En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

viernes, 30 de octubre de 2009

Fiesta gatuna en el Salón.


Imaginaros. Llegáis a casa, y antes de entrar en el Patio-Lavadero, oís música en el Salón, y resulta que Micho I de Gato y unos colegas literatos e intelectuales se han montado una fiesta, sin mi y sin mi absenta, por todo lo alto. Te reciben con un bailecito y te unes a ellos, ¡¡Que corra la absenta que por fin es viernes!!. Y bueno, así nos lo montamos, Micho, sus colegas y yo... Y aún es probable que se presente alguna deidad griega...

P.D: Micho es el que está encima del sofá.

domingo, 25 de octubre de 2009

Un café con Micho.


... Ciertamente el fin de semana se me pasó volando. Micho y yo estuvimos mucho tiempo hablando y comentando algunas anécdotas que le brindé mientras tomábamos yo un cafe con leche, corto de café, y él un enorme tazón de leche. Rodeados de dominicales y recortes de prensa que estuvimos leyendo y comentando...


Para Micho el actual sistema educativo está equivocado de arriba a abajo, y, según él, l@s chic@s deberían tener la opción de dejar los estudios, como hasta hace diez años, a los catorce años. Yo le escuchaba hipnotizado. Micho está madurando a un ritmo impresionante. Se lee un par de libros por semana, algo que para un gato está francamente bien, aunque no alcanza aún a mi pobre Michel IV de Gato que podía leerse hasta cuatro o cinco y recomendarte alguno de ellos con felina vehemencia.



Está interesado por todo lo que ocurre en el mundo, con una sana curiosidad, y comprende mi ausencia. No se siente solo. Los gatos no sienten la soledad en sus corazones como pueden sentirla los humanos, porque son hermanos de la misma, les hace sentirse libres, y en ella, pueden llegar a ser muy felices, tienen un universo rico e interesante alrededor que explorar y no dependen de nadie para alcanzar, con acierto y tesón, la mayor de las glorias, que suele consistir, por lo general, en quedarse dormido cerca de una ventana, bañados por el sol de octubre y acompañados de una buena conversación que ellos agradecen con un dulce y cálido ronroneo.
Antes de marchar, de nuevo camino a Castuera, le dí un fuerte abrazo y le deseé una feliz y grata semana mientras desde el estrellado y milenario cielo del Patio-Lavadero, la Constelación de Orión, silenciosa y enigmática, cosía mi destino...



P.D: Uff, apenas tengo tiempo para nada, pero prometo que en cuanto tenga un hueco, seguiré contando estrellas... Besotes y Miiiaauuss!!

lunes, 19 de octubre de 2009

Castuera


El teléfono me despertó con su metálico sonar a eso de la una de la tarde. No había nadie en el Salón, aunque si quedaban restos de la fiesta de la noche anterior en forma de vasos, un par de botellas vacías y algunos libros y cds esparcidos por doquier, como cadáveres exhaustos de una legendaria batalla campal de versos y lecturas, de audiciones y comentarios diversos entre Micho, las diferentes deidades que llegaron y se fueron, y un servidor, que agotado, confuso y con un terrible dolor de cabeza, contestaba mecanícamente:

- ¿Sí?
- ¿Señor De Gross?, ¿Duncan de Gross?, preguntó una neutral voz femenina al otro lado del auricular.
- Aham, musité, y pude sentir el mal aliento, producto de la temible resaca...
- Mañana a las ocho de la mañana comienza usted a trabajar en Castuera, provincia de Badayork, durante un mes...


Y, como si de un muñeco con resorte me tratara, me incorporé de un salto, justo en el momento en que Micho entraba por la puerta saludando, cortesmente...


P.D: Uff, cada vez me mandan más lejos. Lo dicho amiguetes, ya os contaré!!. Besotes y Miiiauuss!!

domingo, 18 de octubre de 2009

De vuelta a casa.


Mis pasos, raudos y veloces, me llevaron hasta la puerta del Patio-Lavadero. Allí estaba Micho, enorme tras dos semanas, los gatos crecen enseguida, con su frac blanquinegro de increible brillo.

Nada más verme me lanzó un enorme maullido de sorpresa y alegría: "¡¡Duncan de Gross, nacido bajo el Signo de Orión!!". Icaro sobrevolaba el cielo gris del Patio y Clío, tan ligera de ropa, sostenía un viejo libro en las manos. "Ya estoy en casa", exclamé. Y juntos, todos, nos sentamos a la mesa del Salón, oimos buena música, charlamos de las últimas lecturas, exposiciones, sobre el último lío de Amparo, la Esfinge del Rellano, y cuando se presentó mi gran diosa, la divina Atenea, nacida de la cabeza paterna, celebramos con absentas mientras Micho ronroneaba feliz tras nuestro reencuentro sentado en un cojín azul que le había traído de Don Benito.

No hay nada como estar en casa, pensé, y choqué un par de veces entre sí, las suelas de mis zapatos...

P.D: Gracias a todos/as por vuestro animo y apoyo sincero.

domingo, 4 de octubre de 2009

Trabajando...


Hola Amiguetes. Hoy no os voy a contar ninguna de las aventuras de Micho y un servidor, al menos por ahora. Mi intención es informativa. Mañana comienzo a trabajar en Don Benito (Badayork) de profe, y me temo que hasta el próximo día 20 voy a estar inoperativo así que no os asustéis si no escribo por aquí o en Arte Extremadura.


He dejado a Micho al frente del Patio-Lavadero y Aurea, mi vecina, la dueña de Bodegón (aquel yorkshire tan "simpático") ha prometido llevarle la prensa diaria. Todo ha sido muy rápido y aún no sé ni la materia que voy a impartir: Geografía, Historia de Aspanya, Historia del Mundo Contemporáneo o Arte... Mañana a las 8 de la mañana lo averiguaré.


