En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

martes, 24 de mayo de 2016

"El ala rota". Antonio Altarriba & Kim

             Hace ya algún tiempo, creo que un tres o cuatro años, llegó a mí “El arte de volar”. Un cómic publicado por Antonio Altarriba (guionista) y Kim (miembro fundador de la revista “El Jueves” y padre de “Martínez el facha”, un clásico de la historieta y el cómic de este país).

(Un cómic de lo más recomendable)

             Había leído que el cómic había recibido algunos premios importantes (entre ellos el Premio Nacional del Cómic de 2010), había sido presentado en Francia (no en vano, Altarriba es catedrático de literatura francesa) y tenía a toda la crítica alabando su trabajo. Cuando lo leí, simplemente coincidí con todo lo que había leído, y oído. El cómic es una obra maestra, mayúscula.

            En aquella ocasión, Altarriba nos contaba la historia de su padre, Antonio Altarriba, desde su niñez en un pueblo de Zaragoza, hasta su huida con quince años, su lucha en la Guerra Civil en un batallón de la CNT, y su paso por un campo de concentración francés antes de volver a España. En la historia de su padre, Petra, su madre, jugaba un papel secundario.

            Petra era el contrapunto a su marido. Ferviente católica. Esta mujer es la protagonista de “El Ala Rota”, este nuevo trabajo del dúo Altarriba-Kim, que completa, como un díptico, la parte que faltaba de “El arte de volar”. Veremos, esta vez, la dura niñez de Petra, desde su truculento nacimiento, hasta su vejez, pasando por sus años de gobernanta en la casa de un general nacional, y por todas las calamidades que sufrió en la post-guerra, incluyendo la incomprensión, la traición y la pobreza.


            En mi opinión, lo han vuelto a hacer. Han publicado una auténtica obra maestra. Independiente de “El arte de volar”, pero que yo recomiendo leer conjuntamente, para entenderlo todo. Ciertamente, muy recomendable.