viernes, 27 de febrero de 2009

Everywhere


… Me la he encontrado como el que encuentra un tesoro perdido hace tiempo en la orilla de un río. Este video y la canción, las tenía grabadas en una antigua cinta Beta (videos que eran mejor que los VHS), y rebuscando, como el que no quiere la coisa, hete aquí que aparece y vuelve a florecer como una maravilla.

Con todos vosotros/as: “Everywhere” de Fleetwood Mac, banda mítica, originaria de los setenta que aún sigue por ahí dando guerra, espero que os guste.

P.D: Gracias a todos/as por vuestro apoyo con el libro. Es un deseo, una ilusión cumplida. Gracias.

miércoles, 25 de febrero de 2009

¿Cómo Quieres Que Cuente Estrellas?: El Libro.


Hola Amigos, llegó el día en que “¿Cómo Quieres Que Cuente Estrellas?” se convirtió en papel. A través de www.bubok.es hemos editado y publicado las 20 entradas más leídas y comentadas de este, vuestro blog, durante el año 2.008. Faltan las entradas del mes de enero y febrero de 2.009 porque el libro lleva en imprenta un mes y medio.


El librito en cuestión que nos ha quedado tiene 97 páginas, y el protagonista indiscutible, por supuesto, es Michel IV de Gato. Así que ya sabéis, si queréis adquiridlo, solo tenéis que entrar en www.bubok.es, buscáis: “¿Cómo Quieres Que Cuente Estrellas?”, y tendréis las aventuras y desventuras de Duncan de Gross y Michel IV de Gato en libro-bolsillo. El gato que sale en la portada del libro no podía ser otro que el mismísimo Michel IV de Gato, oteando el horizonte que le ofrece la ventana del Salón, como solía hacer, en busca de nuevas y emocionantes historias, aventuras y desventuras… De hecho hay una dedicatoria final para él. Un bonito recuerdo nuestro para conservar y disfrutar.


Al comprarlo, de paso, ayudáis a recuperar la pasta que me he dejado en dicha publicación (que aunque os cuenten lo contrario, gratis precisamente no me ha salido, y la crisis y la falta de trabajo ya empieza a hacerme mella).


P.D.: El precio del libro en la editorial está marcado en 10,50, pero su precio final rondará los 16-17 euros, IVA y Gastos de Envío Incluidos.

jueves, 19 de febrero de 2009

La Boda de Pirítoo.


…La culpa es mía por ir a tanta boda. La verdad es que solo conocía a Pirítoo de cuando Meleagro y Atalanta me lo presentaron en La Montería de Calidón (¿Lo recordáis?, post del 4 de enero), cuando tuve aquel encuentro tan desagradable con una enorme bestia parda, llamada jabalí, que casi me sesga la vida… Pero como insistió tanto en que fuera a su boda con la sin par Hipodamía, no pude decirle que no, y de paso le devolví la jugada a mi Gran Diosa Atenea, invitándola a que me acompañase, ya que ella me hizo ir a la boda de Cadmo y Harmonía…

La ceremonia tuvo lugar en el templo de Nuestra Señora de Hera: Hexástilo, períptero, de estilo jónico, y en cuyos frontones se representan La Toma de Posesión de Obama (Lado Sur) y un episodio de Falcón Crest (Lado Norte), y cuyas esculturas tan bien conseguidas son obras del gran maestro Fidias, discípulo al parecer, de Andy Warhol…


El jaleo vino después, cuando en el convite se presentaron los centauros, que por lo visto estaban emparentados con ambos cónyuges. Por lo general, llamadme racista, no me caen bien los centauros. Suelen ser unos liantes, se cargan las Cuadras de Protección Oficial que les construyen los de la Junta de Extremadura en las Vegas del Guadiana a las dos semanas y, sobre todo, suelen tener muy mal beber. Tienen la manía de llamar, a todo el que no es centauro, “Lápita”. Yo simplemente les llamo lo que son, Centauros, y si son del desierto: John Wayne… Suelen estar todo el rato diciendo: “Aynnss, cushaaa lo que me ha dishooo el lápita, ayss, ya te veeee…”, y coisas parecidas…

El caso es que estábamos por el segundo plato, y yo con botella y media de Ribera del Duero entre pecho y espalda no paraba de hablar sobre literatura existencialista y sobre gatos, por variar. La fiesta era animada y mi Gran Diosa, la divina Atenea, parecía estar más tensa que nunca y no disfrutaba del ambiente, como suele ser habitual en ella se había llevado a la boda dos granadas de mano y una taurus, una pequeña pistola, que llevaba en su bolso Dior.


