En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

jueves, 19 de febrero de 2009

La Boda de Pirítoo.


…La culpa es mía por ir a tanta boda. La verdad es que solo conocía a Pirítoo de cuando Meleagro y Atalanta me lo presentaron en La Montería de Calidón (¿Lo recordáis?, post del 4 de enero), cuando tuve aquel encuentro tan desagradable con una enorme bestia parda, llamada jabalí, que casi me sesga la vida… Pero como insistió tanto en que fuera a su boda con la sin par Hipodamía, no pude decirle que no, y de paso le devolví la jugada a mi Gran Diosa Atenea, invitándola a que me acompañase, ya que ella me hizo ir a la boda de Cadmo y Harmonía…

La ceremonia tuvo lugar en el templo de Nuestra Señora de Hera: Hexástilo, períptero, de estilo jónico, y en cuyos frontones se representan La Toma de Posesión de Obama (Lado Sur) y un episodio de Falcón Crest (Lado Norte), y cuyas esculturas tan bien conseguidas son obras del gran maestro Fidias, discípulo al parecer, de Andy Warhol…


El jaleo vino después, cuando en el convite se presentaron los centauros, que por lo visto estaban emparentados con ambos cónyuges. Por lo general, llamadme racista, no me caen bien los centauros. Suelen ser unos liantes, se cargan las Cuadras de Protección Oficial que les construyen los de la Junta de Extremadura en las Vegas del Guadiana a las dos semanas y, sobre todo, suelen tener muy mal beber. Tienen la manía de llamar, a todo el que no es centauro, “Lápita”. Yo simplemente les llamo lo que son, Centauros, y si son del desierto: John Wayne… Suelen estar todo el rato diciendo: “Aynnss, cushaaa lo que me ha dishooo el lápita, ayss, ya te veeee…”, y coisas parecidas…

El caso es que estábamos por el segundo plato, y yo con botella y media de Ribera del Duero entre pecho y espalda no paraba de hablar sobre literatura existencialista y sobre gatos, por variar. La fiesta era animada y mi Gran Diosa, la divina Atenea, parecía estar más tensa que nunca y no disfrutaba del ambiente, como suele ser habitual en ella se había llevado a la boda dos granadas de mano y una taurus, una pequeña pistola, que llevaba en su bolso Dior.


De repente, sin mediar palabra, los centauros todos al unísono, comenzaron a querer sacar a bailar a las féminas, mi diosa incluida, con muy malos modales. Solo sabían babear y proferir insultos de diversa índole y categoría. Asqueado por tal falta de educación, me levanté para protestar a mi équido vecino, que con barba de cuatro meses, apestaba a whisky barato, pero no llegué a musitar palabra, ya que este levantó sus cuartos traseros y de una potente coz me estrelló contra la mesa vecina. Mientras mi mundo se desvanecía en una profunda, oscura y dolorosa inconsciencia, pude oír gritar a mi deidad: “¡¡Por Zeus y Cierra el Ática!!”, y el clic característico que hace al saltar la espoleta de una granada yanqui de mano M62…

…Cuando desperté, con un fuerte dolor en el costillar, encontré que el Salón de Bodas se había convertido en un autentico campo de batalla. La Guardia Civil se llevaba detenido al último centauro que no paraba de gritar mientras coceaba esposado que todo aquello era un acto racista y discriminatorio, y que ellos eran completamente inocentes, que la culpa de todo la tenía el tipo de perilla y gafas horteras que los había provocado hablando sobre literatura existencialista y sobre gatos…

29 comentarios:

brujita dijo...

¡Que cosas Duncan...en que lios te metes!ja,ja, me gusta como "costumizas"y mezclas mitología y actualidad...¡Te sale redondo!... me habría gustado acompañarte a la boda, pero escapar antes de las granadas...bueno también antes de las coces.

besito volado

brujita dijo...

¡Que cosas Duncan...en que lios te metes!ja,ja, me gusta como "costumizas"y mezclas mitología y actualidad...¡Te sale redondo!... me habría gustado acompañarte a la boda, pero escapar antes de las granadas...bueno también antes de las coces.

besito volado

brujita dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rosa dijo...

Yo conozco a una persona que dice: "puedo llegar a entender que la gente se case.....¡¡¡¡pero que lo celebre!!!!". Y eso que no conoce estas bodas a las que asistes, que sino, no sé que diria.
Buenísima Duncan, me ha "encantao".
Besos.

Laura dijo...

Pero qué malajes estos centauros, no se les puede invitar a ningún lado.
Besos.

Carlos dijo...

Está visto que no pueden mezclarse deidas mitológicas y alcohol jajaja. Y tu diosa es de armas tomar. Un pequeña Taurus dices... :P

Por cierto, por donde cae ese templo. Yo no me pierdo los relieves del Falcon Crest jaja.

MaRiElA dijo...

Pero que bárbaro, todas las bodas a las que vas tienen un condimento extraño e interesante. No deberías meterte en tantos líos. Aunque te confieso que, si yo estaría allí presente, disfrutaría de tanta locura. Son muy "blanditos" los centauros para soportar el existencialismo!
Jajaja!

un besote enormee

Mary Lovecraft dijo...

¡Madre mía la que montaste!

chiquillo para la próxima vez deja el Ribera de Duero y te tomas una pepsi ligth, a poder ser sin ron ni ginebra.

aiss si es que no puede ser!!

XD XD XD

un besito que pases feliz viernes!!

CASIOPEA dijo...

Vaya jarana.... ni en mi Gran Boda Griga jijiji....

Y luego dices que yo no me aburro pues anda que tu....

jorgogi dijo...

jaaajajaja

no me cero q te hayas metido en ese brenjenal
muy bueno hoy ;)

CalidaSirena dijo...

Menudas juergas te traes, jajaja..Con Guardia Civil y Centauros todos juntos, jajaja..
Me encanta tu originalidad..
Besos muy dulces y cálidos

Anónimo dijo...

Dirás lo que quieras Duncan pero donde está una boda centaura, que duran tres días, que se quite lo demás.

dezaragoza dijo...

Elige tus temas de conversación en la próxima boda... o no.

clariana dijo...

No sabía que estas bodas mitológicas fueran aún más complicadas que las de los humanos, vaya con los centauros, se ve que no los conocía mucho. Suerte que tenías a tu diosa Atenea, con sus provisiones para defenderte. Un beso.

Moisés P. dijo...

pues los fuegos artificiales de la boda quedaron de lujo ¿no? los novios estaría del todo agradecidos...
fue un detalle por vuestra parte...

La Gatera dijo...

Nos encanta que tu conversación se centrara en la literatura existencialista y los maravillosos gatos! Pero, qué te vamos a decir nosotros?

Encantados de visitarte y de leerte, Duncan.

Saludetes gatunos!

Max Birrax dijo...

Y la guardia civil, ¿estaba invitado o se agregó al sarao? ¡Saludos, y buen finde!

Cabalayka dijo...

Jope!!! menos mal que no comenzaste a mencionar a Kierkegaard y su obra: el concepto de la angustia...entonces, arde Troya...juas, juas. Eso te pasa por codearte con los centaruros.

firmin dijo...

Duncan, me has hecho sonreir, espero que tú también hayas sonreido, Atenea con la pequeña (brownin ?, se dice así?) en el bolso Dior es insuperable.Cómo está el Olimpo...tiempos., besos.

LISSI dijo...

Ayyy su lapitaaaaa como sus poneis!!!
Y a mi k me suenan esos centauros asi como a primos de Camaron ... ;)
Jajajja me rei un monton con la imagen de la boda y de ti y Atenea...me encanta vaya caracter k tiene.Yo es k tb tengo malas pulgas cuando me apabullan lo moscones jejejej.
Besotes Duncan

Rara avis dijo...

Genial tus post, como siempre. No sé de donde sacas tan buenas ideas...
Todavía recuerdo cuando con 15 años visité Toledo y ví el entierro del señor de Orgaz, nunca olvidaré la sensación al ver ese cuadro, el primero de este artista que vi y tal vez el más impresionante. Despues vendría el gusanillo de la curiosidad y mi primera visitar a El Prado pero nunca olvidaré lo pequeña que me sentí ante ese cuadro.
Un saludo y gracias por pasarte por mi blog!

cristal00k dijo...

Es que el acohol es mu, pero que mu malo Duncan. Y las bodas, romerías que pueden acabar de forma insospechada`por lo que veo...
Un beso.

P.D. ¡que bueno ese video! jajaja!

Gatadeangora dijo...

Eso te pasa por tontear con los centauros,son muy suyos, estan sin domar, y llevan las crines sin rapar,esto es peligroso.
Besitos

Sibyla dijo...

Hola Duncan!

De tu experiencia, he aprendido, que no iré a ninguna boda donde formen parte de los invitados, los centauros
y eso que soy Sagitario...Ja,ja,ja

Un beso:)

Azuquita dijo...

Menudas compañias te gastas, normalmente en los bolsos de bodas no coge ni un lapiz de labios... y ella llevaba hasta una granada.
Gran boda!, las mias suelen ser más aburridas la verdad.
Un abrazo felino, como siempre disfrutando de tus historias.

Lilyth dijo...

tienes una vida social muy activa, muchos amigos en edad de boda o te andas colando a muchas fiestas sin invitación jajjajajjajaj :$

temmpus dijo...

A mi Hiperión me cayó siempre bien. Nada que ver con las hordas que comentas.

Un abrazo!

Valhalla dijo...

Jejeje, me acabo de encontrar con este blog por pura casualidad y escribes de puta madre, me encanta la mitologia griega, aunque más la nordica xDD.

Y aprovecho la ocasión ya que acabo de crar un blog por primera vez, por si alguien quiere verlo y comentar algo, sino da igual xD. elodionaceconnosotros.blogspot.com

Muy bueno tu blog ^^

danae rain dijo...

Veo que vuelves a las andadas. ¿a quién se le ocurre ir a semejante bodorrio con la de invitados raros? El propio Piriitoo se las traía, y es que hay gente que no sabe beber. La descripción del templo de la ceremonia me ha encantado. Realmente parece que estabas allí, ¡qué prodigio de imaginación y de humor! Bienvenido querido Duncan. Besitos