En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

jueves, 30 de octubre de 2008

El Embajador


Hoy, estaba tan tranquilamente leyendo en el Salón un número atrasado de la Revista “Historia y Vida”, cuando han llamado a la puerta. Michel IV de Gato dormía placidamente en el Sofá, cerquita de la recién instalada camilla. Él, por supuesto, ni se ha inmutado ante la llamada, para eso ya estoy yo, para abrir la puerta.

Al abrir la puerta, me he encontrado de frente con un rubiales, sonriente, con camisa blanca de manga larga (procedencia desconocida), corbata azul oscuro (posiblemente de Esfera, si es así, 11,95 Euros), y pantalones y zapatos negros a juego. Portaba en su mano derecha un enorme maletón gris (de Bag´s, 70,00 euracos), aunque no tan grande como el de nuestro amigo Sísifo....

- “Buenos Días”, me ha saludado en castellano (idioma aborrecible para Michel IV), con cierto acento anglosajón, sin modificar un ápice su pétrea sonrisa.
- “Buenos Días”, he contestado curioso.
- “Simpática Esfinge tienen ustedes en el Rellano…Me llamo…Me llamo Jim Stevens…”, me ha dicho, soltando su enorme maletón, y ofreciéndome su mano derecha, magullada y rojiza por aguantar el peso de aquella enorme maleta. “Soy el nuevo embajador de Utah en el Patio-Lavadero”, ha continuado sonriendo…
- “Mmmm, ya veo, lo veía venir…”, he contestado, sin sorprenderme, porque la verdad sea dicha, desde que Michel IV de Gato abrió la boca por primera vez, ya nada me sorprende…
- “Me manda el gobernador de Utah, Señor Huntsman, para hacerme cargo de la embajada de nuestro estado en el Patio-Lavadero, he aquí mis credenciales… ¿Es usted Michel IV de Gato?”.
- “No, Michel IV de Gato se encuentra durmiendo la real siesta en el Sofá del Salón”.
- “Aham, no quisiera molestar…”, su sonrisa ha desaparecido en este instante, el pobre Jim ha pensado que no llegaba en el mejor momento…
- “Nooo, tranquilo hombre, no se preocupe usted, las siestas de Michel suelen durar unas doce horas…”.
- “¡¿Doce horas?!”.
- “Si claro, claro, pase usted, por Dios, no se quede en la puerta, habrá hecho desde Utah un viaje de por lo menos quince o veinte horas…”.

Y tras eso, le he enseñado al Señor Embajador el Patio-Lavadero de 20m2 donde se supone que debe instalarse: La gatera, el naranjo de las libertades gatunas, el Arenero Real… El Señor Embajador no cabía en si de su asombro, al comprobar, que se tenía que quedar a vivir en el Patio-Lavadero de una casa particular, conviviendo con un gato nacionalista-independentista.

Yo le he recomendado al yanqui que se instalara una tienda de campaña, junto al Arenero Real, pero al cabo de diez minutos se ha disculpado, nervioso, sudoroso, y asiendo con fuerza su enorme maletón me ha pedido que por favor lo acompañara a la puerta de casa, “Ha debido ser un error”, se ha disculpado, y se ha marchado mascullando coisas malas y raras “In English”.

Al cerrar la puerta, Michel ha abierto un ojo, y ha ronroneado: “¿Quién era?, ¿Tomás Polichiollo?”, y le he dicho que si, que era Tomás Polichiollo, que ahora es eventual vendedor del Circulo de Lectores, y que se volviera a dormir…

P.D: Supongo que aún me tocara recibir al Embajador de Venezuela, Cuba y Bolivia…

Glen Miller


…Miré al joven, contrariado, no me esperaba esa respuesta. Bebí un sorbo de mi absenta, mi hada verde, y enseguida sentí su fuego, desde el esófago hasta el mismo duodeno, un fuego abrasador, candente.

- “¿De verdad que no sabes quién fue Glen Miller?”.

Glen Miller. El Mayor Glen Miller, fue un músico como la copa de un pino, uno de los mejores sin duda. Desde que era un crío tuvo claro que quería ser músico, Sentía el Jazz, el Swing, como sangre por sus venas, tocaba el trombón, y tras varios fracasos musicales, un buen día dio en el clavo con una melodía que siempre le acompañaría hasta su misteriosa desaparición, casi finalizando la Segunda Guerra Mundial… Aquella melodía sería “Moonlight Serenade”, la más bailada e interpretada en los Salones de baile, la preferida de los pilotos de combate…

Con su orquesta, patrocinada por una nueva marca de cigarrillos (Chesterfield), Miller se recorrió todo el país, alegrando los corazones de muchos jóvenes que poco después caerían en el frente de Francia, de Holanda, del Norte de África, o en las Islas del Pacífico, jóvenes que no volverían ver el amanecer de su tierra, que no volverían a sus casas…

Entre gira y gira, logró grandes éxitos como “Tuxedo Junction”, “In the mood”, que batieron records de ventas y éxitos, y en el 42 se alistó, siendo nombrado capitán de las USAF, curiosamente, junto a un tal James Steward, actor, que años más tarde haría del propio Glen en una película dedicada llamada “Música y Lágrimas”…

…Me callé, súbitamente, me callé. Estaba sólo, en el oscuro antro de siempre, el camarero estaba ordenando tubos al final de la barra, y el joven descarado, ignorante, había desaparecido. Mejor para mí, así podía disfrutar de mi absenta, y del gran Glen Miller…

miércoles, 29 de octubre de 2008

Pateras


… Es triste ver pateras, o cayucos, según quién hable sea canario o andaluz, llena de hombres, mujeres y niños temblorosos que se la juegan en busca de un futuro mejor en una Europa decadente que, día tras día, se va al traste.

Es un continuo goteo de muertes inútiles, de riesgos fatuos, en busca de un futuro mejor que quizás ni llegue a realizarse, y para lo cual arriesgas la vida en una cáscara de nuez. A uno se le encoge el alma cuando los ve llegar, casi alucinados, a las costas, más muertos que vivos, con miedo y con esperanzas.

Pero lo más trágico son los niños, decenas de ellos, pequeños, acompañados de sus padres, de familiares, de desconocidos, o de los cadáveres de alguno de ellos, envueltos en esta penosa Odisea del Siglo XXI, deseando llegar a una Itaca mística que llaman Aspanya… Y que no es ni la mitad de lo que le hayan contado…

… Es triste que, cuando yo era pequeño, los niños vinieran de Paris, los traía la cigüeña, y ahora, en mi adultez, los niños vengan de Marruecos o Senegal, y los traiga la patera de turno, bamboleante, en un mar de miedo, desesperación e incertidumbres…

martes, 28 de octubre de 2008

Elija ser positivo


Elija ser positivo. Usted tiene esa opción, es el dueño de su actitud. Elija ser positivo, constructivo. El optimismo es el hilo conductor hacia el éxito…

Con estas sabias palabras de Bruce Lee, que yo normalmente me intento aplicar a mi vida personal, con irregulares resultados, me ha recibido el médico de cabecera…

Llegan las lluvias, los cambios bruscos de temperatura, y este que os escribe lo pasa fatal con el llamado Colón Irritable, que año tras año, en estas entrañables fiestas hace de mis tripas un saco de dolores, retortijones, y al resto de mi cuerpo una masa informe que sólo sabe estar sentado en el W.C sin muchas ganas de nada…

Ni dietas, ni alimentos especiales, ni dejar el café, ni gilipolleces de esa índole me calman estos dias en los que parezco Napoleón con la mano en el estomago mientras trabajo, paseo o leo, o juego al “Pressing Cat” con cierto gato... Según los médicos todo es psicosomático, y como un temporizador, se activa cada X tiempo para regocijo de quien lo padece…

Yo os aseguro que lo que padezco de psicosomático tiene más bien poco, pero en fin, ya llevo tres años con esta movida, por cierto crónica, y lo único que puedo hacer es repetir, igual que mi medico de cabecera, las sabias palabras de Bruce mientras se me quitan las ganas de dar patadas en el Gimnasio… Un besote, y tened cuidado ahí fuera…

Crónicas de un gato VI


Hoy cuando he llegado a casa, me he encontrado a Michel más eufórico de lo normal. Bastante intranquilo, nervioso, no lo veía así desde que le alquilé “Perros de Paja”.

Me ha pedido que le compre una urna electoral en los chinos, por si Estrasburgo aprueba su referéndum y tiene que convocar a los gatos de la Comunidad de Vecinos para poder elegir un futuro… Ya le he dicho, en varias ocasiones, que en los chinos no hay urnas electorales, ellos no saben para que carajo sirven, y no parecen estar muy interesados en su funcionamiento…

Después me ha pedido que mande unas cartas que ha estado redactando a diversos organismos y personajes, quiere participar en las próximas reuniones del G-8 como país miembro, dice que el Patio-Lavadero tiene un PIB parecido al de Luxemburgo, y que él también debe ir a opinar sobre la Crisis Económica actual, y la caída del capitalismo… Dudo mucho que inviten a un gato siamés que duerme doce horas al día y que por las noches se harta de Bloody Mary y absenta mientras ve el programa de Eduardo Punset…

Igualmente me ha comunicado su deseo de participar en la próxima cumbre de Presidentes Iberoamericanos, para acercar posturas con sus homólogos, aunque estos se comuniquen en un idioma tan tosco como el castellano, que por otro lado rivaliza con la ancestral cultura gatuna, con su idioma, tan rico y variado… Quiere sentarse entre Chávez y Evo Morales…

Ya le he dicho que no se haga muchas ilusiones, que las echaré mañana en el buzón, y se ha quedado satisfecho, mirando por la ventana, como siempre, observando como Sísifo arrastra su enorme maleta al interior del autobús número 11…

P.D: Os recuerdo que... Cualquier similitud socio-política entre las peripecias de mi gato y yo con lo que ocurra, o pueda ocurrir, en cualquier punto del globo terráqueo es pura coincidencia, y lo digo en serio... Os quiero, tened cuidado ahí fuera.

lunes, 27 de octubre de 2008

El Caballo de Madera


Hoy andaba yo por el Salón de la casa, divagando como resolver el contencioso político-económico-social, que tengo con Michel por la cuestión de la gobernabilidad legitima, que ambos ambicionamos, sobre el Patio-Lavadero, cuando he pedido, a través de mis suplicas a Atenea, mi diosa, una ayuda divina.

Nada más desearlo, se me ha presentado allí, en mitad de mi Salón. La Gran Atenea, nacida de la cabeza de Zeus, nunca una diosa dio tantas migrañas a un padre. Estaba grandiosa, altiva, con toda la parafernalia que suele acompañarla. Armada hasta los dientes, con casco, armadura, portaba una lanza, un escudo, y de su espalda caía, gracioso, un peplo tejido artesanalmente, creo que también llevaba un par de granadas de mano y un Kalashnikov, pero eso son detalles nimios.

- “¿Qué se te ofrece, Duncan de Gross, nacido bajo el Signo de Orión?”.
- “…Una solución, mi diosa, son ya meses de batalla contra el siamés, adueñado de mi Patio-Lavadero, pone contra mi a toda la Corte de Justicia Internacional, a Estrasburgo, y al Estado de Utah…”.
- “… Ya veo mi acolito, haz lo que bien te digo, construirás un caballo de madera, ni muy grande, ni muy pequeño, perfecto para que en su vientre de madera te contenga, y lo presentaras a las puertas del Patio-Lavadero, anunciando a ese gato de Hefesto, hijo seguro de Selene, tu intención de retirarte de la batalla…”.
- “Pero, Oh mi diosa, yo no soy carpintero, y ni en Ikea ni en Leroy-Merlín venden caballos de madera…”
- “Se lo encargaras a esta pujante empresa…”, y me ha tendido una tarjeta donde rezaba: “Dédalo e Hijo. Arquitectos-Ingenieros Civiles. Pídanos Presupuesto sin Compromiso.”, tú di que vas de mi parte, que eres devoto de la Gran Diosa Atenea, si lo encargas en roble te hacen un 20% de descuento…”.
- “…Los conozco, Oh, mi deidad, el hijo se ha dejado el costillar en un par de ocasiones en el Patio-Lavadero probando ciertas alas… Oh, mi divinidad, mi favorita entre las diosas”, he continuado, “… Pero, ¿Cómo haré para que Laocoonte, que es el Presidente de la Comunidad de Vecinos, viudo de las narices, y sus dos hijos solterones de hormonas revueltas, me dejen subir el caballo en el ascensor sin que me monten un escándalo, o me denuncien en la próxima Junta Vecinal?”.
- “De esos tres me encargo yo, caballero Duncan de Gross, les mandaré sendas víboras, de mala ralea, prostitutas que les ahoguen, les asfixien con sus brazos de placer, como buenas sierpes, ellos buscarán el aire que les faltará, mientras tu subes el caballo a las puertas del Patio-Lavadero…”

Y de repente, en un maullido, hemos escuchado, mi diosa y yo, que absortos, planeábamos nuestro divino plan:

- “¿Os queréis callar de una jodida vez que no me dejáis leer tranquilo “El País”?.

Era Michel IV de Gato, que con sus gafas “de ver de cerca” ojeaba el diario en el Sofá. Se nos había pasado ese detalle, el misino estaba allí…

Para disimular, he invitado a Atenea a tomar un café, la cual ha aceptado encantada mientras dejaba apoyada la lanza junto a la tele…

domingo, 26 de octubre de 2008

Panta Rei


… Distraído, ojeaba un viejo ejemplar de “A Sangre Fría”. Le gustaba ese libro de Capote, lo había leído en siete u ocho ocasiones, y había partes del mismo que casi había memorizado.

El ambiente, ruidoso del bar, apenas le dejaba oír con claridad a un Chet Baker, enlatado en un Cd, pero que sonaba como en sus mejores directos. Sonaba una de sus piezas favoritas, “Easy to Love”. Aquel bar le agradaba.

No era un mal lugar para perderse, para desconectar de la rutina. Podía pasar desapercibido, sentado solo, en aquel rincón vagamente iluminado por una amarillenta bombilla de 25 watios.

Nadie le molestaba en aquel refugio de Jazz. El ir y venir de los clientes le parecía un bonito fluir, al fin y al cabo, pensaba, todo fluye…Panta Rei…

viernes, 24 de octubre de 2008

El Grifo del Campanario.


…Menuda se ha montado con el tema del Grifo. La verdad es que yo no veo que la coisa sea para tanto, lo que ocurre es que como ha tomado cartas en el asunto el Obispo de la Diócesis, y ha puesto el grito en el cielo, pues tenemos al gallinero local revuelto.

El caso es el siguiente: Una de las dos iglesias que tenemos en el barrio, de estilo colonial-californiano, principios del S.XIX, con su torrecita y su campanario, está rematada por un enorme nido, vivienda de protección oficial de un par de cigüeñas blancas, que hace un par de años que no aparecen por el lugar. ¿Qué ha ocurrido?, que de la noche a la mañana, presto, se ha dignado a ocupar dicho nido vacío, que se estaba echando a perder, un Grifo.

Nadie sabe de donde carajo ha salido. Sólo se sabe que el domingo pasado, cuando las beatas del barrio iban a misa de once, al mirar hacia el campanario, otearon la enorme figura del bichejo allí encaramado, que les recibió, animalito, con un gracioso: ¡¡Guuaaarrrrjjj!!. Las beatas, muchas de ellas enlutadas de pies a cabeza, corrieron a refugiarse al interior del templo, y desde allí llamaron al 112, mientras el cura intentaba expulsar al ocupa inquilino del campanario, con una cruz en una mano, y una escoba en la otra. Los del 112 se presentaron allí, con una ambulancia del Samur, y poco pudieron hacer por echar a un animal que debe pesar un par de toneladas, aunque se le ve joven.

Le estuvieron enseñando fotos de la Duquesa de Alba, con el fin de espantarlo, pero de nada sirvió. Al cabo de un rato, el bichejo salió volando, dirección Vegas del Guadiana, y al cabo de una hora, se presentó con la mitad de una vaca, para horror de todos los presentes. Y allí mismo, en su nuevo apartamento, con vistas al río, empezó a despedazar su merienda.

Hubo un momento en que al pie de la iglesia, estaban las beatas, curiosos, nenes que volvían de las actividades extraescolares, policía local, bomberos, samur, una ONG de chicas llamada “Salvemos los Grifos Peninsulares” (que amenazaban con quedarse en bolas si el bichejo recibía algún daño, y alguno que otro empezó a tirarle piedras al Grifo…), unos chinos de un restaurante que me miraban, inquietos, más a mi que al Grifo en cuestión, un par de tipos que vendían camisetas del Grifo subido al Campanario (todas las tallas 7,90, yo compré dos), una chica con un yorkshire (pantalones vaqueros, 19,90, y sudadera de El Corte Inglés, 2ª Planta, 21,35, creo que era del otoño pasado…), Apolodoro (el viejuno del 1ºC),un extraño hippie, con pezuñas de cabra, extraños ojos, con una flauta en la mano que me dedicó una media sonrisa nada más verme, un anciano que portaba planos arquitectónicos en sus huesudas manos, becarios de Comunicación audiovisual (cámara en mano), y dos jovenzuelos muy simpáticos, que silbaban alegres “Perros Callejeros”, con un vespino, presumo que robado, que no sé porqué, me han recordado portadas románicas…