De repente, sin mediar palabra, los centauros todos al unísono, comenzaron a querer sacar a bailar a las féminas, mi diosa incluida, con muy malos modales. Solo sabían babear y proferir insultos de diversa índole y categoría. Asqueado por tal falta de educación, me levanté para protestar a mi équido vecino, que con barba de cuatro meses, apestaba a whisky barato, pero no llegué a musitar palabra, ya que este levantó sus cuartos traseros y de una potente coz me estrelló contra la mesa vecina. Mientras mi mundo se desvanecía en una profunda, oscura y dolorosa inconsciencia, pude oír gritar a mi deidad: “¡¡Por Zeus y Cierra el Ática!!”, y el clic característico que hace al saltar la espoleta de una granada yanqui de mano M62…

…Cuando desperté, con un fuerte dolor en el costillar, encontré que el Salón de Bodas se había convertido en un autentico campo de batalla. La Guardia Civil se llevaba detenido al último centauro que no paraba de gritar mientras coceaba esposado que todo aquello era un acto racista y discriminatorio, y que ellos eran completamente inocentes, que la culpa de todo la tenía el tipo de perilla y gafas horteras que los había provocado hablando sobre literatura existencialista y sobre gatos…

miércoles, 18 de febrero de 2009

El Arte, Ese Mundo de Sinvergüenzas


...A veces me preguntan si una obra determinada es Arte o no... Llegados a este caso, suelo tener dos opciones: O suelto un rollo demagogo-artístico, o recurro al Gañan... Yeee-Haaaa!!

martes, 17 de febrero de 2009

Clio


… Hoy me he sorprendido a mi mismo sentado junto al Naranjo de las Libertades Gatunas. Con los ojos cerrados he intentado recordar algún discurso independentista. La gatera y el Arenero Real vacío me han traigo sesgos, pequeños retazos, que me han hecho levantar los ojos a la tarde tibia de febrero.


- ¿Qué te pasa, Oh, Duncan de Gross, mediocre acólito de la Gran Atenea que llamas con tus pensamientos a la ufana Meletea?, - he oído que me preguntaba una voz femenina, susurrante y calida.


La que me hablaba era Clío, una de mis Musas. De cabello castaño y rizado, de mejillas sonrosadas y con leve túnica recogida por una bella fibula en forma de pergamino abierto sobre su hombro izquierdo, sus pliegues, caprichosos y volátiles, me decían que, como buena griega, no llevaba nada debajo. Las Musas, normalmente se me presentan cuando estoy borracho, me dicen coisas al oído, confunden mi mente o la despejan, me dan papel y bolígrafo y me dictan historias y pensamientos. Hoy juro que no he bebido.


- Me acuerdo mucho de él, de sus aventuras, de sus historias y manías…, -, he confesado un tanto abatido.


- Es bueno recordar a lo que se fueron, nacido bajo el Signo de Orión, también es bueno llorar de vez en cuando, pero tus votos son los de renacer, cual fénix y contar estrellas… Eres un soñador, y eso hoy en día no es muy bueno, ni grato… Has perdido un amigo, pero no sabes si otro vendrá a ocupar su lugar, los designios de los dioses son, a veces, caprichosos…-, ha musitado mientras me acariciaba descuidada, ausente, el pelo.


- …El dinero te importa un bledo, no eres ambicioso y demasiado filósofo y mediocre para destacar en algo importante…Pero le caes bien a Atenea, hija de migrañas, enemiga del Paracetamol, nacida de la cabeza de su padre, y por ende, a algunas de nosotras… Así que no decaigas en tu empeño, tienes un camino que conduce a una estrella, mantén ese maltrecho estomago lleno, tus moscas volantes controladas en tu córnea y el bolsillo con algo de dinero y yo te seguiré contando historias al oído, sutilmente, para hacerte la existencia más llevadera…-



Tras esto, me ha mirado directamente a los ojos. Y en la profundidad de sus hermosos ojos negros, brillantes, he visto un mar inhóspito y un trirreme, mecerse agitado, comandado por héroes implacables… Entonces se ha acercado a mi, y he podido sentir su aliento, suave, junto a mi mejilla, y oler su fragancia, de flor de jara, que me ha ruborizado…


- ¿Te he contado alguna vez, Oh, Duncan de Gross, la historia de los Argonautas?. -, y dichoso, la oí, sin perder palabra…

lunes, 16 de febrero de 2009

Me Siento tan Feliz


Con todos vosotros/as todo un estreno de La Bola de Cristal, el genial Kiko Veneno con su "Me Siento Tan Feliz", espero que os guste, un guiño para empezar la semanita...

jueves, 12 de febrero de 2009

¿Qué me estoy leyendo?


Llevo varios meses sin comentar lo que me traigo entre manos, no todo va a ser colas en el INEM, pinturas neofauvistas, resacas de absenta, tiro con arco y desesperación laboral… También saco tiempo para leer…


No sé si ya lo comenté en alguna entrada anterior, pero hace un par de meses me leí “Firmin” de Sam Savage, y francamente me encantó, me gustó tanto que he decidido volver a este libro en unos meses… Después de él, me releí “Tombuctú” de Paul Auster, que se ha convertido en un libro muy especial para mi, cuyo protagonista es un perro callejero y vagabundo y su peculiar amo…


El desplome vino con “La muerte de Amalia Sacerdote” de Andrea Camilleri, “Los Girasoles Ciegos” de Alberto Méndez y “Villa Diamante” de Boris Izaguirre, quizás haya personas que se lleven las manos a la cabeza por asegurarles que ninguna de las tres lecturas me consiguió enganchar ni un ápice, pero así es…


De la mano, nuevamente, de Paul Auster y su “El Palacio de la Luna he vuelto a resucitar y ahora me espera “Camino de Los Ángeles” de John Fante…


Por en medio, como siempre, mucha revista de Historia y de Arte, mucha mitología, algún libro de gatos y alguna película clásica para repasar…


¿Y tú?, ¿Qué te estás leyendo?.

miércoles, 11 de febrero de 2009

Pigmalión.


… En mi búsqueda continua de trabajo, uno de los Cvs ha dado sus frutos y antes de ayer un periodicucho local me ofreció 30 euros por cada crítica artística que haga sobre exposiciones, pintores, escultores y demás temas relacionados con la Historia del Arte en la cateta y provinciana ciudad fronteriza.


Al pensamiento de menos da una piedra, y agobiado por mi maltrecho estomago que no acepta ni un solo día más un plato de pasta acompañado de un triste plátano de postre, acepté el trabajo. Mi primer encargo parecía realmente sencillo. Se trataba de visitar el taller de un escultor, bohemio de los de antaño, neoclásico, de los que quedan pocos, afincado en pleno Casco Antiguo de la urbe, vecino de hippies, estudiantes de letras con perillas y tunos que visitan poco la Universidad en horario lectivo, y hacerle una serie de preguntas sobre su vida, obra y futuro artístico, pretensiones y todo lo que me sirviera para rellenar dos folios y medio redactados y un par de fotos para tapar huecos.


Así que de camino a la dirección que sostenía en una arrugada servilleta, me aboceté un par de preguntas recurrentes, revisé la batería de la cámara digital, y con el piloto automático puesto, mis pies me llevaron ufanos hasta la puerta del local del escultor. Cuarenta minutos de caminata relajante.


El local se trataba de un antiguo garaje, de unos 45 metros cuadrados, un verdadero Horror Vacui de folletos, buriles, escobas, pinceles, revistas rotas, restos de bocetos, herramientas de todo tipo, obras comenzadas, otras apenas tocadas y bastante suciedad. En medio de todo el caos artístico, una gran manta marrón, de dudosa higiene, ocultaba la última creación del artista.


El escultor se llamaba Pigmalión. Un tipo simpático. Nada más presentarme me sirvió un licor de bellota con una sonrisa sincera, amistosa, tras una poblada barba blanqui-grisácea. No le pregunté la edad, pero debía tener más de sesenta largos. Corpulento, sus ojos marrones, antecedidos de gruesas gafas de pasta negra, me hablaron del Seminario de juventud, iba para sacerdote, pero un viaje de estudios a Chipre le descubrió su verdadera vocación: El Arte, y más concretamente la escultura.


Había viajado por toda Europa, visitando Museos e interesándose por la escultura clásica griega, los renacentistas italianos, Bernini del Barroco y Canova y Thorvaldsen entre los neoclásicos. Yo apenas tomaba alguna nota mientras me bebía el tercer o cuarto chupito amablemente servido por mi anfitrión. Esporádicamente, y aprovechando que no dejaba de hablar de su vida artística, sacaba alguna foto de aquí y allá.


Al cabo de casi una hora y media de rememorar viejas amistades, anécdotas y exposiciones antológicas, llegó el turno de comentar su última obra. Entonces noté que su mirada se llenaba de estrellas, irradiaba orgullo, bondad y autoadmiración sincera, se mostraba como un jovencito que ha descubierto que se ha enamorado perdidamente de la chica del pupitre de al lado, sin pudor alguno. Ese sentimiento tan extrovertido me conmovió por un lado, pero por otro me dejó un tanto desubicado y confuso. El súmmun de su vida como escultor se hallaba allí mismo, bajo la gran manta marrón de dudosa higiene. Con un leve gesto y una media sonrisa me invitó a acercarme. Con extremada delicadeza retiró la manta y quedé estupefacto.


Tras aquella manta sucia, de blanco e impoluto mármol realizada, se hallaba la perfección hecha escultura. Se trataba de la estatua desnuda de una hermosísima muchacha, de una belleza y perfección inigualables. Sus formas, delicadas, rigurosamente estudiadas y llevadas a cabo con una precisión quirúrgica. Insuperables sus cabellos, sus labios, sus pechos, su expresión parecía transmitir aún así una triste melancolía. Ante este tipo de obras solo te falta darle un cachete en el culo y esperar a que te devuelva la afrenta en forma de hostia segura.

- Galatea. Se llama Galatea... – Susurró orgulloso Pigmalión sin quitarle ojo de encima.

- …¿Verdad que solo le hace falta hablar?. – Volvió a susurrar, como sino quisiera despertarla de su marmóreo sueño.

- Verdad. – Le contesté aún admirado ante tanta belleza artística.


Ahí acabó mi visita al estudio-taller de Pigmalión. Prometí mandarle por correo electrónico el artículo antes de publicarlo e igualmente volver a su estudio a hacerle una visita informal, pero esta vez me llevaría yo la absenta que es más seria que la bellota en cuestión de chupitos.


Al salir del taller de Pigmalión me crucé con Afrodita, Diosa del Amor, que subía la calle cargada con bolsas del Carrefour, no le dije nada porque nunca me he llevado bien con ella…

What´s in a Kiss...



…Hoy por primera vez en muchas semanas, quizás meses, el sol ha vuelto a entrar por mi ventana, débilmente, pero anunciándome que queda poco para que Perséfone vuelva al barrio, de mano de su madre, para pasearse jovial y risueña por las calles y para calentarle la sangre a más de uno…

…Entre vasos de chupitos de absenta, el altavoz de la minicadena me regalaba esta melodía, y con una sonrisa tonta y nostálgica, me he quedado mirando a través de la ventana mientras silbaba “saudades”…

martes, 10 de febrero de 2009

Capitán Trueno.


…Hace casi 60 años (1.956) que El Capitán Trueno comenzó sus andanzas. En su primera aventura lo encontrábamos en Tierra Santa como líder de los cruzados de los Reinos Hispánicos acompañando a Ricardo Corazón de León, en su peto, nunca lo tuve claro, el escudo del Reino de Aragón o el de Valencia.

Con este trasfondo, Víctor Mora imaginó a través de los lápices de Ambrós, un guerrero intrépido y aventurero, escapado de la misma mesa redonda de Arturo por sus ideales, siempre lejos del hogar, que creía sobre todo en la justicia, y que como Conan el Bárbaro, atraviesa un mundo inhóspito de desiertos y selvas insondables llenos de peligrosos y malvados enemigos, desde buitres gigantes hasta tigres asesinos, pasando por hechiceros, vikingos, sarracenos, cruzados corruptos, etc.

Le diferencia del Bárbaro en que aquel era un mercenario, ladrón y asesino que solo piensa en sí para conseguir sus objetivos, Trueno antepone el honor caballeresco, huyendo de la riqueza y el poder que ansia Conan.


Pero en sus aventuras no estará sólo, le acompañan Goliat, alias Cascanueces, tuerto y hercúleo guerrero que como el mítico Heracles porta una porra como arma, y Crispín, imprudente escudero cuya juventud le hace meterse en más de un lío, hábil con la daga, bromista y risueño.


Y la Dama, que no puede faltar en su vida, Sifrid, la bella vikinga, princesa de un Reino Nórdico que llegó a reinar con acierto y sabiduría…
Como anécdota comentaros que la peli se supone que comienza a rodarse este verano, era un proyecto que estaba en marcha desde 2.001, con 12 millones de euros de presupuesto, se rodará en inglés en Alicante y entre el elenco veremos a Elsa Pataky como Sifrid, y el director será Pau Vergara.

Hay pocas personas que lo saben, pero Trueno estuvo sujeto a continuas censuras durante el franquismo, se miró con lupa si Sifrid venía de un Reino Parlamentario, la independencia de la Dama y sus amoríos con Trueno extra-matrimoniales, ciertas amistades de Trueno con los sarracenos y que luciera en su pecho un escudo de un antiguo Reino Hispánico tampoco agradaba a más de un censor…


En fin, hoy en día Trueno tampoco sería políticamente correcto porque algún cateto lumbreras le pondría pegas autonómicas, tontos los hay en todas las casas, pero lo que realmente importa es poder disfrutar sus aventuras que nunca pasan a la historia…

lunes, 9 de febrero de 2009

La Chica del Yorkshire.


…Estaba en pijama, tranquilamente viendo la televisión a las doce de la mañana, con el Salón aún por recoger (lleva cinco días esperando una evolución), cuando ha sonado el timbre de la puerta. Inmediatamente he bajado el volumen de la tele, temiendo que Laocoonte o alguno de sus pedantes hijos viniera a reclamar el dinero de la Comunidad que debo desde hace meses.


