En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

jueves, 25 de junio de 2009

La Invasión de los Ositos.


Siempre he tenido miedo a una invasión extraterrestre, una de mosquitos (muy habituales en Badayork con el cenagoso Guadiana tan cerca) o una de biólogos que inunden la ciudad con sus gorros de campos y sus carpetas con la excusa de tener una serie de conferencias sobre “La Vida Sexual del Aguilucho Cenizo”.

Pero hoy me he dado cuenta, que todo el amor o amistad que puedas sentir por un bloguero lo mides por según el número de ositos le envíes al apartado de comentarios de las entradas. He de reconocer que ya desde que vi el primero, me dije: Esto va para plaga, y efectivamente, si el virus de la gripe A ha resultado de lo más virulento, incluso más lo ha sido ese osito de 2 metros de largo, en blanco y negro, pixelado como la madre que lo parió, que te recibe con una pose chulesca de: “Aquí estoy yo macho, para lo que se tercie”, rematado con un enorme corazón en su tripa que me recuerda a cierto oso amoroso, y acompañado de un lema que te indica que cuanto más osos recibas, más te quieren, y la lapidaria frase de “No Cambies Nunca”: No, por Atenea, no hay que anquilosarse, hay que cambiar, constantemente, evolucionar, es tan necesario como cambiarse de calzoncillos, para que cuando nos vean, nos oigan y nos lean, no nos reconozca ni nuestros papis...

Pues bien, yo tengo la mitad de la reserva española de osos en el blog. Por eso quiero agradeceros a todos/as los que me habéis mandado el oso vuestro sincero gesto de amistad y cariño, pero igualmente invocar al creador de estos ingenios en cadena, para que en futuras muestras de amor bloguero se le ocurra algo más sencillo, y menos invasivo, que un oso. Valga de ejemplo, una mariposa o una abejita.

Que de “Cómo Quieres que Cuente Estrellas?” no salga ningún osito de retorno, no significa que no os tenga estima, de ahí este post, pero los osos se quedan conmigo aquí, ya que tengo cierto gato que les quiere interrogar acerca de su procedencia y situación económica y social… Ya me entendéis… ¡¡Besotes y Miiaauss!!

18 comentarios:

Balovega dijo...

Holaaaaaaa...

Ingeniosa tu entrada, me he reído pues llevas toda la razón, esto es como una plaga de osos.. jjajaja... Tengo el blog que parece un zoológico, y te envié uno para ver si les deba salida, pero imposible.. salen y salen de cualquier sitio..jjajaja

Espero que Micho consiga saber su procedencia ..

Besotes y miauuu... lindo día

CMQ dijo...

joooooooooooooo nadie me ha mandado un oso....
bueno, Christian me dibuja animales normalmente en sus comentarios, pero nunca me ha llegado un oso!!!!

Ya veo a Micho ejerciendo el tercer grado al oso amoroso...

JoPo dijo...

ups ups , a i tampoco. ups ups, ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡nadie me quiere!!!!!!! guaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

dezaragoza dijo...

Afortunamente la invasión no ha llegado a mi blog pero te prometo que oso que llegue oso que será cazado y debidamente borrado.

Siento que te hayan enmierdado (como a otros) los comentarios con la tontería de moda, al menos tu gato lo disfrutará de lo lindo :D

Mary Lovecraft dijo...

pues si los osetes miden el amor bien servido estás, no? ;)

yo ya tengo mi cargamente particular también que no tardarán en salir de misión, si soy capaz de dirigirlos bien :S

un besazo Duncan! y una rascadita para Micho :D

ANABEL dijo...

No me quiere nadie, pero no me importa, siento decir que los ositos me predispusieron en su contra desde el primer momento, y es posible que ellos sientan lo mismo hacia mí. Bastante tengo con las cucarachas que pueblan este puñetero Badayork en verano.
Besitos amorosos (como los osos) y zumo de Gumibayas para Micho (aunque no sé como le sentará).
Miauss

Farfalla Dimora dijo...

¡Qué ingenioso! En vez de ponerte a enviar osos como un loco, haces una entrada al respecto, y además de dar tu opinión... ¡puede que hasta recibas más osos! ¿No serás que quieres capturarlos a todos y montar un ejército cuatrero? Como decías que tu musa te había propuesto otro plan... quizás has pensado que tú solo no podrías.
Un saludo

Perséfone dijo...

Jajaja que buena manera de describirlo.

Esperemos que la cosa quede en plaga y no en moda y no acabemos todos recibiendo en nuestros blogs un zoo de lo más peculiar.

Un saludo.

marguis dijo...

Pues yo tengo dos... y como todas las cadenas mueren cuando llegan ante mi radio de acción, me los quedo y no los envío a ningún sitio. :)

Dean dijo...

Has dado en el clavo, esa es otra de las grandes mentiras con las que hemos convivido porque nos la han metido por los ojos: no cambies, no cambies, no cambies; la esencia de la vida es el cambio.
Un saludo.

Moisés P. dijo...

jejejeje pues ya que lo cuentas, no tenía ni idea de que iba el tema de los ositos,, eso sí,, cada vez que los veía me asustaba...
saludos

Rebeca dijo...

Enhorabuena DUNCAN ¡qué tendrá este chico que tanto se hace querer! Reconozco que yo también he roto la cadena.

clariana dijo...

¡Hola Duncan!
Pues como quieras, si tú lo ves así... pues ¡Gracias por no enviarme el osito! te quiero igual.
Yo lo encontré como un juego divertido, el primero que me lo envió fue Adolfo Payés y yo pensé ¡madre mía! 154 comentarios que ya lleva, como haya enviado otros tantos de ositos y se los reenvien otra vez, no sé qué pasará por el espacio bloggero.
El "no cambies nunca" yo lo interpreto como que no cambie nada de lo bueno y positivo que hay en tí, pues "malhereusement" la vida nos va maleando. Pero claro, hay más interpretaciones, en todo caso no ha sido idea mía. Pero es muy original la forma de corresponder que has tenido con este post y este dibujo tan simpático. Besos y miaus.

Almendra Puck dijo...

Ahora comprendo la notica que vi esta mañana en la tele: los osos vuelven a Extremadura...

Natacha dijo...

jejjee, estoy contigo, pero yo si mandé algunos... Aysss es que siempre caigo en estos gestos. Total, tampoco hacen daño a nadie, pero me parece genial tu postura, es más, la comparto.
Un beso y un oso, jejejee.
Natacha.

CalidaSirena dijo...

Es cierto que se agradecen las muestras de cariños y con esos ositos tan amorosos, la verdad es que a mi me gusto verlos y recibirlos, pero es cierto que los cariños verdaderos se ven día a día y en muy pequeñas cosas, pero que se hacen enormes dentro de nuestro corazoncito..
Un beso enorme y un miauu muy dulce

M.A. dijo...

Yo es que odio las cadenitas... la que mejor me cae, ehm... ya sabes la que es. Sí, esa.
Yo te mando un semi-conejo (y no, noooooo te lo tomes a mal). Es que los gatos no me salen todavía.
()_()
. .
`U´

¡Jozú que raro m'ha salío!

Carlos dijo...

Esto es peor que la gripe A. Gran paranoia donde las haya jajaja.