En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

sábado, 20 de agosto de 2016

Celtiberia Show.






         De Celtiberia Show guardaba yo, hasta la fecha, tres o cuatro recuerdos brumosos, y todos relacionados con la Educación. Me explico: La primera vez que tuve conocimiento de este librito fue en Octavo de EGB. Sería por el año 1986-87 más o menos. Un compañero de clase se lo llevó a la escuela, y a carcajadas, leía algunos anuncios y anécdotas que, a algunos hacía gracia, y otros directamente no entendían.
 (Ilustración de un libro escolar. 1967)

        Al par de años, cursando yo el Bachillerato (el antiguo BUP que tantos sufridores del actual sistema educativo echamos de menos), otro susodicho se trajo un ejemplar que compartió con un par de interesados en los recreos. Este era un tipo curioso que gustaba de hacer siempre la misma broma, tiraba pesetas rubias por el pasillo justo cuando el alumnado iba a entrar en las aulas, y se meaba de la risa, aunque nunca percibí que dichos lanzamientos tuvieran efecto entre los compañeros de estudio.

        El caso es que hace unos meses, volví a ver un ejemplar de Celtiberia Show en una librería. Y me dije que esta era la mía. Se me presentó clara la idea de poder disfrutar el disparate peninsular, en toda una serie de recopilaciones curiosas, tontas y locas, de una España que ya no existe, a través de anécdotas o anuncios de periódicos de los sesenta y setenta. Todas las que están relacionadas con la Santa Iglesia Católica no tienen desperdicio.

       Recopiladas de mano del desaparecido Luis Carandell, que fue un comentarista político y periodista, de lo mejor que tuvo este país en el S.XX, y al que se le echa mucho en falta (igual que al antiguo Bachillerato), Celtiberia Show hace un repaso por toda esa España (y Portugal también participa con un par de cositas) casposa y rancia, que tiene mucho de España Negra y de pintoresco en cuanto a que, hoy en día, afortunadamente, todo esto nos hace gracia y nos parece raro.
 (A Unamuno no se le perdonó nunca la trifulca con Astray)


Os dejo un par de fotos de ejemplo. Para que disfrutéis de los Celtíberos
(Pongo la opinión del Clero sobre Galdos. La de Pío Baroja mejor que no la ponga, lo ponen bonito...)

1 comentario:

Carlos dijo...

Todavía queda mucho nostálgico de estas jodiuras.