En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

jueves, 13 de abril de 2017

Fiesta de empresa (2016)


          “Fiesta de empresa” (2016) es una de esas películas que, más veces de lo deseable, nos llega desde el otro lado del Charco, con chistes y gags ya bastantes usados en el cine de alquiler. Esta es otra película más. Cambian los escenarios, se repiten los cómicos, con Jason Bateman (Josh en la película) a la cabeza, experto en estas lides, y que normalmente (en sus películas) suele hablar muy rápido mientras otros dos o tres gansos orbitan a su alrededor, y Jennifer Aniston (que tiene de cómica lo que yo de punk de los años setenta, es decir, nada de nada).


            Estamos en Navidad. La sucursal de Clay (T.J. Miller) va “regulín regular” porque es un auténtico desastre en todos los sentidos, un nene de papá a sus XXX años que ha heredado todo lo que tiene. La Aniston (Carol en la película), que es su hermana, es todo lo contrario. Es la parte trabajadora de la empresa, y tiene malas noticias: La empresa va tan mal, que puede ser que cierren la sucursal de Clay de un momento a otro. Para evitarlo, no se les ocurre otra cosa que hacer una macrofiesta navideña para intentar captar un cliente fuerte que les ayude, económicamente, a salvar sus culetes.


           Como os decía. Chistes malos, escatología al cuadrado, judíos celebrando la Navidad… Para pasar el rato, y no pensar en nada. No le busques tres pies al gato.

No hay comentarios: