En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 11 de agosto de 2013

La carrera de carros.

...Los carros pasaron tan rápidos que apenas nos dio tiempo, a Micho y a mí, de dar un salto atrás, justo cuando nos disponíamos a cruzar por el paso de peatones, la concurrida avenida.
       Uno de los que conducía velozmente, adelantando a todos los demás vehículos como un loco, lo conocíamos de vista del barrio. Se trataba del orgulloso Pélope, que conducía un Poseidón Alado del 99, amarillo chillón para más señas, y con doble motor en V. El carro que le seguía de cerca, con la velocidad del rayo y poniendo en peligro a medio barrio, era el Ares Coupe, negro metalizado, de otro tipo del barrio, el arrogante Enómao, dueño de la pizzería Pisa&Olimpia.      
        Aunque, a decir verdad, el que conducía era Mírtilo, un tipo que tenía un taller mecánico dos calles más abajo y que había sido profesor de autoescuela.
       Los vecinos vociferaban y amenazaban con los puños a tan estúpidos amos del volante, y algunos no dudaron el telefonear a la policía mientras los dos vehículos se perdían por el final de la avenida mientras realizaban adelantamientos imposibles.
       Una bella y sofisticada joven exclamó, a nuestro lado: ¡¡Vuela Pélope, marfileño hombro!! Y Micho ronroneó: Duncan, ¿Tú entiendes algo de todo esto? Absolutamente nada, le contesté al albinegro felino.



 P.D: Al día siguiente nos enteramos por la prensa local que aquella carrera de carros había acabado, como era de esperar, en accidente mortal. El Ares Coupe de Mírtilo y Enómao volcó poco antes de llegar al Templo Corintio, octástilo, de Nuestro Señor de Poseidón de los Mares, Lagunas y Charcas (muy venerado a este lado del Guadiana), falleciendo Enómao en el siniestro… 

3 comentarios:

Markos Arroyo dijo...

Si es que van como locos desde la antigüedad...
Dentro de una trágica noticia, se puede sacar como positivo que no pagaron los platos rotos, terceros ajenos a esa locura.
La verdad es que contigo los clásicos siempre sirven para contar cualquier cosa. :-)
Sañu2

Duncan de Gross dijo...

Gracias Markos!!, si es que son así estos tipos del volante!!

brujita dijo...

El eterno problema del tráfico y esos locos al volante!... ¡Si es que van como locos y luego pasa lo que pasa!

Besito volado.