En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

martes, 27 de enero de 2009

...Atenea se nos pone melancólica...


“…El principio de fin vino cuando al nazareno le dio por empezar a promulgar sus consignas por ahí…”, musitó mi divina diosa, grande y hermosa entre las deidades (incluso vestida), con un gesto melancólico mientras sorbía, ausente, un poco de café.


Michel, aparentemente, no la escuchaba, ojeaba un número atrasado de “La Revista de Occidente” con sus gafitas de ver de cerca. No le hace mucha gracia eso de codearse con divinidades griegas, aunque tengan casi tres mil años, él prefiere la grata compañía de Hugo Chávez, Evo Morales, Cayo Lara, o Raúl Castro si Fidel no está.


“…Empezó a decirles que el placer era pecado, fornicar era pecado, el amor carnal era pecado, el saber era pecado, ser feliz en este mundo terrenal era pecado, todo era transitorio, todo fugaz, que la verdadera vida estaba al otro lado, se tenían que arrepentir por casi todo, que solo había un Dios verdadero, por cierto, bastante más cruel en su Antiguo Testamento que el mismísimo Ares, que las mujeres eran las culpables de los males de la humanidad desde el principio de los tiempos, y que se esa culpa la iban a acarrear hasta el Juicio Final, y poco a poco, se fueron olvidando de nosotros… De Afrodita, de mi…Hasta de Mitra…”, casi susurraba, y sus ojos parecían estar en otro lugar.


Es realmente guapa mi diosa cuando se pone melancólica, y recuerda tiempos en que los hombre filosofaban libremente, dialogaban, sin que te albergaran un tiro en la testa o te regalaran un paquetito de explosiva moralidad en los bajos del auto. Michel seguía, sin embargo, a lo suyo, dejó “La Revista de Occidente” y pasó a “Cal y Arena”, otra revista literaria.


“…Y después vinieron sus seguidores. Que no habían entendido ni el 10% de lo que su maestro les quiso comunicar, y crearon jerarquías, y ya no eran todos iguales, y empezaron a matar, a asesinar y a violar en nombre de aquel Dios, y la ciencia era maligna y la tierra plana y en el centro del Universo, tiempos oscuros de sectarismo, crueldades, vejaciones, guerras, hogueras, tristezas y enfermedades…”


- “¿Otro café mi deidad entre las deidades?, ¡¡Oh, Gran Atenea nacida de la cabeza de Zeus, pavor de la Logse y la Loe!!.” -, interrumpí.

- “¿Porqué no?, no tengo nada que hacer…”, me contestó apática.

- “…Y la que nos espera…”, remató Michel con un misterioso maullido…

15 comentarios:

Mary Lovecraft dijo...

Y mira que debe verse interesante Michel con sus gafitas de ver cerca (me viene a la mente Homer Simpson jeje)
¡pero lo pierde todo con eso de ser de Hugo Chávez!

jeje lo que daría yo por un cafelito con Atenea...

un beso para tí y una rascadito de lomo para Michel! que paseis feliz miércoles!

LA TIGRITA dijo...

Jajaja Michel me ha hecho reir a mas no poder, que prefiere la "grata" compañia de Hugo Chávez? jajajaja quien lo diria, de seguro le encantarian sus discursos de 8 horas seguidas!!!!
Y comprendo a tu diosa, no es para menos en la época actual que vivimos, si es para refunfuñar!!!
Entiendala!!!!
Saluditos Duncan y Michel, hoy no hay nada par tí, me decepcionaste con lo de Chávez!!!
Miauuuuu!!!!

Duncan de Gross dijo...

Uff, ¿De donde os pensáis que saca eso de la República Gatuna del Patio-Lavadero?. Michel puede estar horas y horas soltándote un discurso revolucionario sin inmutarse lo más mínimo y pidió a Chávez ya hace algunos meses poder asistir a las maniobras militares conjuntas de Venezuela y Rusia en el Caribe...Tiene tiempo para todo...

dezaragoza dijo...

Sigo diciendo que sería genial refundar el politeísmo griego, o el romano o el que te dé la gana. Puestos a tener mitos los antiguos dioses pasan mejor en la sociedad actual de talk-shows y estrellas que venden su intimidad que ese aburrido y dogmático patriarca. Los templos de rumores serían más divertidos. Un saludo.

Rebeca dijo...

Ays! el mundo patas arriba y una diosa melancólica ¡Qué andará ocultando Michel por su cabeza!

Espiral dijo...

Si, he tardado, pero regreso con ganas! Hablando de ganas, me han entrado unas enormes de café al pasarme por aquí!!

Muchas gracias.

Besazo

LA TIGRITA dijo...

No te lo puedo creer!!!!
Ahora entiendo su alzamiento en el Patio-Lavadero, tiene sus influencias!!!!
Ese Michel, si viviera aqui con el Hugo, seguiria siendo el mismo revolucionario????

Anita dijo...

¿Esta vez el café no llevaba cazuelitas? Jajjaj, la verdad q han estado interesantes los pensamientos de tu diosa.

A su parecer, razón no le falta. En el año O (ó 1 D.C.) empezaron a cambiar las cosas para ella y sus colegas del Olimpo ¿no?. :C

Muakk

temmpus dijo...

La próxima vez le comentas que si prefiere cambiar el café por un carajillo, a ver si se anima un poco.

Un abrazo!

Gatadeangora dijo...

Hola Duncan, pasate por mi blog que te he nombrado para entrar en un concurso de un libro...y para Michel tambien, claro,.
Besos

La Gata Coqueta dijo...

Todo son Diosas y Dioses, los hay para todos los gustos y todos los precios.

Yo que no soy muy llevada por esas mágias creibles no creibles...

Un abrazo y hasta la proxima.

Carlos dijo...

Brindo por tu diosa, su melancolía y sus poderosas razones (en todos los sentidos jeje) Cuanta sabiduría. Y Michel que se calle y se largue a maullar a otra parte :P Que poca educancia jajaja.

Rosa dijo...

jajajaja, a ti como te lea Jiménez Losantos te ficha como cronista oficial del reino, jajajaaja.
besos.

ambar dijo...

duncan yo también pensaba que el sentido de culpa era específicamente cristiano, pero hace unos días leí una cosa que me dejó..."Comenzamos a hacer sufrir a quienes amamos cuando el sentido de culpa con el que nacemos se hace intolerable", etc,etc.Ese "con el que nacemos..." Esta en la p.15 de "Mate jaque", de Javier Pastor. Ed. Mondadori.Y tú crees que lo del sexo culpable es sólo cristiano? Consulta a Michel y si sabe algo del tema avisa.

Duncan de Gross dijo...

Estoy convencido Ambar, totalmente convencido de que ese sentimiento de sexo y culpa viene de la tradición judeo-cristiana. En el mundo clásico no existía. Era normal que destacados oradores, militares o artistas practicaran sexo con bastante naturalidad, sin remordimientos de conciencia, al fin y al cabo: Sus dioses lo hacían. Donde más chocó ese comportamiento, y hay crónicas al respecto, fue en comportamientos en relaciones con menores, por ejemplo, y homosexuales. Podríamos hablar mucho del tema, pero estoy convencido de que ese sentimiento al que hace Atenea en este post está referido a eso...