En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

jueves, 9 de abril de 2009

No tienes el Dengue Duncan...


- - No tienes el Dengue Duncan… Me aseguró severo Asclepio, mi medico de cabecera.


- - ¿Seguro Doctor?, le pregunté preocupado… Es que viendo el último capitulo de House describían los síntomas y yo juraría que…


- - Te prohíbo ver House, me cortó Asclepio. Te lo he dicho mil veces: Nada de House, ni de Urgencias, ni de Hospital Central… Que después vienes aquí al día siguiente con todos los síntomas… Todo es psicosomático Duncan, ya deberías saberlo…


- Ya… musité no muy convencido… De todas maneras, si tomara algo o me vacunara contra el Dengue tampoco me haría mal, ¿No?, reflexioné.


- …Venga Duncan, fuera de mi consulta, no puedo perder más el tiempo, no tienes el Dengue, y la semana pasada tampoco tenías Osteoporosis…


- ¿Seguro?, fíjese que a mi aún me duele todo, comenzó por la mandíbula y…


- Venga Duncan, me has convencido, me contestó Asclepio un poco morado. Tómate dos de estas por las mañanas después del desayuno durante una semana y se te quitará el Dengue… Y me puso en la palma de la mano una caja de pastillas Juanola…


- ¿Y la osteoporosis?, protesté.


- …Que sean tres después del desayuno, y amablemente me empujo hasta la puerta de la consulta y cerró la puerta tras de mi antes de que pudiera preguntar nada más…

21 comentarios:

Max Birrax dijo...

Eres un incomprendido... y ese tal Asclepio no tiene ni idea. ¿O quizás sí? ¡Saludos!

P.S.: Estás invitado a la reinauguración, espero que te guste.

ana dijo...

Ja ja ja ja ja.

¿Qué sabrán los médicos? No me lo puedo creer.

Que si tú dices que tienes el Dengue yo sí te creo.

Un besitooooo.

CalidaSirena dijo...

Te puedo asegurar que conozco personas así, que necesitan sentirse mal siempre, para que les hagan caso y sentirse víctimas de su propia vida..
Me ha encantado..
Un besote muy dulce

Gatadeangora dijo...

¿Asi que el Dengue?...yo que tu hacia caso al médico, y no te preocupes que si la palmas él te puede resucitar, jejejeje.
Besos

Lupita dijo...

Ay amigo, tienes que preocuparte algo menos de estas cosillas. Me suena la situación que describes... besotes Duncan, hazle caso a Asclepio y si dice que no es Dengue... pues no lo es.

ana dijo...

Hice algo que a lo mejor no tenía que haber hecho, pero bueno, a lo hecho pecho.

Pasate por mi blog. Te dejé algo.

Otro beso.

marguis dijo...

Será Lupus.... cuando en House no saben que mal padece el enfermo alguien dice ¡es Lupus! y se queda tan ancho

Lilyth dijo...

jajajajaj la verdad es que por lo general siempre tengo quejas en contra de los médicos, pero el tuyo debe tener ganada una parcela muy grande de cielo jajajajajaj

ana dijo...

Gracias Duncan me ha encantado leer tu comentario en mi blog.

Un beso muy fuerteeeeeee.

Laura dijo...

Es lo que tiene ver esas series. Como en el cole, que en cuanto un nene tiene piojos a mí me pica todo.
Besos.

Anita dijo...

Sigue la receta de este médico (que según me han contado es bastante bueno)y ya verás como las JUANOLAS te van de miedo,jajjaj

Muakk

Andrea dijo...

jaja Hola! Me ha gustado tu entrada, espero que sólo sea ficción, los hipocondríacos me ponen de los nervios, no dejan de hablar de sus achaques, los has descrito muy bien con tu diálogo. Un abrazo! Me alegra conocerte.

Dama Oscura dijo...

Ahora entiendo el comentario del martes! mañana voy corriendo a por unas juanolas!!

Mary Lovecraft dijo...

JAJAJJAJAAAA! ay Duncan! me lo pasé fenomenal con este relato tuyo pero no por tí eh?? que sé que lo pasas mal y mucho!
es con el arte con que lo cuentas :D

oye chiqui, que nada nada, te tomas las 3 juanolas y dejas de ver series hospitalísticas, es el mejor consejo que te pudieron dar, se ve que tu médico te aprecia.

un beso majo, que pases muy feliz finde y no te saltes el tratamiento!

muuuak!

Atila el Huno dijo...

No!!...No!!...Mr Gato..ni Dengue ni Lupus...joder!! la clave está en lo de la mandíbula!!, es....joder...no sé cómo decirlo...ÉBOLA!!. Corre!!, aprovecha!!, sal corriendo pal parlamento extremeño y tóseles en la puta cara a todos esos!!...Héroe!!

KriD dijo...

Bueno, bueno, así es que también eres hipocondríaco, eh? Cada día me gustas más...
Besitos.

Carlos dijo...

Esta última paranoia te entrado viendo las noticias. Seguro jeje. Hace poco dijeron que había una epidemia en Argentina. A lo mejor algún mosquito ha salido huyendo de allí y se ha refugiado en las Vegas del Guadiana jajaja.

Por cierto, ten cuidado con tomarte una sobredosis de Juanolas, que también puede ser malo. Aysss sí es que las enfermedades nos acechan en todas partes jeje.

Merce dijo...

Jajajajajaja!!!
Al inicio de algunas series deberían poner aquello de "no recomendada para........"
Oye, qué más curan las juanolas?

Balovega dijo...

Jjajaja... no veas esas series de hospitales.. crean adición... jjejeje.. lo mejor.. las juanolas y queda como nuevo...

He disfrutado con esta historia.. un abrazote.. jjejejej y recuerda.. una juanola por cada dolorcito..

Hilda Breer dijo...

querido, he vuelto a la vida!!! y seguire con Los duendes el resto. Si puedes lee lo que comente sobre el cocnierto que di el 28 de Marzo....................divino.. Aparte : mira que los hombres son un fastidio cuando creen que estan enfermos WUAAAAAA Hilda Breer

Azuquita dijo...

Es que lo de las series no tiene nombre. No he visto House, pero visto lo visto casi que me lo voy a pensar.
Estoy con Mujeres desesperadas, y la verdad es que al final yo termino en un barrio residencial a ver si mi vida se llena de aventuras, porque lo que es en barrio obrero, ná de ná.
Cuidate esos sintomas, que las juanolas seguro que te hacen poquito.
Besos.