Prometo contaros todas las aventuras y desventuras que me surjan a mi regreso. De momento en la pensión que me alojo, (en realidad es un motel de carretera), hay un tipo que habla con el tresillo del hall, no tengo nada en contra porque yo hablo con gatos y dioses mitológicos mientras desayuno o me hinco una botella de absenta, pero a mi me contestan y a él el tresillo no parece corresponderle, al menos, por ahora...


¿Qué nuevas y desconocidas aventuras y desventuras le esperan al pobre Duncan de Gross?, ¿Le respetarán los alumnos o lo verán como un pobre loco con perilla, miopia galopante y maltrecha dentadura del cual burlarse?. ¿Hablará el tresillo conmigo si lo intento?.


Todas estas preguntas se responderán debidamente en su día. Mientras tanto os mando un Miauuu de Micho y yo os deseo, como diría mi difunto Michel IV de Gato: Absentas y Bloodys!!.

jueves, 1 de octubre de 2009

Gorrino Sentado


Las tribus indias extremeñas se rebelaron contra el AVE justo el mismo día en que, en Badayork, colocaban con grandes fastos una replica de la estatua de la Libertad, donada por el “Hall” neoyorkino en señal de hermanamiento, en un islote del Guadiana, anteriormente ocupado por garzas, cigüeñas, ranas y algún alacrán espontáneo.


Su jefe, “Gorrino Sentado”, al que su longevo pueblo adora y al que dedican extraños bailes regionales, protestaba con un ataque matutino a los operarios ferroviarios que no dejó heridos de consideración, pero si asustados a los pobres empleados que colocan, una por una, las vías que unirán por fin, el lejano oeste, con el resto de la Europa Occidental. La diligencia que une Zafra-Montijo, de la compañía “Bellotas&Fargo” también fue atacada con el mismo nulo resultado. Muchas lunas cantaron a los dioses temas de David Bisbal para que lloviera, y el cielo los escucho enseguida, y les mandó, aparte de trombas descomunales y varios miles de rayos por cada canción emitida, muchas señales: En el rocío de los alcornoques, en las jaras de las rocas abruptas, en el estío de las dehesas, en la berrea hormonal de Hermano Ciervo, también en algunos restos orgánicos procedentes de un B-17 que iba a Chafarinas, concretamente un hippie que cayó de uno de los motores...


Para los indios extremeños, el hombre blanco quiere adueñarse de sus milenarias tierras con camino de hierro que traerá, no prosperidad, sino madrileños sedientos de bocatas de chorizo o jamón, según gusten. Arañará las tierras con caballo de hierro subvencionado, acabará con la Mesta, los borregos, los encinares, con hermana Cigüeña que le da por posarse en medio de la Nacional a picotear un bicho muerto. El AVE espantará la caza, a los cochinos-jabalís, y traerá colonos que querrán inventar el Plan Badayork, o algo así, e infestarán los campos de chalets, urbanizaciones y los campos de golf florecerán como lo hacen las setas venenosas con las primeras lluvias otoñales. Hermana Rana y hermana Nutria tendrán que pedir una VPO para poder vivir dignamente, porque los portugueses querrán hacer practicas navales con submarinos en el Guadiana, y los Indios se verán empujados fuera de su hábitat, confinados en reservas y vigilados por los soldados de Fuerte Menacho o Fuerte Botoa, quizás en La Vera, en Las Hurdes o en Las Ibores, compartiendo suelo con los dragones que semanalmente asolan sin piedad Plasencia, los campos de Herrera del Duque y que lo mismo se devoran a un ecologista, a un Guardia Civil de Seprona, que a un monje de Yuste o Guadalupe, o te derriban un F-5.


El Ave traerá el juego y el vicio, y la cultura de los indios extremeños se perderá en los tiempos, una cultura ancestral como la que atesora en sus orillas agrestes Hermano Tajo, los indios se corromperán en el alcohol, buscarán consuelo en la absenta y en los Bloody Marys (un guiño a mi pobre Michel IV de Gato), se harán adictos al teléfono de la esperanza o a los “Reality Chous”, se perderá el noble oficio de atacar y robar ganado a los vaqueros de Las Vegas del Guadiana, y solo les quedará montar un casino a las afueras de Mérida o estudiar oposiciones para Auxiliar Administrativo de la Junta de Extremadura.


Todo eso me lo contó, en primera persona, en un castuo profundo, casi gutural, “Gorrino Sentado”, de estrábica vista pero sabia mente, el último jefe indio extremeño, mientras cabalgaba con “Happy Chacho”, mi fiel corcel, por las inhóspitas llanuras extremeñas. A lo lejos, se veía la tierra llorar mientras era arada por escarabajos de hierro, de enormes pinzas, que levantaban sus feroces palas por encima de sus cuerpos amarillos. Gorrino Sentado juraba, en ese instante, venganza, mientras decoraba una flecha con plumas que hermano Mochuelo había donado a la beneficencia de Nuestra Señora de Guadalupe.



P.D: Afortunadamente para Gorrino Sentado y las Naciones Indias Extremeñas, al AVE aún le quedan unos diez años, y podrán disfrutar muchas lunas de la dehesa, contando historias bajo las estrellas sobre como Hermano Ciervo o Hermano Zorro, a imitación de Hermana Cigüeña (todo lo malo se copia), le da por parase a olisquear el asfalto, impávida y chulescamente, en mitad de la carretera de Cáceres a las ocho de la mañana y no se aparta por mucho que le pites...