A todo esto, apareció por allí Apolo, el chico nuevo del Club del Tiro con Arco, ofreciéndose a la policía local para lidiar con el Grifo, asegurando que él está acostumbrado a tratar con ellos. “Mi amigo Abel de Lorch, que es un Arimaspo, tuerto el pobre, me enseño a tratar con ellos y…”, que tipo más pedante. A mi me encantan los Grifos, al menos no te proponen enigmas a resolver como las Esfinges. Lo malo es cuando les da por derribar aviones comerciales portugueses.

En fin, como decía al principio, no veo que la coisa sea para tanto. Yo me volví a casa, pensativo, mientras veía a Icaro ser perseguido por Amparo, la esfinge del rellano, por el cielo de la avenida. Se estaba haciendo tarde, y a lo lejos, parecía que la Constelación de Orión, tempranera, me invitaba a dar un paseo nocturno por el campo, aunque deseché pronto esa idea porque tenía que madrugar y ya hace frío. Al llegar a casa, Michel veía la tele, salía el Obispo protestando por la presencia del simpático Grifo en el campanario de la parroquia.

- “¿Algo nuevo en el barrio?”, me ha ronroneado Michel, enigmático.
- “Nada. Lo de siempre.” Le he contestado mientras le servia un chupito de absenta a mi felina compañía. “Pon a Punset, Michel, que este tipo de la sotana me está calentando la cabeza…”.

jueves, 23 de octubre de 2008

Tomás Polichiollo


… Desde muy joven, Tomás Polichiollo lo tuvo claro. Quería ser psicoanalista, pero no un psicoanalista cualquiera, él iba a ser un buen psicoanalista. Desde su pequeño apartamento en la Calle Morelos de Buenos Aires, junto a la Plaza de Irlanda, Tomás estudiaba y estudiaba sin parar.

Para conseguir plata, trabajaba eventualmente de lo que se le ofrecía: De repartidor de pizzas, de vendedor de seguros, repartidor de correo comercial, de camarero ocasional… Fueron años de sacrificio por parte de Tomás, apenas tenía tiempo para el ocio, su único objetivo era ahorrar, ahorrar y estudiar. Con la plata conseguida tras años de esfuerzo, montaría un Consultorio, un consultorio como nunca nadie había visto en todo Buenos Aires, ni en toda la Argentina...

Un consultorio gatuno. Tomás pensaba licenciarse como psicoanalista especializado en mentes felinas. El mundo no necesitaba otro psicoanalista más, no uno cualquiera, de esos había ya miles conduciendo autobuses urbanos, barriendo la Avenida de Aspanya cerca del puerto… ¿De esos psicoanalistas?, no, de esos no. De esos había por doquier en todos lados.

Él iba a ser un gran profesional, un original psicoanalista, un buen psicoanalista con sus objetivos bien claros y definidos… Especializado en lo que es la mente gatuna, en eso concretamente, no había ninguno. Él estudiaría, durante años, el complejo mundo social, político-económico de los gatos del todo el globo: Su origen, su historia, sus relaciones, todo con el objetivo de saber leer la mente de un gato en cuanto lo tuviera en el diván, diera igual que fuera casero, europeo, persa, Angola o siamés. La mente gatuna no tendría secretos para él.

Las viejas fortunas del país le llamarían para preguntarle porque el gato no comía, o porque había dejado sus estudios de inglés en tercero de carrera (con lo bien que iba el gato en inglés y ahora nos da un disgusto…).