La verdad es que apenas tengo para un Don Simón en tetra brik, y no me apetece perder lo poco que tengo en pagar una deuda, que reconozco que tengo, pero que en mi opinión, por ahora, puede esperar… Al fin y al cabo, la economía solo es un estado de animo y se supone que esta crisis económica-financiera, y ya hasta social, la vamos a pasar, presumía que en marzo, pero debí oír mal y creo que se referían al próximo marzo…


El timbre sonaba insistentemente, y con el sigilo que me proporcionaban mis flamantes “calcetines gordos” adquiridos en el mercadillo de los domingos, me he acercado hasta la mirilla, como si fuese el mismísimo Harpo Marx. La que tocaba al timbre era la chica del Yorkshire, aquella que en su día me dio las quejas porque Michel entonaba La Internacional de tres a cinco de la mañana (¿No la recordáis?, “La mayéutica socrática”, Post de Agosto de 2.008). Vestía pantalón gris de Berskha (rebajado 26,90), chaquetilla azul rematada con pelo artificial (origen desconocido) y no pude observar sus zapatos, algo importante para mi banco de datos. Morena, de ojos marrones y de unos 36 años, la escoltaba el Yorkshire enano de ojos negros y coronado con lacito rojo entre sus brazos, el cual sospecho intuyó mi presencia tras la puerta, pues enseguida se puso a ladrar taladrándome los oídos…


- ¿Sí?, ¿Quién es?. – Inquirí con voz queda.

- …Hola, Buenos Días, o ya Buenas Tardes… No sé si me recordarás del ascensor, soy la chica del Yorkshire, (el cual afortunadamente se calló), siento mucho lo de tu gato, me lo ha comentado Apolodoro, el vecino del 1º C, el dueño de Amparo, la Esfinge del Rellano… Es duro perder una mascota, una compañía, un amigo, yo no sé que haría sin Bodegón, mi yorkshire enano, (Bodegón ladró), pero si algún día necesitas hablar o… -


En ese momento abrí la puerta, sólo un poco, no quería que me viera en pijama (9,90 euros, rebajado en Carrefour). Sus ojos directamente se clavaron en los míos y a través de ellos pude ver hasta Canal Plus. Bodegón me dedicó un lastimero ladrido que podría haberse ahorrado.

- …o tomar un café, sólo tienes que visitarnos, Bodegón y yo estaremos encantados. Vivimos en el 4º B, por cierto, me llamo Áurea… -, terminó musitando.

- …Duncan, yo Duncan…”, le dije inquisitivo, y con una media sonrisa que sonaba a “Hasta Pronto” o “Hay queda eso”, se dirigió al ascensor mientras Bodegón giraba la cabeza como la niña de Polstergeist para no perderme de vista en su retirada.


Con un regocijo mórbido y enfermizo cerré la puerta y no pude evitar sonreír: Llevaba zapatos de Gloria Ortiz (El Corte Inglés, 59 euros).

Francis Picabia.


Aunque sus orígenes eran cubanos, Francis Picabia era francés. Desde los comienzos de las vanguardias artísticas se interesó por todo lo que se hacía, en un principio influido por los impresionistas y por la revolución cromática fauvista y más tarde vinculado al cubismo, se puede decir que Picaba, inquieto, se interesó por todas las vanguardias y así tocaría todos los palos.


De la mano de los Duchamp conocería el dadá, y viajaría a Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial. Refugiado como otros tantos artistas, el arte europeo, y el suyo no era una excepción, causaban estupor entre la sociedad americana. De vuelta a Europa paso un par de años en Barcelona antes de volver a París, participó con Bretón y el resto del grupo en exposiciones surrealistas, y en su afán de experimentación hizo arte abstracto, collage y volvió a la figuración, recorrió todo lo que se cocía en el mundo del arte.

Aunque no tiene una temática concreta, hay dos temas que marcaron su obra: La figura femenina, y los gatos…

domingo, 8 de febrero de 2009

Desde mis cenizas...


…Lo primero que me gustaría decir es: Muchas Gracias a todos/as por vuestros comentarios y mensajes de animo. Michel IV de Gato se había hecho un hueco entre nosotros, con sus historias y su manera de ser, nos tenía ganados…

La verdad es que cuando murió, lo primero que se me vino a la cabeza fue: Ya está, se acabó el blog…Porque Michel se había convertido en Alma Mater, motor y razón de ser del mismo. Conozco a muchas personas que solo lo leían por las historias de Michel, y al no estar él, no tenía sentido continuar…


Lo he consultado con amigos, con la almohada, y con fríos y lluviosos paseos por las vacías e insulsas calles de la cateta y provinciana ciudad que habito, y he pensado: ¿Qué querría Michel?, ¿Qué me diría?.

Cuando en algunas de nuestras Performances, la autoridad competente me ha quitado las ganas de expresarme artísticamente a base de convincentes hostias, Michel siempre decía: “No pasa nada, hay que seguir en la brecha: Excelsior que decían los romanos, Siempre Arriba, Up from your Ashes, reinvéntate, resurge, renace como el Fénix de sus cenizas, que lo deja todo echo un asco en cada nuevo parto, pero que se viene arriba y lucha cuando cree que todo está perdido…”.


Todo eso me lo decía porque el que se llevaba las esclarecedoras y reveladoras hostias era yo, él era un gato y la autoridad competente siempre ha creído que las Performances reivindicativas eran idea del humano idiota que lo acompañaba, nada más lejos de la realidad…


Así que tras pensarlo estos días, he decidido que continuo p´alante, es realmente lo que Michel hubiera querido, renacer como un fénix de las cenizas, no será lo mismo sin él, pero aún hay muchas estrellas que contar y tanto por lo que luchar…


Muchas Gracias por vuestro Apoyo Sincero.

viernes, 6 de febrero de 2009

Se me ha muerto un amigo, se me ha muerto Michel IV de Gato.



…Es uno de los días más tristes de mi vida. Esta mañana se me ha muerto Michel IV de Gato, de repente, de un paro cardiaco. Hacía años que no lloraba tanto del dolor, me he quedado huérfano sin él, se me ha ido un amigo, un compañero, un gato excepcional cuando más lo necesitaba. Iba a cumplir los dos añitos en abril y tenía toda una vida gatuna por delante. Estaba su sueño de lograr la independencia del Patio-Lavadero, su alegría y su cariño, su interés por el jazz, por el arte, su xilófono de juguete, sus libros de Punset al que admiraba, sus viajes, su bandera junto al Naranjo de las Libertades Gatunas, su Arenero y su Gatera Real y la ventana del Salón donde veía historias que después me contaba y que compartíamos con vosotros.

En un suspiro mi alma se ha quebrado. No os podéis hacer ni una idea. Se me ha ido un verdadero amigo, mi dictador particular, amigo de Chávez, de Castro, de Morales. Lo que me he reído con él, que grandes momentos me ha hecho pasar, y de repente en dos segundos, su corazón, que era tan grande, se ha parado y se me ha muerto, mientras soñábamos, mientras contábamos estrellas y hablábamos risueños de un futuro común…


La vida es así de puta. Ya no habrá más Bloody Mary que comp

artir, ni más risas, y el Patio-Lavadero se ha quedado como un paraje inhóspito, desolador, sin su inquilino más reivindicativo. Pero sé, estoy convencido, que su alma reposará en los Campos Elíseos, donde hablará a todos los que le quieran oír sobre Stalin, sobre Trosky, sobre Marx, sobre la literatura del y la poesía del S.XX, sobre la unión de los pueblos del mundo y el comunismo social.

Para el 25 de febrero os teníamos reservada una sorpresa. Una ilusión que mascábamos los dos desde hacía mucho tiempo. La edición y salida a la venta de nuestro libro, de “¿Cómo Quieres Que Cuente Estrellas?”, que cuenta las aventuras y desventuras de Duncan de Gross y Michel IV de Gato durante el año 2.008 por parte de la Editorial Bubok. Ahora ya no las verá. Será una obra póstuma, pero la portada del libro es toda suya, y será todo un éxito. Mi vida ya no será la misma sin él, sin su presencia constante, sin este excepcional gato, amigo y compañero.

Teníamos muchas nuevas historias que contar, tanto que vivir… Mi diosa, la Gran Atenea, que siempre nos vela, me pide que no llore por Michel, que conociéndolo le estará echando la bronca al mismísimo Caronte, pero que ella le guiará. Me dice que Eaco, Hipnos, Radamantis, y hasta el propio Orfeo velaran por él, y que algún día, brillará con fuerza, como una estrella más, junto a la Constelación de Orión, donde lo buscaré cada vez que mire al cielo, eternamente contador de estrellas, asomado a la ventana, esperando poder seguir contándome historias al llegar a casa…

Gracias por todo amigo y compañero, has tenido una vida intensa y feliz.


Hasta Siempre Michel IV de Gato.


…Até sempre amigo, que Atenea te guie até tua estrela, nunca esquecer-te-ei…

jueves, 5 de febrero de 2009

Ella Fitzgerald.


…Tengo muchos discos, originales muchos, copias aún más, de cantantes de Jazz. A algunos, por motivos personales, emocionales e históricos les tengo mucho cariño. Canciones de Billie Holiday, Lena Horne y Sarah Vaughan, pero entre todas ellas, reluce con una luz especial, la gran Ella Fitzgerald, que ocupa un lugar destacado dentro del firmamento de estrellas del Jazz.

Tocaba todos los palos, como se suele decir, desde el blues al swing, y por supuesto el Jazz, junto a su indiscutible compañero musical Duke Ellington, otro grande y otros tantos como Gillespie, Cole Porter y con duetos y tríos musicales con Holiday y Horne principalmente, que formaban junto a ella la cabecera de las voces femeninas del Jazz…

Sin querer enrollarme mucho, os dejo una pizca de ella aquí, ¡¡Que la disfrutéis!!

miércoles, 4 de febrero de 2009

Trifulca en el Patio-Lavadero.


…El caso es que el sábado pasado estábamos Michel y yo tan tranquilos (él aporreaba el xilófono con maestría) disfrutando del sol que inundaba el Patio-Lavadero, añorando la primavera y comentando la belleza de la sin par Perséfone y lo raro que es su marido y sus allegados, sobre todo Radamantis, cuando se nos ha presentado de golpe en un flash, un tipo barbado, lleno de algas y chapapote de pies a cabeza. Vestía una toga que le cubría el hombro izquierdo y, afortunadamente, sus partes pudientes. Portaba un tridente y apestaba a pescado rancio. Tras el susto, se ha dirigido a Michel IV de Gato con cavernosa voz y aliento de calamar en su tinta:

- “Oh, Michel IV de Gato, felino de mente sagaz y argucias innumerables, has de saber que estás ante el Gran Poseidón, dueño de los mares y los acantilados, de los ríos y fuentes, del agua planetaria, hermano de Zeus y terror impávido de balleneros japoneses y noruegos… Mi presencia aquí no es otra que la de ofrecerte mi protección, y para ello he decidido darte un regalo…”.

Y hete aquí, amigos y amigas de lo divino, que en ese momento, con banda sonora de John Williams incluida, hace aparición mi diosa: La hermosa y divina Palas Atenea, nacida de la cabeza de Zeus, sobrina del pescadero, armada hasta los dientes, con la parafernalia que suele acompañarla: El yelmo aqueo, el escudo con las representaciones de la Irakimaquia, la Afganomaquía y la lucha de los griegos contra las sufragistas feministas (que no femeninas), la Niké dormida en una mano, la mortífera pica en la otra, y la armadura de broncíneo metal con bajorrelieves de la Toma de Posesión de Obama, un Kalashnikov y dos granadas de mano… Y, con voz dulce, pero firme, mi virgen tejedora y suscriptora de revistas didácticas dice:

- “…Yo también te traigo un regalo, Oh Michel IV de Gato, acolito de Stalin y admirador de Eduardo Punset, y si me tienes en tu consideración, seré yo quien te ofrezca mi protección…”

A todo esto, Michel se lamía una pata, con completa indiferencia. La disputa por el Patio-Lavadero estaba servida. De repente Poseidón, enojado, alzó su tridente con fuerza e ímpetu por encima de su cabeza, y al levantar los brazos vi que tenía las axilas llenas de mejillones y moluscos varios, y que necesitaba una depilación de urgencia, y lo clavó con gran estruendo en el suelo, junto al Naranjo de las Libertades Gatunas donde Michel enarbola la bandeja tejida por Aracne, y del boquete que hizo comenzó a manar agua. Se había cargado la tubería general que viene del quinto piso y aquello era una autentica fuente.


Michel horrorizado se metió en un respingo en la Gatera Real, odia el agua como todos los felinos, y el estruendo le había asustado sobre manera. Entonces mi diosa contraatacó y se sacó de la manga un Olivo de Jaén y lo plantó en el boquete que había hecho el pescadero, taponando, momentáneamente, la salida del agua.


- “Creo que la coisa está más que clara.”, bufó Michel desde la Gatera. No lo veía tan rabioso desde que Moratinos y Ban Ki Moon rechazaron su oferta de visitarle.

Poseidón desapareció tal como había venido, y yo le ofrecí a mi divinidad un café portugués buenísimo que aceptó encantada.

Michel no nos acompañó, prefirió quedarse en el Patio-Lavadero rascando el Olivo.
Mientras preparaba el café, tocaron a la puerta. Era Laocoonte, el Presidente de la Comunidad de Vecinos, que venía a quejarse del escándalo y a recordarnos que debemos 5 meses de impagos…

martes, 3 de febrero de 2009

Vixen



…Ya son abuelitas, pero un buen día, a finales de los setenta, unas amigas que compartían entre otras coisas, ser músicos y amar el heavy, se unieron y formaron “Vixen”, un grupo formado exclusivamente por chicas, el primero de la historia, que componían sus propias letras, se hacían ellas solitas sus arreglos musicales y cuyos directos eran espectaculares…

…Arrasaron en los años ochenta, y a fecha de hoy del primer grupo sólo queda una, pero el grupo aún sigue dando caña sobre todo en la Gran Patraña… Por “Vixen” han pasado una veintena de chicas que posteriormente hicieron carreras en solitario, ha sido un auténtico trampolín, y se han ganado a pulso pertenecer al "Hall Of Fame" de la música. “Rev it Up”, “How Much Love”, “Tangerine” junto a “Love is a Killer” fueron sus éxitos más internacionales…

El Oráculo de Delfos.


