' no se me pasó por la cabeza ni imaginarlo

un besoooo

Dean dijo...

Sólo te ha faltado la chica rubia en manos de micho (o en las garras?).
Como siempre tus relatos son fabulosos, con gran imaginación y me entretienen bastante.
Un saludo.

Rebeca dijo...

Sin duda debió ser la comida de gato, a saber los aditivos que les ponen, luego pasa lo que pasa empiezan a crecer y a tener conductas extrañas.

En fin, nunca sabremos la verdad de lo sucedido.

Atila el Huno dijo...

¡ReDios!

Quiero....NECESITO la receta de la destilación de esa magnífica ABSENTA!!!. Creo...Sé que será una magnífica aliada en mi lucha por la creación de la identidad de la Patria Bastetena!!

Absenta pal Pueblo!!

Ea, enróllate, hazlo por Bastet!!

ngaua, ngaua (dice mi gato impresionado por las hazañas de Micho!

Par de Miaus!!

clariana dijo...

Bufffff... que comentario más espeluznante, con el calor y Micho de King Kong. Es que... tienes una imaginación como para parar un tren de estos del AVE.
Suerte que todo volvió a la normalidad, a veces hay sueños que se las traen. En realidad pienso que el sueño es un pretexto para poder acabar con lógica la historia y que ha sido una invención tuya, pero tal vez me equivoque. Besossss y miiaaauus con simetría éstos últimos.

Lilyth dijo...

jajajjajaja Duncan, me encanta descubrir los enredos de tu imaginación y no se si realmente se la debes a la absenta o sea de paquete, me importa un pimiento, disfruto con tus historias y rio a carcajadas, en especial porque imagino cuadro por cuadro todo lo que cuentas, asi que leerte es ver la mejor película de todos los tiempos y cada día te superas.

CASIOPEA dijo...

y que a mi me paso lo mismo el otro dia... que tuve que salir corriendo detras de la peluda a las 9 de la mañana de un domingo de resaca.... estos gatosss de hoy en dia ya no respetan nada de nada....

Lilyth dijo...

Duncan, por cierto, he dejado un premio en mi blog para vos, se que no le viene para nada a tu formato de blog, así que no te sientas obgligado a colgarlo, pero quería enviártelo y eso es todo ;)

Rosa dijo...

Tu estás seguro de que sólo tomaste absenta????.
Besos.

cristal00k dijo...

jajajajaja este Micho promete y tú lo que no tienes es remedio ¡alcohólico que eres un alcohólico!
aixxx
Besos!

BUENAS NOTICIAS dijo...

jajajjajaaja, genial, Duncan. Ya te echaba yo de menos en mis vacaciones..... Beso gordo.

Simplemente Felina dijo...

Como ha crecido el peque, ahora que he vuelto renovada espero seguir vuestras historias.
Besos felinos.