Lo invitarían de todas las Universidades del país, de toda América latina, de toda Europa, y hasta de Burkina Faso, para que diera conferencias: “Etoooo, Doctor, Vos que opinás de la influencia gatuna en la Revolución Francesa…”, y él admiraría a grandes y pequeños del lugar con sus acertadas reflexiones. La plata entraría a espuertas en su cuenta bancaria. Se haría famoso, rico, y finalmente se acabaría casando con la hija de algún famoso futbolista de la selección que había probado alguna que otra droga, pero solo de pasada…

Y Tomás ahorró, poquito a poco, y su plata fue metiendo, como una hormiguita, en un banco de Buenos Aires, en la misma calle Morelos donde vivía, mientras estudiaba, y sorprendía a todos con sus estudios, con sus tesinas sobre “Gatos Racionalistas del S.XIX”, sus trabajos de investigación sobre “El gato y la siesta de doce horas, repercusiones sociales en nuestra sociedad actual”.

Finalmente, llegó el día en que consiguió su apreciada licenciatura, fruto de tanto y tanto esfuerzo. Cinco largos años, con tesis incluida sobre “La influencia del gato en la sociedad piramidal egipcia”. Fue el día más feliz de su vida, el día en que podría reclamar su plata de hormiguita y, por fin, montar su propio Consultorio de psicoanalista. Pero al llegar a la puerta de su entidad bancaria, Tomás se encontró con un gran número de personas, indignadas, que golpeaban cacerolas… Dos semanas más tarde, volaba a Aspanya, buscando un futuro mejor…

P.D. Mi primer contacto con Tomás fue el 4 de Agosto, véase “Crónicas de un Gato 1”, cuando cierto siamés abre la boca por primera vez para reclamar la autodeterminación del Patio-Lavadero, ¿Recordáis?...

miércoles, 22 de octubre de 2008

La Policia de mi barrio...


…En la serie “Los Simpson”, comen donuts por doquier, en mi barrio, donde disfrutamos, en teoría, de 12 agentes de la policía local, están la mayor parte de la jornada laboral desayunando, o escaqueándose de sus respectivas labores…

Si hace quince años hubiera sabido que, ser policía local es lo que acostumbro a ver todos los días en mi barrio, en mi ciudad, no lo hubiera dudado ni un instante: Me hubiera operado la miopía (no quieren agentes con gafas ni lentillas), hubiera estudiado a saco seis meses, un año, X, y estaría ahora pispo como un maharajá…

Es impresionante con que pasividad hay tipos, uniformados, que se tiran en un bar desayunando, todo el tiempo que les haga falta, mientras se leen el “Marca” de arriba-abajo. Después, se trata de remangarse lo mejor que se pueda el cinturón, e irse a pasear, a bajar el desayuno, como buen policía de barrio, por calles secundarias, pasando olímpicamente de los niñatos de instituto que han faltado a clase y se dedican a dar patadas a un pobre chucho, del yonki de turno que anda pidiéndole a las ancianas y las tiene acosadas, de la rumanita que esporádicamente te vende ahora pañuelos, de la pequeña venta de droga que hay en determinadas zonas del barrio, de los coches en doble fila en determinadas calles: “Aquí no podemos multar porque nos llevamos muy bien con determinado comerciante que nos hace algún que otro favor, y no se trata de fastidiar a su clientela, sin embargo, a aquel otro no le debemos nada…, etc”.

Cuando los necesitas, no acuden. Cuando llegan, no los necesitas. Los viernes por la tarde echan el cierre a la pequeña comisaría, refugio de las horas muertas, y ya hasta el lunes por la mañana, no se les verá el pelo, nuevamente, en el bar, desayunando… Supongo que los fines de semana deben estar bien ocupados, pues todos son dueños de discotecas, y poseen chalets a las afueras de la ciudad…

Son amos y señores del pequeño universo en el que vivo, y la verdad es que me cuesta creer en ellos, ya son muchos años viendo esta pasividad, el no hacer nada de nada. Cobrar un buen sueldo, comprarse una casita en el campo, y a pasear, sin meterse en nada chungo, mirar a otro lado, que la vida son dos días, yo no soy un héroe, esto no es Hollywood, y ese atraco… Ese atraco no va conmigo…

Hojé


… Hojé percibí que há muito tempo que nao falo a lengua dos meus bisavós, e é uma pena, uma vergonha talvez… Acontece que, quando chega Outono, e as chuvas, fico sempre com saudade, nostalgico e só sei pensar em portugués… Se calhar, no próximo ano, com mais tempo voltarei a estudar, a ler coisas… Agora só posso sussurrar um pequeno poema que fiz, no seu dia, a uma mulher que sempre está no meu coraçao…

Vejo-a nas nuvens da tarde,
Nas ondas do mar sem fim,
E por mais longe que esteja
Sinto-a sempre ao pé de mim…

Quero-te mama

martes, 21 de octubre de 2008

El Nuevo Bazar Chino...


