En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

lunes, 24 de noviembre de 2008

La Dernière Valse




...Hay tardes, y esta es una de ellas, en la que la melancolia me da fuerte, me abofetea sin piedad. Deben ser resquicios de lo que los lusitanos llaman la Saudade, que ataca con mayor virulencia en las tardes, en los crepúsculos de otoño-invierno, cuando el sol cae y los ojos se pierden en un punto indeterminado del horizonte que muere tras la ventana, mientras que la mente rememora algún tiempo ya pasado...

... Para estos casos, lo mejor es La Derniére Valse de Lisa Ono. La amiga Ono es una japonesita de origen brasileiro que suele cantar en francés, ahí es nada, es una reconocida artista de Bossa Nova...

...Espero que os guste...

15 comentarios:

Carlos dijo...

A mí esta música que quieres que te diga me deprime jajajaja. Y mira que yo también soy de habitual melancólico (que no nostálgico como diría un tocayo mío :P), pero esta lentitud y parsimonia cantando ya me superan jajaja.

la pequeña candi dijo...

Ya sabes lo que me gusta como suena el portugués... no me deprime, me relaja.
Un besazo!
De esta semana no pasa que quedemos.

Lupita dijo...

A mí me gusta, la Bossa es chula, hay un disco llamado Bossa´n Beatles de Rita Lee que es muy recomendable...

brujita dijo...

Me haces recordar tantos momentos míos, en que cuanto más me atacaba la "Saudade", allá en Santander con aquellas largas tardes de lluvia, más la provocaba yo...musiquita a modo, los troncos ardiendo en la chimenea, y la sensibilidad aflor de piel...

Hoy yo tambien estoy tristona, pero se que mañana estaré mejor, y desearé volver a la vida

un beso.

KriD dijo...

¿Pero que os pasa a todos? ¿Es que no os habéis acercado por El Corte Inglés? ¡¡¡Que ya es Navidad!!!

morisot (Pilar Álamo) dijo...

He estado paseando por tu blog, y me ha encantado porque veo estilo y buen trabajo. Me gusta y te seguiré leyendo.
Desde ahora voy a seguir tus comentarios (si no te importa)

Un saludo afectuoso de Pilar

Espiral dijo...

...Hay tardes, Duncan, y esta es una de ellas, en la que la melancolía me da fuerte, como a tí.

Pero leerte, me dió un poco de vidilla...

Gracias

Laura dijo...

Me ha gustado.
Besos.

Duncan de Gross dijo...

Gracias Morisot, eres siempre bienvenida ;-)

cristal00k dijo...

Duncan, el otoño es un generador de melancolía que con buena música y a pequeñas dosis es buena para cuerpo y mente. Besos para ti y mis respetos a Sir Michel IV.

casiopea dijo...

Al escuchar la cancion me he imaginado a tu lado delante de un cafe calentito, contandonos nuestras cosas, recornadando sentimientos pasados con una sonrisa en la cara porque solo nos venian recuerdos buenos de una vida pasada...
Gracias por hacerme sentir eso aunque solo haya sido en mi mente...

Enredada dijo...

Más que gustar... sentir.... y se siente melancólico...
Las tardecitas, de otoño, de primavera, de cualquier estación me provocan lo mismo....
mil besos

Duncan de Gross dijo...

Me alegra que os haya gustado la canción ;-) Casiopea, así mismamente pasé la tarde, jejeje, un besote a todos/as!!

clariana dijo...

Me ha gustado la versión de Le dernière vals de esta cantante, es una voz suave y que invita a dejar suelto el pensamiento.
Los paisajes que la acompañan y los perros tan relajados, la hacen más agradable aún. Gracias por este momento.

cuandomequieras dijo...

esas tardes, si las dejas a su ritmo y lo sigues, limpian el alma. Será la lluvia...
Beso!