En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

sábado, 17 de diciembre de 2016

Extremanga 2016



       Que Extremadura necesita una feria, yo diría que dos o tres al año, relacionada con el mundo del cómic, es algo que nadie pone en duda. Durante años hemos sido los grandes olvidados (y aún hoy lo somos) de este tipo de eventos, que demuestran en cada ocasión, lo exitosos que pueden ser con su convocatoria de personal relacionado con el mundillo.

       Ahora, me da igual que se llame Extremanga, Extrecómic, Gumy Party o Lobezno en bragas. Cada vez que puedo, a pesar de ser un tipo que supera desde hace años los cuarenta, por afición, por curiosidad, porque me gusta, procuro asistir.

       Lo que no me gusta es cuando las cosas no es que se hagan mal, sino cuando se hacen de cualquier manera, o sin el suficiente decoro. Puedo llegar a entender que un evento de este tipo tenga detrás un trabajo de organización gigantesco. Eso no lo voy a discutir. Aplaudo el esfuerzo desde aquí. Pero mi crítica va por otros derroteros.

       Cuando ya vamos por la Tercera Edición: La primera en Mérida, la segunda en Badayork, y la tercera volvemos a Mérida, necesitamos establecer un lugar fijo de residencia, para intentar no marear al respetable con tanto nomadismo geográfico. No me vale, este año en tu casa, el próximo en la mía, porque las ferias de Madrid o Barcelona no suelen celebrarse en Carabanchel o en Hospitalet.

       Cuando elegimos un sitio para montar un evento de estas características, necesitamos un lugar donde haya unos mínimos de comodidad, organización, etc. Para entrar en Extremanga, la cola del sábado era de un kilómetro y medio a las doce de la mañana. Con un frío y un viento pertinaz en la calle, y con familias con nenes pequeños aguantando el tipo. Una sola chica en la única taquilla. ¿Entradas anticipadas? No gracias. Nunca se sabe cuándo cambiarás de planes. No me vale esa excusa, que es la que me ha dado un miembro de la organización una vez dentro. La fecha de Extremanga también podría variar. En un mayo o en un junio, la gente se va a animar más a disfrazarse que en un diciembre.

       ¿A quién lo le gusta desayunar, tomar un café o una cerveza a media tarde? La cafetería de Ifeme es, a fecha de hoy, un local vacío. Está muy bien tener cinco stands de comida japonesa, pero ninguno tenía un buen café portugués.

        Una vez dentro, la sorpresa es mayúscula. Vas buscando cómics, pero te encuentras que solo dos stands los venden: Ludus Tabula y los chicos de Neuh (súper simpáticos por cierto, unos tipos geniales), ¿Había más?, no sabría deciros porque el Mare Magnum en los otros ocho stands restantes era brutal. Muchas ganas de comprar merchandising, pocos stands para tantísima gente, he oído decir a varias chicas que se sentían agobiadas y algo mareadas, y no me extrañó, poco espacio para mucha gente. Quizás este detalle sea el que menos perdono, la falta de más stands. Debe haber más editoriales, más autores. En lo demás, no me meto. Me parecen geniales los concursos de cosplay, las videoconsolas, los tipos que juegan al rol, al Magic o a mirar chicas, los fideos chicos que huelen deliciosamente, talleres y charlas, y el resto de actividades que se me escapan.

        Echo de menos una Feria dedicada al cómic en general. Desde Mortadelo y el Capitán Trueno hasta el Manga, desde Romita hasta los autores extremeños. Aun así, si me preguntáis si volveré a Extremanga, os tendré que contestar rotundamente que Sí. En Extremadura no estamos para perder, y seguiré apoyando, con mi presencia (y mis compras), todos los Extremangas que vengan.

       P.D: Espero que con mi critica nadie se sienta ofendido, mil disculpas sí lo ves así. No se trata de eso, o no lo pretendo. Quiero que se corrijan errores y que el evento crezca en la dirección correcta, o en la que creo que es la correcta. No estoy en posesión de la verdad, y al fin y al cabo, la verdad, decían los sofistas, es relativa. Sócrates era un ingenuo.





2 comentarios:

GOLDENWARRIOR9971 (Miguel Ángel) dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo,pero es una pena que está opinión seguramente no llegue a quienes debe

Duncan de Gross dijo...

Si llega, claro que llega. Solamente ayer tenía esta entrada noventa visualizaciones o lecturas, hoy supera las cien. Otra idea que creo que hubiera sido muy buena, para un futuro, es poner stands de cómics de Segunda Mano o de Intercambio, así como de películas relacionadas con el género. Es una buena oportunidad de conseguir títulos que no tienes, deshacerte de otros y hacer contactos de todo tipo.