…Desde hace muchísimo tiempo, en las Vegas del Guadiana, entre eucaliptos plantados por algún sesudo tecnócrata en los años 50 que están dejando la hermosa tierra más árida que el desierto de Arizona, se encuentra una sucursal del Santuario de Delfos.


Esta sucursal, franquicia de la griega, es de papel cartón, la construyeron como el McDonalds, en bloques, imitando elementos clásicos, y tardaron una mañana y media. Y allí la veréis, Oh amigos y amigas de lo divino, alzarse majestuosa, esperando resolver las diferentes dudas y cuestiones de los ineptos mortales que vagan por el decrepito mundo.


Agobiados como estamos por la Crisis, el paro y la falta, cada vez mas acuciante, de dinero en metálico. Decidí gastarme los últimos cincuenta euros que me quedaban en la cartera pidiendo consejo al Oráculo Délfico. Michel me critico, en un principio, despiadadamente, asegurando que eso no iba a arreglar la situación, y que podía gastarme los 50 euros en arroz blanco y en Latas de Atún Calvo en Aceite de Oliva, y lo que sobrase, en algún Ribera del Duero o en un Marqués de Cáceres, que según dice Michel entra muy bien mientras comemos…


Michel asegura que la solución de la crisis esta en imponer un régimen democrático comunista, el capitalismo esta finiquitado, y es hora de que los pueblos del mundo se unan bajo una gran economía rural, de Gulags, donde todos seamos Estado, eliminando la propiedad privada y siguiendo los preceptos de Stalin. Él se ofrece voluntario para hacer una criba e iniciar la Revolución en Octubre de este mismo año.


Desoyendo los consejos del minino opté por acercarme hasta las Vegas del Guadiana, en busca del Santuario de Delfos, a bordo del Grajo Milenario, nuestro habitual vehiculo. Michel finalmente accedió a acompañarme a cambio de que a la vuelta le comprara el último libro de Eduardo Punset. Teclee en el Tom-Tom: “Santuario de Delfos”, y tras cuarenta: “En el próximo cruce, gire a la derecha”, llegamos a nuestro destino…


Pagamos 50 céntimos a un gorrilla en el aparcamiento que nos hacia las mismas señales que le hacen a un F-18 que se quiere posar en un portaviones. Me fije que el tipo tenía la dentadura mucho mejor que la mía, y nos contó un rollo macabeo sobre que él, de joven había sido Auriga en Delfos, el mejor de todos, pero se cerró el hipódromo y acabó en la calle... Coisas de la Crisis.


El Horario del Oráculo era de 10 a 2 y de 5 a 8 de la tarde, horario de invierno, los lunes cerrado por descanso del personal. Tras pagar los cincuenta euros a dos gemelos que mascaban chicle en la taquilla, en sus identificaciones ponía Cleobis y Bitón, pasamos a una sala de espera donde por el hilo musical sonaba Luís Miguel. Las paredes estaban llenas de fotografías de familias sonrientes, paisajes griegos y garabatos en copto. Michel no decía nada, miraba todo con extrema curiosidad y no musitaba maullido. A los cinco minutos una chica muy mona, con pantalones vaqueros y chaquetilla azul oscura (todo el conjunto en Esfera, unos 89 euros aproximadamente), nos invitó a pasar a la consulta del Oráculo…


La Oráculo era una mujer de unos cuarenta, buen tipo, vestida a la griega con algo que parecía una sabana asida con una fíbula en uno de sus hombros, intuí que no gastaba ropa interior y que estaba con una cogorza impresionante, envidiable a esas horas del día.

Michel y yo nos miramos con cara de circunstancias, pero la mujer de pronto puso los ojos en blanco y comenzó a hablar entre siseos:

- “Oh, Michel IV de Gato, felino mítico, gran xilofonista, que estas llamado a llevar a tu raza a la Revolución Social Comunista, has de saber que las deidades están contigo, Stalin y Lenin te mandan saludos y te dicen que adelante hermano camarada, ten fuerza y tesón para conseguir un futuro mejor para los pueblos del mundo…”.


Michel se quedo de piedra. Yo me sentía triunfal: Había sido una buena idea venir al santuario de Delfos. Tras coger una bocanada de aire, la mujer volvió a sisear, esta vez hacia mí:

- “Duncan de Gross, nacido bajo el Signo de Orión, para ti solo tengo dos mensajes: Más vale pájaro en mano que ciento volando, y deja la absenta que te sienta muy mal…”


Tras esas escuetas palabras, la mujer pareció salir de su éxtasis alcohólico, cambió sus ojos a marrón oscuro y se quedo tal cual:

- “¿Eso es todo?”, protesté.

- “Eso es todo.”, me dijo. “Si quieres saber más, envía DELFOS al 7354, recuerda DELFOS al 7354…”


Con cincuenta euros menos en el bolsillo salí de allí desilusionado. Quise invitar a Michel a un café en Starbucks, pero habían cerrado por recesión económica…