En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

miércoles, 4 de febrero de 2009

Trifulca en el Patio-Lavadero.


…El caso es que el sábado pasado estábamos Michel y yo tan tranquilos (él aporreaba el xilófono con maestría) disfrutando del sol que inundaba el Patio-Lavadero, añorando la primavera y comentando la belleza de la sin par Perséfone y lo raro que es su marido y sus allegados, sobre todo Radamantis, cuando se nos ha presentado de golpe en un flash, un tipo barbado, lleno de algas y chapapote de pies a cabeza. Vestía una toga que le cubría el hombro izquierdo y, afortunadamente, sus partes pudientes. Portaba un tridente y apestaba a pescado rancio. Tras el susto, se ha dirigido a Michel IV de Gato con cavernosa voz y aliento de calamar en su tinta:

- “Oh, Michel IV de Gato, felino de mente sagaz y argucias innumerables, has de saber que estás ante el Gran Poseidón, dueño de los mares y los acantilados, de los ríos y fuentes, del agua planetaria, hermano de Zeus y terror impávido de balleneros japoneses y noruegos… Mi presencia aquí no es otra que la de ofrecerte mi protección, y para ello he decidido darte un regalo…”.

Y hete aquí, amigos y amigas de lo divino, que en ese momento, con banda sonora de John Williams incluida, hace aparición mi diosa: La hermosa y divina Palas Atenea, nacida de la cabeza de Zeus, sobrina del pescadero, armada hasta los dientes, con la parafernalia que suele acompañarla: El yelmo aqueo, el escudo con las representaciones de la Irakimaquia, la Afganomaquía y la lucha de los griegos contra las sufragistas feministas (que no femeninas), la Niké dormida en una mano, la mortífera pica en la otra, y la armadura de broncíneo metal con bajorrelieves de la Toma de Posesión de Obama, un Kalashnikov y dos granadas de mano… Y, con voz dulce, pero firme, mi virgen tejedora y suscriptora de revistas didácticas dice:

- “…Yo también te traigo un regalo, Oh Michel IV de Gato, acolito de Stalin y admirador de Eduardo Punset, y si me tienes en tu consideración, seré yo quien te ofrezca mi protección…”

A todo esto, Michel se lamía una pata, con completa indiferencia. La disputa por el Patio-Lavadero estaba servida. De repente Poseidón, enojado, alzó su tridente con fuerza e ímpetu por encima de su cabeza, y al levantar los brazos vi que tenía las axilas llenas de mejillones y moluscos varios, y que necesitaba una depilación de urgencia, y lo clavó con gran estruendo en el suelo, junto al Naranjo de las Libertades Gatunas donde Michel enarbola la bandeja tejida por Aracne, y del boquete que hizo comenzó a manar agua. Se había cargado la tubería general que viene del quinto piso y aquello era una autentica fuente.


Michel horrorizado se metió en un respingo en la Gatera Real, odia el agua como todos los felinos, y el estruendo le había asustado sobre manera. Entonces mi diosa contraatacó y se sacó de la manga un Olivo de Jaén y lo plantó en el boquete que había hecho el pescadero, taponando, momentáneamente, la salida del agua.


- “Creo que la coisa está más que clara.”, bufó Michel desde la Gatera. No lo veía tan rabioso desde que Moratinos y Ban Ki Moon rechazaron su oferta de visitarle.

Poseidón desapareció tal como había venido, y yo le ofrecí a mi divinidad un café portugués buenísimo que aceptó encantada.

Michel no nos acompañó, prefirió quedarse en el Patio-Lavadero rascando el Olivo.
Mientras preparaba el café, tocaron a la puerta. Era Laocoonte, el Presidente de la Comunidad de Vecinos, que venía a quejarse del escándalo y a recordarnos que debemos 5 meses de impagos…

17 comentarios:

cuandomequieras dijo...

jajajaja creo que me voy a pasar una temporadita por tu casa, a ver si entre Michel, tú y vuestros visitantes me libráis del aburrimiento... me encanta!!!
Un besote.

dezaragoza dijo...

Eres grande grande. Y Michel más. Un saludo.

Rebeca dijo...

Pero que le hizo Michel a Poseidón? todo esto por el xilofono? Suerte de esa Nike siempre a punto con sus granadas y su olivito.

Por cierto, si el rey de los mares y los oceanos los necesita, conozco a una esteticien muy buena, creo que podría acabar con los mejillones y con lo que haga falta.

AriaDna dijo...

Ese presidente interrumpe cuando menos debe, no le abras la puerta

Gracias por tus palabras

Un beso

Azuquita dijo...

Michel tiene que tener el xilófono agotado...
Esta claro que este gato tiene algo especial cuando hasta los dioses le traen regalos desde las profundas aguas de mares y oceanos, y encima es una diosa estupenda quien le protege. Los hay con suerte!.
Claro que de paso tú te tomas un café con ella, aqui también veo algo de suerte.
Si es que tener un gato es lo mejor que puede tener uno hoy en día.
Ya estoy deseando leer una nueva entrega de tus aventuras.
Por cierto, me encantaría que me recomendases algún libro de mitologia para conocer mejor a todos esos personajes que nos presentas.
Un fuerte abrazo para los dos.

Mary Lovecraft dijo...

jajaj! me lo pasé en grande leyendo el 'percance' lo que hubiese dado por estar ahí con vosotros!

besos de parte de Mercurio ¿estamos a miércoles, no?? ;)

la inkilina dijo...

Que imaginación tan poderosa

Me encanta tu blog..
por cierto te apetece hacerte inkilino???
y preparar algún café de vez en cuando
Yo te invito dime algo..espero tu respuesta

linkilina@gmail.com

Natacha dijo...

jajaja. Qué locura de texto. jajaj Muy divertido.
Un beso, gatito lindo
Natacha.

MAKOKE dijo...

Cada día me gusta más leerte, no puedo evitarlo, me tienes enganchada. Sigue así y no pierdas este don tan especial.

Moisés P. dijo...

Michel IV mostró una gran elegancia al no tomar parte por ninguno de los dos.....es mi ídolo¡¡¡

Carlos dijo...

¿Pero que le han visto los dioses a ese gato loco para discutir por su culpa? Y encima él va y los ignora. ¡Hasta la gran Atenea! Esto me reafirma en mi decisión de retomar el ateismo jajaja.

temmpus dijo...

Yo del tipo del tridente tampoco me fío. Por cierto, entre los comentarios nadie pregunta sobre los regalos. Una cornucopia nunca viene mal...

Un abrazo!

Duncan de Gross dijo...

Te agradezco el ofrecimiento Inkilina, pero apenas puedo con dos blogs, ahora pispo me es imposible...Un besotazo!!

Merce dijo...

Jo con Poseidón se cree que porque a él le guste el agua puede ir haciendo fuentes por doquier..

Bueno, a mí me cae bien, pero entiendo que no es el mejor protector para Michel, que no le gusta el agua.

Jajaja, me encantan tus historias -ejem, perdón, vuestras historias.

Besos

firmin dijo...

IDEM,IDEM,IDEM y un IDEM más...,me reafirmo en mis comentarios anteriores sobre mitología cañí (dánae dixit) con gato al fondo.

DamaOscura dijo...

Me parto!! esta semana yo he tenido reunión vecinal real, monologo al respecto de Buenafuente y tu post...coincidencia? estaba predestinado jeje.

LA TIGRITA dijo...

Todo un acontecimiento lo que pasaron en el patio-lavadero, Michel IV de gato es toda una personalidad, por lo menos pasaste el trago amargo del regaño del presidente de vecinos con cafecito y buena compañia.
Saluditos y miaus!!!!