En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

domingo, 2 de agosto de 2009

¡¡Internados!!


Francamente, a mi ya me extrañó en un principio que el Patio-Lavadero se comunicará a través de una habitación de la Gatera Real con el mismísimo Reino de Hades. Mi querido y difunto Michel IV de Gato nunca me había comentado nada al respecto, y viviendo en un quinto piso, dudé… Pero fue mi afán de aventuras lo que me hizo internarme por aquel boquete en compañía de Micho I de Gato…


Fueron dos días y medio los que estuvimos atascados en la bajante de la general del edificio. Yo llevaba mi genuino salacof alemán colonial, adquirido en el mercadillo de los jueves por 26 euros y una mochila con provisiones para 15 días con lo típico: Comida de gato, latas de atún, varias botellas de agua y phoskitos para una semana además de diversos frutos secos (que daría a Cerbero si nos lo encontrábamos) y un par de euros (de propina para Caronte). Una linterna y mi camiseta de Aspanya 82 con la pose chulesca de Naranjito (que parece decir: “El balón es mío y tu no juegas”) completaban mi atuendo. Micho I de Gato llevaba su libro de lecturas Micho I, un par de libros de Raymond Carver y la guía de teléfonos, que fue lo que al final nos salvó…


El 112 se presentó a eso de las cuatro de la mañana del segundo día, entre Micho y yo nos habíamos comido las provisiones de los quince días, phoskitos incluidos y no parábamos de maullar y gritar pidiendo auxilio hasta que un tipo coronado con una linterna se asomó al hueco, y tras santiguarse, nos sacó de allí con ayuda de un arnés. El tipo resultó ser un bombero acompañado de una asistente social que me amenazó con retirarme la custodia de Micho I de Gato, que aún es menor, mientras me llevaban en camilla al Hospital Nuestra Señora de Badayork.


De hecho, estos quince días los he pasado en el ala psiquiátrica de dicho centro hospitalario. Separado de mi pobre Micho y de mis libros, de Eduardo Punset, de mi música, mis cuadros, mis periódicos y revistas y de mi absenta…Sin recibir visitas ni de mi divina diosa, la gran Atenea, y ni siquiera de Clio, la lianta de mí musa. Supongo que no las dejarían pasar, aunque es raro porque mi deidad se presenta cada vez que le viene en gana cuando le apetece un café. En estos insufribles días de internamiento, dos tipas, la Dama de Auxerre metida a doctora y la Koré del Peplo y su extraña sonrisa arcaica, no han parado de hacerme preguntas sobre mi vida, mi infancia, mi relación con la absenta y con los diversos seres mitológicos a los que he hecho alusión en un par de ocasiones. Yo he respondido franca y pacientemente a todas sus preguntas, ya que, aunque soy un pobre diablo, casi siempre digo la verdad. En la habitación contigua, al parecer, estaba internada la Venus de Willendorf, que se ha empeñado en hacer la calle y no paraba de gritar obscenidades…


Quince días tomando veinte pastillas al día. Pastillas, que según ellas, me harían sentirme mejor. Pastillas que yo ocultaba entre mis sufridas encías y que escupía en cuanto podía, ya que yo estoy bien, mejor que nunca (salvo por el colón irritable, las miodesopsias, encías irritadas por la bebida y cuatro o cinco infecciones más…), y no las necesito tomar por ningún motivo concreto…


Ayer por la tarde me dieron el alta, y me permitieron recoger a Micho que igualmente ha estado internado en la Gatera Municipal de Badayork. ¡Pobre Micho!, lleva cuatro meses conmigo y ya le han dado una paliza, ha conocido Chafarinas, viajado en un obsoleto B-17 y lo han internado. Micho no lo había pasado mal del todo, ha convivido con gatos callejeros, despojos sociales de esta corrupta e incompetente sociedad de consumo, los ha escuchado y ha maullado con ellos a la Constelación de Orión, pero también le ha dado tiempo de leer a Carver, a Haruki Murakami y a Malcolm Lowry. Para él, esta ha sido una dura prueba de madurez, pero se ha sentido alegre de volver a verme, y juntos hemos vuelto a casa, al Patio-Lavadero, con un nuevo brillo en los ojos, más unidos que nunca, invencibles de moral, deseando continuar con nuevas y alocadas aventuras y desventuras en este solar cateto y provinciano que los badayorkinos, también conocidos como Homo Pacensis, llaman ciudad…

26 comentarios:

Dean dijo...

Sencillamente genial. Qué bueno es tenerte de vuelta, junto con tus gatos, la verdad os había extrañado bastante.
Un saludo.

Irene dijo...

Duncan, hazme el favor y no vuelvas a meterte en la gatera, que vaya sustos!!!!
Se te ha echado de menos... yo que creía que estabas de vacaciones...
Un besazo grrrrande

Rosa dijo...

jajajaja, que gozada leerte. Me encanta.
Ala, ahora a reponerse.
Un besote.

Moisés P. dijo...

tan jovencito y con tanto vivido ya¡¡¡
Prefiero la pantera rosa a los phoskitos¡
saludos Duncan

Zayadith Hernández dijo...

ME DIO CLAUSTROFOBIA MIENTRAS TE LEÍA...
POBRE MICHO LO QUE HA TENIDO QUE VIVIR A TU LADO...
BESITOS Y PORTATE MEJOR CON ÉL.

la pequeña candi dijo...

Jajaja! Me he reido un montón Andreu, como siempre.
Un beso y bemvindo!

Farfalla Dimora dijo...

¡¡Qué bueno que ya hayas vuelto de tu internamiento psiquiátrico!! Ya se te echacha de menos por aquí...
Pero que sepas que las próximas vacaciones yo te acompaño, que las tuyas tienen pinta de ser mucho más divertidas que eso de estar en la playa al sol.
Un beso (o un miau... como prefieras)

Lala_a.secas dijo...

me encantas, y punto.

CMQ dijo...

joooooooo, yo pensando que seguías en Chafarinas tostándote al sol... hombre, esto se avisa que habríamos ido al psiquiátrico a visitarte... bueno, no, que igual nos dejaban dentro para siempre.
Me alegra mucho tu vuelta. Un beso ronroneante.

CMQ dijo...

claaaaaaaaro!!! si es que durante mis vacaciones descubrió Micho la entrada al reino de Hades!!! Me lo había perdido!!!!
Soy un desastre...

marguis dijo...

Bienvenido de vuelta!!

La Gatera dijo...

¡Menudo regreso! ¡Y menudo viajecito! Nos alegra leeros de nuevo, a pesar de todo...

¡Saludetes gatunos!

cristal00k dijo...

Bueno, después del tratamiento de choque al que habéis estado sometidos, espero que os deis cuenta de son mucho mejor los Tigretones que los Phosquitos, donde va a parar XD!!!
Besitossss para los dos.

ambar dijo...

Qué alegría volver a leerte y qué edificio, parece francés o es de Badayork? y lo que habéis leído, aunque si Micho imita al consul...se va a hacer un perdulario. Un relato precioso, aunque triste, como debe ser. (Todo es broma me encanta que vuelvas a contar cosas interesantes y que estés bien.)Abrazos y parabienes.

clariana dijo...

Mira..., hoy me ha pasado un poco lo mismo que me pasaba al principio de descubrirte en la red -que no sabía hasta dónde llegaba la fantasía y hasta dónde lo real- Hoy, que pienso te conozco un poquito más, creo que todo el relato es fantasía, pero lo cuentas tan vivencialmente que a veces, me hace dudar. Me alegro muchíiiisimo que volvais a estar por aquí tú y el gato Micho I Besotes.

Natacha dijo...

Hola cielo, ¡He vuelto de mis vacaciones!
Vaya aventura, jajaja. Eres único. Desde luego ahora debes descansar de ese internamiento...
Un besito, gatito lindo.
Natacha.

MAKOKE dijo...

Que bien que esteis de nuevo en casita sanos y salvos. Anda que menudo veranito os estais pasando... entre Charafinas y el internamiento no parais...

Atila el Huno dijo...

ReDios!!

Después de 5 o 10 minutos tosiendo a causa del descojone...te comunico oficialmente que: ¡¡ME ALEGRO DE TENEROS DE VUELTA!!

Ea, un par de miaus!!

Lupita dijo...

Homo Pacensis o belloterienses son mejores definiciones para los habitantes de esta ciudad que badayorkinos (demasiado fino a mi forma de verlo).
Lo que te ha pasado ha sido exceso de absenta ¿verdad? Ya te dije que tenías que controlar esa cuestión...
Bueno, espero que cesen pronto los ardores por excesos de phoskitos, je, je...
Besotes

Max Birrax dijo...

¡Bienvenidos!

M.A. dijo...

Tienes que cuidarteeeee, por ese gatiyo tan precioso y esos cuentos tan estupendossss. Un beso y rrrrrr de Pangur (el gran cazador).

Menda dijo...

( Y va y se me borra el comentario, ains......).

Decía que entro y leo, pero que si hay gatos, salgo disparada. (Los odio, ajjajajajaj)

JoPo dijo...

sublime es poco para describirte. a ti atus textos y tu gato

Carlos dijo...

Necesitas otros dos meses de internamiento jajajaja. La mierda verde está acabando contigo. Tuvo que ser gloriosa la escena del atasco en el bajante y tú gritando y maullando jajajajajaja.

Se te va mucho jeje. Sea usted rebienvenido ;)

dezaragoza dijo...

Esta entrada me ha encantado más que las demás. Realmente divertida.

Markos dijo...

Y tú quejándote de que tus diosas no se han presentado a visitarte...quién te crees que firmó el alta médica?

Salu2