En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Witchblade. Top Cow



        ¿Y ahora me vas a venir con qué tampoco conocías a Witchblade?, ¡¡Pero si es una serie de cómics que tienen más de veinte años!! Pensará más de uno. Y yo me defenderé diciendo: Que no, que no es eso… ¿Entonces, qué es? Pues muy sencillo, conocía la colección de Top Cow, conocía los personajes (acordaros que yo mismo hice una entrada sobre la serie paralela, The Darkness (en enero de 2016), muy escueta, hay que decirlo, pero clarificadora. Pero nunca, hasta hace cuatro días, había tenido tiempo de leer nada de Witchblade.

         A ver, de Top Cow nunca he tenido muchos cómics (de Image Comics), todo hay que decirlo. Y de Witchblade tengo siete, que me agencié hace unos meses, siguiendo la estela de The Darkness, que me gustó una barbaridad. Son siete cómics recopilatorios, pero la mar de intensos y entretenidos.
 (Jacqueline Goehner, posiblemente la cosplayer más famosa de Witchblade)

         Sé que hay una serie que llegó hasta la segunda temporada, pero ni me molesté verla en su día (¿Está en castellano?), y una serie anime, que al parecer es muy recomendable (¿Está en castellano?), pero que yo, igualmente, ni la he olido (si me la recomendáis, la busco), pero poco más. Ahora he tenido un hueco y los siete tomitos que tengo de Witchblade han caído en un suspiro.
 (Ay, Jacqueline...)


        Para los pocos que no sepáis que es Witchblade, os contaré que es un arma ancestral, con conciencia propia (masculina, por cierto). Uno de los Trece artefactos místicos que pueblan el Universo. El Witchblade es portado siempre por mujeres, y tiene forma de guante adornado con una joya. A veces, cambia su propio aspecto, y parece una simple pulsera. Cuando es usado, el Witchblade se expande, en forma de armadura, látigos punzantes, cadenas o incluso tiene alas. Tiene multitud de poderes, ya que también puede sanar, abrir cerraduras, leer pensamientos… Un kit muy completo.

         A lo largo de la Historia, muchas han sido las portadoras del Witchblade, pero en el arco argumental que yo me he leído, la principal protagonista y portadora es Sara Pezzini, detective de la policía de Nueva York, que con la ayuda de su compañero Jake, y posteriormente el detective Patrick Gleason, se tiene que enfrentar a toda clase de bichos diabólicos y mentes trastornadas que pululan en su día a día.


         El cómic es bien entretenido, aunque tiene en mi opinión, mucho de telenovela, ya que el arco argumental-sentimental de Sara se estira hasta la saciedad, con triángulos amorosos, antiguos novios locos y cosas parecidas, pero no desmerece un dibujo de diez, y unas escenas de acción trepidantes. 

No hay comentarios: