En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

martes, 13 de enero de 2009

El Coltán (o Coltan)


…Llevamos ya más de diez años de guerra, de una guerra olvidada en algún punto de África. Otra mísera guerra más que no se muestra en los telediarios, ni en los periódicos, la cruel realidad de un país, el Congo, que se desangra, día a día, como subrayo, desde hace más de diez años…


Es una de esas guerras no mediáticas, como lo es la de Somalia y otras tantas, como lo fue la de Georgia, invadida ilegalmente por la Madre Rusia, que se llevó por delante casas, niños, ancianos… Sin que nadie saliera a manifestarse ni un solo minuto a la Plaza del Pueblo. Nadie se manifiesta, tampoco, por el Congo…


En diez años de interminable guerra llevamos cinco millones de muertos (solo nos gana la Segunda Guerra Mundial, vomitivo record), que se dice pronto, y trescientos mil desplazados del que podría ser el país más rico del mundo por sus minerales, del Congo, sino fuera por una injusta, atroz guerra, que tiene como vil protagonista los yacimientos de Coltán…


Ese mineral, casi desconocido, que se usa para, entre otras coisas, fabricar el teléfono móvil que llevas en el bolsillo, en tu bolso… Las diferentes facciones, (étnicas, rebeldes, gubernamentales…), se aniquilan por obtener el control efectivo de este mineral y sus ricos yacimientos, asesinando a pueblos enteros, esclavizando niños…


La triste realidad nos lleva a campos inhumanos de trabajo, pésimas condiciones de trabajo de niños y adultos explotados, reclutados a la fuerza, que sino mueren bajo el fuego de los Kalashnikov, mutilados y ultrajados, lo hacen bajo las terribles condiciones de “trabajo” que tienen que soportar…


Así que, la próxima vez que utilices el portátil, la consola de videojuegos o el mismo móvil, reflexiona sobre el Coltán, sobre los millones de muertos que llevamos a cuestas, y sobre la inexistencia de una voz que se alce (Gobierno, ONU…), pancarta en mano, en contra de esta aborrecible y fraticida guerra que no tiene apoyos mediáticos…

19 comentarios:

cuandomequieras dijo...

siempre lo verás, Duncan querido. África siempre es y será la hermana pobre, siendo "en bruto" la más rica. Las guerras africanas son las olvidadas, y miles de personas son abandonadas en un rincón del mundo pudriéndose, a su suerte. Y el hombre es tan injusto y tan ruin que solo se preocupa a veces, y dependiendo de lo que más interese. Vaya mundo.

Anita dijo...

Realmente estamos llegando al punto que en los informativos nos muestren imágenes atroces antes las que ya ni nos inmutamos. Para más INRI, ya algunas guerras están tan asentadas y "cotidianizadas" que ni siquiera los informativos reparan ya en ellas.

Mi apoyo a todas las víctimas de estas guerras absurdas.

(Creo q ahora miraré nuestros aparatos tecnológicos de una manera algo distinta)

Muakk

clariana dijo...

Me ha gustado mucho tu post, pues divulgas una guerra y un sufrimiento, que han olvidado la prensa, que no se ocupan de él. La África que sufre, está olvidada de todos, menos por los intereses económicos y cuando quieren salir desesperadamente de allí, les ponemos las barreras. Es todo una incongruencia, porque o bien se interviene allí por parte de los Organismos occidentales, o bien se intenta resolver el problema de que vengan las personas que sufren, que es complicado, pero no imposible, pero nada, el silencio.
Jocavi, que es otro blog, tiene un post sobre el coltán también. Te aprecia. Clariana.

clariana dijo...

Vuelvo a estar aquí, si te interesase verlo, este post de jocavi está en sábado 8 de noviembre de 2008. Y la refª elcallejóndelasletras.blogspot.com. no sé si lo conoces. Saludos.

la inkilina dijo...

Yo creo que las guerras nunca se acabaran, por mucho que nos empeñemos.

Por que interesa a unos cuantos..los demás ,los pobres desgraciados de siempre

Un café??

Carlos dijo...

Ufffffffffff tema muy peliagudo. Al igual que en el de la ecología que trataste hace unos días, éste es para hablar largo y tendido. Hay demasiados intereses, chanchullos, mentiras y ruindades de todo tipo. Demasiadas... Y no sólo entre las guerrillas, multinacionales y gobiernos. Algunos de los que supuestamente denuncian esta tragedia también se las traen. Lo dicho. Para hablarlo largo y tendido.

Duncan de Gross dijo...

...Le echaré un vistazo Clariana ;-) Lo terrible para mi de una guerra es el olvido, quiero decir, es justo lo que dice Anita, las hay "cotidianas"-mediáticas, y las hay olvidadas, y ahí es donde radica la tragedia de las mismas...

ELECTRA dijo...

que asco de mundo, es deprimente cuando empiezas a pensar en todo esto, lo peor, lo que se esta hablando aqui, que nos estamos acostumbrando a verlo...

JoPo dijo...

tio, ke razon. siento hasta verguenza por lo idiota ke somos.

un post necesario y obligado de leer

Lilyth dijo...

Las guerras no mediáticas, aquellas olvidadas se hacen entre grupos de poder a los que la opinión internacional (del ciudadano de a pie) no le conviene, la desinformación que se maneja en esos casos ayuda al desinterés y al olvido, me parece increíble que mientras mas tristemente rico sea una país (pobre económicamente hablando) el costo social que se paga no lo conocen más que los muertos...

Rosa dijo...

me alegro de tu post. Me alegro que hagas referencia a uno más de los muchos conflictos del imperialismo que los medios, oficiales, olvidan.
Es obsceno que nuestra tecnología dependa de que un niño esté dandole a una piedra y muera, como lo hacen muchos, por ello.
gracias, muchas gracias.
besos.

Jake Gittes dijo...

Muchacho, es bueno ver que todavía quedan voces capaces de denunciar un conflicto absolutamente ninguneado por el primer mundo. Hay hechos que huelen a tragedia, a obscenidad y a vergüenza. Y África está desbordado de ellos.

Es la maldita herencia que les dejamos.

Mary Lovecraft dijo...

la guerra SIEMPRE es despreciable e ilógica...

me da rabia cuando se da tanto bombo a algunas y a otra nada cuando todas son lo mismo: MUERTE Y DEVASTACIÓN VACÍA DE SENTIDO ALGUNO.

no sé si algún día logrará el ser humano la Paz, pero me da que, por los caminos que está tomando, no llegará nunca a esa meta.

un saludo!

Dama Oscura dijo...

Ay!! si es cierto, que parece más importante el ultimo fichaje del Atleti y a nosotros...virgencita que me quede como estoy. Nos la vamos a dar y ni la veremos venir.

Laura dijo...

Después de tanto tiempo se ha convertido en algo tan cotidiano que ya no llama la atención.
Besos.

Anónimo dijo...

Hola,

soy un humanitario que escribe desde Goma, RDC. Gracias por hablar sobre lo que está ocurriendo aquí.

Para mí el problema fundamental es que a muchos países les interesa que el desbarajuste en esta región continúe. Esto, para que nos entendamos, es la cueva de alí babá. Tal cual. Y a mucha gente, lógicamente, le interesa que en la cueva de alí babá no mande nadie, porque si manda alguien se fastidia el invento. A río revuelto, ganancia de pescadores.

Aquí todo el mundo se lava las manos. Es una grandísima cadena desde la mina hasta el ordenador en que estás leyendo este mensaje. Y todos dicen: no es culpa mía, yo no sé nada. El tío que hace los condensadores dice: "yo no sé nada. A mí mis proveedores me dicen que el tántalo que me mandan no viene del Congo, y yo no puedo verificarlo, así que les tengo que creer". Y el malayo que procesa el tántalo para dárselo al que hace los condensadores dice: "yo no sé nada. A mí me dicen que no viene del Congo" (esto, pensando bien: en Extremo Oriente, por el lugar en que en se encuentra en la cadena por la que pasa el mineral, lo normal es que sepan- y muy bien- de dónde viene). Y así hasta la mina.

A las empresas que reciben coltan (y estaño, porque el verdadero problema es el estaño, no el coltan), hay que señalarlas con el dedo. Y hay que decirles: sabemos que ustedes están recibiendo material de aquí. Dejen de hacerlo. Tienen este plazo. Y si no lo hacen, haremos público lo que están haciendo y dejaremos de comprar sus productos.
Esa amenaza (y ninguna otra) es la que puede hacer que se pongan las pilas, y que la situación empiece a cambiar aquí.

Un saludo


http://stopthewarinnorthkivu.wordpress.com

Duncan de Gross dijo...

Cierto, la bauxita (para el estaño) también es uno de los problemas, más que el coltan. Muchas Gracias por tu colaboración!!

Lupita dijo...

Precisamente ayer reflexionaba sobre esta cuestión: lo injusto que resulta que la sociedad occidental midamos la crueldad de las guerras en función de su impacto mediático...Sin duda muy triste...

Suso dijo...

Hola Duncan!!

Como te prometí, busqué tu entrada sobre el coltán y aquí estoy, intentando escribir un comentario acerca de este tema, sin emplear las palabras "miserables", "intereses comerciales", "injusticia", "guerra olvidada", "primer mundo culpable", "medios de comunicación cómplices" y similares... pero veo que es imposible.

Como decía Paku Rata, personaje de cómic publicado en Makoki: "las cosas no son como son, son como las cuenta la televisión. Y si no las cuenta, no son..."

"Me entran ganas de llorar, pero el asco que me da me lo impide.
Y me entran ganas de vomitar, pero la pena que me da me lo impide..." (La Vereda)

Un triste abrazo, paisano!!