En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 6 de noviembre de 2016

El muertero Zabaletta. Agrimbau. Ginevra




        Estamos en un Buenos Aires alternativo, en un tiempo indeterminado. Los teleféricos dominan el cielo de la capital argentina, los edificios neogóticos, la estética steampunk. Las religiones prohibidas, todas, por ley. Los científicos han demostrado que Dios no existe. Los geómetras dominan la vida. En las alcantarillas murmuran masones y sacerdotes.

        Zabaletta es un asesino sacado de la cárcel. Cada cierto tiempo, el Estado decide prescindir de ciertos individuos de la sociedad. No hay Juicios, no hay un Porqué, no hay acusación ni defensa, no hay abogados defensores ni fiscales. La información les llega a los Muerteros, a través de una calesa tétrica, y estos, implacables agentes de la Ley, cumplen la sentencia sin piedad ni compasión.


         No hay mejor agente para cumplir estas misiones que el Muertero Zabaletta en toda la ciudad. Pero pronto, Zabaletta comenzará a plantearse cosas, sobre todo cuando le mandan eliminar a una chica, apenas una niña de quince años. Entonces, el sistema se volverá contra él, y Zabaletta tendrá que comenzar a tomar decisiones, ya no como brazo ejecutor, sino para salvar su propia vida…


       Magnifico cómic “El muertero Zabaletta” (2008, Norma Editorial). Con un dibujo asfixiante y recargado, acorde con la historia. Lo recomiendo mucho, con una historia rápida, de esas que enganchan y de la que quieres saber más y más. Agrimbau y Ginevra se salen con este álbum, sin lugar a dudas. Género negro, policiaco, futurista o alternativo, como prefieras, en una Ciudad del Plata donde se conformó otro futuro, otra sociedad, con toques de Minority Report y Blade Runner. Lo peor del álbum, que es muy corto, apenas 48 páginas.