En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 5 de marzo de 2017

Logan. (2017)



        Con “Logan” no voy a entrar en debates, en mi modesta opinión, improductivos, sobre si la película no es fiel al cómic, o sobre si este personaje o aquel, debería estar o no en la cinta. Cualquiera que se haya leído los cómics sabe que, efectivamente, la línea argumental del papel poco, o a veces nada, tiene que ver con las vías por la que se desarrolla el celuloide.
(¿Ibuprofeno?)

         El caso está en que, “Logan”, es una película que cierra un ciclo. Me atrevería a decir, incluso, que cierra dos ciclos. Por un lado, está más que claro, cierra el ciclo de las películas de “Lobezno”, o por lo menos, las películas de Hugh Jackman como “Lobezno”, el papel por el que será recordado, para lo bueno, y para lo malo también (17 añitos se ha tirado con el personaje). Y que deja un listón muy alto para aquellos futuros actores que retomen (si es que hay oportunidad) dicho papel, dicho personaje. Por otro lado, arriesgo, y me atrevo a decir, que cierra las películas de los “X-Men”, les da el punto y final, por lo menos al equipo clásico, dejando la duda al espectador de qué fue de ellos en este hilo argumental, pues no nos dan ni una triste pista de su funesto destino.
 (Lo parece, pero no es un anuncio para ropa infantil...)


        Sin querer entrar igualmente, en spoilers, creo que la película está bien planteada, bien presentada, y bien desarrollada, lejos de las calificaciones de algunos sesudos frikis que la han estado tachando de “truño” desde que se estrenó en España. “Los cosechadores”, aquellos ciborgs (que llegaron a tener hasta cuatro actualizaciones) como malvados de la película, con “Niño Bonito” a la cabeza (creo que era él), el enigmático Caliban como uno de los últimos mutantes puros vivos, quejoso y huidizo, (¿Recordáis los cómics en los que vivía en una alcantarilla con los Morlocks?), un profesor Xavier nonagenario y bastante chaveta, y un Logan cansado de vivir, en un futuro que parece una película del Oeste…

        Como telón de fondo tenemos a la nueva generación de mutantes (no, no son los “Nuevos Mutantes”, no he caído en ese error), con X-23 a la cabeza, que forman una amalgama tipo “niños perdidos”.


        ¿Merece la pena verla? Hombre, pues claro que sí. “Logan” cierra círculos, como os decía, y la acción, las heridas, las barbas y las canas de los que se acercan a su crepúsculo, no faltan. Aparte que la BSO, con Johnny Cash entre otros, es fantástica. Ya me contaréis.

5 comentarios:

GOLDENWARRIOR9971 (Miguel Ángel) dijo...

A mi me ha encantado

Duncan de Gross dijo...

Es que es francamente buena, hay críticos que se aburren mucho...

Carlos dijo...

Mi hermana la vio ayer y no me la recomendó. Según ella le falta acción y me sobra media hora.

Duncan de Gross dijo...

Ostraaaasss, ¿Le falta acción?, hemos visto dos películas distintas. Hay ostias a doquier!!

Carlos dijo...

Ya la veré cuando la pongan en el Play Store y te diré que me ha parecido.