En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

sábado, 7 de septiembre de 2013

Lluvia, charcos, poemas y Duke Ellington.

     ...La primera, y posiblemente última, tormenta de verano, duró un café con leche, corto de café, en la terraza de casa. Las cuatro nubes descargaron fuerte durante cinco minutos y después dejaron paso a una llovizna, pertinaz, que daba gusto verla.
    Micho I de Gato y yo hablábamos sobre la literatura de Carver, de Monzó y de Poe. Micho recitó algún poema, melancólico, reflexivo. La gente correteaba por la avenida, allá abajo, un poco sorprendida por la lluvia. 
     Durante mucho tiempo callamos, viendo los charcos en el Patio-Lavadero, y ninguno nos dijimos lo que pensábamos. 
    Finalmente, Micho maulló, y yo puse, bajito, a Duke Ellington...

3 comentarios:

La Gatera dijo...

Si es que las tormentas estivales dan para mucho.

¡Saludetes!

brujita dijo...


Aquí duró un par de horas Ducam, una delicia la lluvia y su fondo musical... roncaba la tormenta ¡Como lo hacía!

Besito volado tormentoso.

Duncan de Gross dijo...

jajaja, es que por Badayork no llueve mucho, o casi nada, Un maullido para las dos!!!