En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

jueves, 18 de agosto de 2016

La lectura de las ruinas. David B.



        Lo reconozco. Hasta hace apenas tres meses, quizás un poco menos, creo recordar, no había leído nada de David B. Y, sin embargo, ya veis. En este blog ya hemos leído y escrito algunas cosas sobre este autor francés tan especial, y yo he adquirido algunas de sus obras.

        En “La lectura de las ruinas” nos encontramos en plena Primera Guerra Mundial. Es 1917, y a Jan Van Meer, un holandés, experto folklorista y agente de los servicios secretos aliados (concretamente del francés), se le encarga una misión, en principio sencilla, que se le va a complicar por momentos. Deberá buscar al ingeniero e inventor Hellequin, creador del cañón de sueños, los alambres vampiros, las bombas silenciosas o los hombres de fécula, y maestro en la lectura de las ruinas… Lo malo es que los alemanes también lo quieren, y la búsqueda y persecución de Hellequin se convertirá en un reguero de sangre.


        Con ese dibujo tan característico al que ya me tiene acostumbrado, de un expresionismo puro, que tanto me recuerda al grupo alemán “El Puente” y sus xilografías. En este álbum se mezcla el surrealismo, con el futurismo y su relación con la máquina destructora, con los inventos… Todo en un mundo fantástico y onírico, irreal, que engancha precisamente por esa relación palpable con los sueños. Es un cómic, como todos los de David B. de lo más recomendable.

No hay comentarios: