En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 16 de abril de 2017

Black Sails (2014)


        Vale, venga, lo reconozco. He llegado más de tres años tarde a “Black Sails” (2014), pero es que entre tanta serie, películas y libros, es difícil estar en todas…


         ¿Qué es “Black Sails”?, pues se puede definir como la precuela de “La Isla del Tesoro” de Stevenson, aquella novela de piratas que nos leíamos en la juventud (yo me la leí en su día, hace más de treinta años). La acción transcurre como unos veinte años antes. Los protagonistas, piratas históricos, como el Capitán James Flint, Jack Rackham (Cálico Jack), John Silver (el protagonista de “La isla del Tesoro”) o Anne Bonny… Cuya misión es hacerse ricos a base de atacar galeones españoles.


        La Primera Temporada, lo reconozco, no me enganchó totalmente hasta el quinto episodio. Mucho Bla, bla, bla… Poca acción, pocos combates… Pero a partir de ahí, la cosa se pone interesante, sobre todo en su búsqueda del “Urca de Lima”, un galeón (que presumo que sería el Santísima Trinidad), fuertemente armado, y con más de cinco millones doblones de oro. ¡Doblones de a ocho!, que diría cualquier loro que se precie. En la Segunda Temporada descubres que ya estás muy enganchado, y no puedes dejar de ver episodio tras episodio… (Son Cuatro Temporadas).



        Con una estética bien conseguida, grandes efectos, escenas de sexo para no quedarse detrás de “Juego de Tronos” y una buena dosis de intriga, “Black Sails” es una buena opción si te gusta el cine de piratas, que quedan bien retratados como lo que eran, unos valientes hijos de puta, ladrones, astutos, asesinos, mendigos del mar… Muy recomendable.

No hay comentarios: