En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Honor entre punks

 Hace tiempo que no hablaba, en el Patio-Lavadero, de cómics. La verdad es que, desde que me suscribí a las revistas de Historia, tengo poco tiempo para leer algo que no sea precisamente artículos de las diversas partes históricas, algunos más interesantes que otros. Para este 2016, me he propuesto abandonar, poco a poco, la lectura histórica, que me tiene saturado, y dedicarme un poco más a retomar el cómic y sobre todo, la novela gráfica.


En un hueco que vi, en este pasado puente, en mi saturada agenda, y aprovechando que mis planes pasaban por dar la sentada en el sofá durante casi 50 horas, en compañía de Micho I de Gato (que ya va camino de sus siete añitos y está un poco quejica). Me decidí por "Honor entre punks".

 En el saloncito de casa, tenemos una amplia estantería con libros que ya me he leído, y en una aparte, justo enfrente de esta, albergo un par de huecos con lecturas pendientes de leer. "Honor entre punks" llevaba casi un año esperando su oportunidad. Y la verdad es que, desde el primer momento, la historia me enganchó, y mucho. 

Guy Davis y Gary Reed, sus autores, nos presentan una nueva visión de la historia de Sherlock Holmes, con el permiso (seguro que cómplice, de Conan Doyle, que lo hubiera disfrutado). Estamos ante un Londres Victoriano, pero en la segunda mitad del S.XX. La Segunda Guerra Mundial no ha sucedido y Hitler ha muerto de viejo en su cama, recluido en sus ideas, no llevadas a cabo, de invadir media Europa.



 Sharon, alias Arlequín, nuestra detective. Es una ex-inspectora de policía, adicta a la coca y metida a punk. Una investigadora de lo más peculiar, que nos llevará a los suburbios desde Baker Street, de la mano de una joven estudiante americana de Medicina. Trepidante, adictivo y con un dibujo fantástico, "Honor entre punks" te engancha, prácticamente, desde las primeras páginas, y no paras de leer hasta no haber resuelto los múltiples misterios que alberga la noche, en este mundo Victoriano y paralelo. Muy recomendable.

Nota: Todas las imágenes que uso para esta entrada, están cogidas de la red (a través de Google), y no son de mi propiedad.