domingo, 18 de noviembre de 2012

Medea, Las Pruebas y el Guarrino.


...Fue entonces cuando, del coche oficial de la Junta de Extremadura se bajó una bella joven, rubia como el sol, que resultó ser la hija de Eetes.
  Lo que los arriesgados bellotonautas pensamos que era una haz de protones surcando el vetusto cielo extremeño, resultó ser una certera flecha lanzada por el travieso Eros, que hizo que al primer golpe de vista, Medea, que estudiaba un Grado Superior en Hechiceria y Santeria en la Universidad de Extremadura cofinanciados con Fondos Europeos, se enamorara perdidamente de nuestro descalzo capitán, Jasón.
  Solo Micho I de Gato se dió cuenta de tal acontecimiento apasionado, gracias a sus ojos de sierpe, siempre avizores.
  La joven pronto nos avisó que las pruebas que debía pasar Jasón estaban trucadas y eran más difíciles de realizar de lo que parecía. Su padre, Eetes, aprovechando que los Sindicatos Laborales no se presentaban a la realización de dichas pruebas, había creado ciertos vacíos legales y jurídicos... ...Pero ella, con sus conocimientos de Hechiceria Universitaria y los logrados con un Módulo de Gastronomía de Formación Profesional, nos ayudaría en nuestro propósito a cambio de que nos la llevaramos en nuestro orgulloso barco, el Belloto I, lejos de aquella inhóspita tierra hacía la Prometida Badayork, donde todos los días son días de Fiesta.
Mientras Micho se encargaba de rellenar el diabólico Modelo 50 y pagar las Tasas que daban paso a Jasón a participar en las Pruebas de la Junta. Medea dio  instrucciones de como uncir los dos toros monstruosos que se habían vuelto locos de tanto ver la Televisión Pública (tanta Reposición de Curro Jimenez no conlleva nada bueno...), sin sufrir ningún daño, solo tenía que hablarles suavecito de las ventajas de la TDT (Televisión De Tostonazos), y de la cantidad de Tertulias Políticas Objetivas y Apolíticas que se perdían de no instalar pronto el aparatito en el Establo... 
...Entre la Serrana de la Vera y yo, contratamos una cuadrilla de jornaleros (mitad rumanitos, mitad marroquíes) por horas para ayudar a roturar la tierra que Jasón araba mientras arrojaba sobre aquellos  surcos unos dientes que mi divina diosa Atenea, la de peplo jónico, enemiga del Paracetamol y nacida de la cabeza de su padre, había regalado unos días antes a Eetes (unos dientes de un político nacionalista que mi deidad le había arrebatado de un puñetazo por negar su divina presencia y tacharla de pagana...).
  Para nuestra sorpresa, de aquellos dientes, comenzaron a brotar unos Ninis con chandal, gorra rapera, deportivas Nikes, escaso vocabulario, cadenas de oro al cuello y fuertemente puestos de todo. Tras esperar con paciencia a que se desarrollasen completamente un gran número de ellos (es un decir), y siguiendo los consejos de Medea, arrojó unos libros de texto entre ellos (Historia de Aspanya y algo de Literatura) y éstos, que no sabían quién les había arrojado tal ofensiva basura, lucharon encarnizadamente entre sí hasta el KO.   Finalmente, Jasón espantó a los que quedaron en pie al ofrecerles un Contrato Laboral por más de dos semanas.
  Ante tanto ajetreo, la Víbora Hocicuda se declaró No-Beligerante y Especie Protegida en todo aquel conflicto, y entre lágrimas, los bellotonautas nos hicimos con el mítico Guarrino de Oro...

EPILOGO:

...Realmente, nuestra historia no concluye aquí. Antes de llegar a Badayork pasamos por muchas más aventuras y desventuras, pero esa es otra historia que nos guardamos para un futuro. Micho I de Gato mira por la ventana los Grifos pasar surcando el cielo y yo me preparo la tercera absenta del día mientras pongo algo de Jazz. Gracias por estar ahí, con nosotros, contando estrellas...


1 comentario:

Carlos dijo...

Me estoy imaginando todo esto en una pelicula. Seria un flim de culto en el mundillo absurdo-lucinogeno-surrealista jajaja.