En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

El Sueño del Fevre. G.R. R. Martin.

No es el libro. No he tenido el placer, aún, de leer el libro, pero el cómic El Sueño del Fevre no desmerece para nada. Escrito (el libro) en 1.982, por el archiconocido autor de Juego de Tronos (G.R. R. Martin), nos encontramos ante una historia de vampiros, aunque no es una historia clásica de vampiros a las que nos tiene acostumbrados tanto el cine como la literatura habitual que consumimos...

 La verdad es que ya desde las primeras páginas, me vino a la mente aquella imagen de Brad Pitt en Entrevista con el Vampiro, surcando el Mississipi y sembrando el terror por las noches de Nueva Orleans. Y es que aquí tenemos a los vampiros metidos en un barco (El Sueño de Fevre) surcando el río en busca de un destino algo incierto (si Mark Twain levantara la cabeza). Nuestro protagonista, el Capitán Marsh es un tipo decidido, no demasiado sagaz, que tiene un sueño: Ganar una carrera de barcos... Arruinado, no le queda otra opción que aceptar la oferta del enigmático York, y aquí tenemos montada la trama.

 Lectura entretenida, dibujo fabuloso (Rafa López, artistazo de quitarse el sombrero, al que conozco por trabajar en Marvel y DC, me encanta su Ojo de Halcón en solitario), un poco gore pero sin llegar a infundar el terror vampírico de los personajes... El único "pero" que le he visto ha sido la facilidad con la que Martin da un salto temporal, de casi trece años, en lo más interesante de la historia... Aún así, es un buen título para tener en cuenta, y por eso le dedico esta entrada.