¡¡Estamos de Enhorabuena!!, Hoy se ha abierto un nuevo bazar chino en la Avenida. No cabemos del gozo, de la alegría, del regocijo, de la ilusión, es realmente, francamente, estupendo, cada vez que se abre un bazar chino, 700 niños sonríen en algún lugar: Tienen más trabajo, a coser balones por dos euros al día. Los bazares chinos son como una sucursal de la Disney, un lugar mágico, entrañable, pero sin Michael Jackson, donde los vendedores te dan duros por pesetas, una calidad insuperable, los domingos tienen más gente que El Corte Inglés por Navidades.

¿Cómo sobrevivieron mis abuelos sin cuatrocientos bazares orientales a la vuelta de la esquina?, tuvo que ser muy dura la post-guerra. Michel y yo pertenecemos al “ABC”, no al diario serio y objetivo, no, sino a: Amigos de los Bazares Chinos (“ABC”), una asociación sin animo de lucro, cuyo objetivo es fomentar los negocios orientales en distintas ciudades aspanyolas, con el fin de unir las dos comunidades en paz y armonía, cuanto más chino haya, pues mejor que mejor…

A nosotros no sé nos ocurre ni por asomo comprar en una tienda local, ¿Para qué?, si la arena de gato es más barata en el chino, el papel higiénico va de culo, la broca se me parte a los dos minutos, pero me da el “avio”, ¿Y la leche?, mmmm, riquísima, enriquecida con melamina y doce vitaminas más aún por analizar. Donde se ponga un chino que se quiten ocho o nueve comercios locales. Sus horarios, lo mejor, está abierto a todas horas, los dependientes siempre te sonríen con la felicidad de la hormiga subida a la parra del árbol. Los comerciantes locales tienen la manía de trabajar sólo nueve horas al día, ¿Así como no va a ver crisis?.

Michel y yo tenemos planeado manifestarnos, realizar alguna “perfomance” (las autoridades locales las llaman “escándalo publico”), queremos cambiar el nombre de la Avenida por el de Mao-Tse-Tung (un gran demócrata), e incluso cabría la posibilidad de hacer una colecta para plantar una estatua en la rotonda del barrio, algo relacionado con la gloriosa victoria en Tian-Nan-Men o la ocupación triunfal de los territorios de aquellos desertores tibetanos, que vivían entre cabras, con absurdas creencias en una tipo calvo con albornoz naranja, que sólo sabe hablar de paz, que majareta.... China les trajo la modernidad, la cultura universal, el progreso, es cierto que hubo que fusilar a unos pocos, pero mereció la pena...

Con la inauguración de nuestros nuevos vecinos, los hemos recibido con los brazos abiertos, yo les he abrazado, uno por uno, con lágrimas en los ojos, a una de las chicas le he dado un besazo en todo los morros, ale.... Los chinos del Restaurante Chino “Gran Hermano” (hay que leerse el capitulo anterior, “El Restaurante Chino” correspondiente a Agosto, para entender tanta alegría), que habían acudido a la inauguración, nada más verme, han salido corriendo de la felicidad que les ha provocado mi presencia, y no les he vuelto a ver. Hemos brindado con “licor de lagarto” allí mismo, en la puerta de vistosos colores. Tres F-18 han roto la barrera del sonido en su honor, ondeando la bandera de la libertad, de la comprensión y del orgullo patrio, WE LOVE CHINA, y entre Michel y yo hemos pensado que cambiaremos la Semana Santa y esas molestas procesiones (Michel las odia, dice que son producto de la ignorancia del pueblo llano), por el bonito folklore, colorido, del dragón jaspeado y el dios mono montado en su nube, pero sólo cinco minutos, que hay que trabajar, y aún queda mucho que vender…

lunes, 20 de octubre de 2008

La Monitora


…Lo que más me llama la atención de ella es que siempre está rodeada de hombres. Hombres musculosos, sudorosos, que levantan pesos astronómicos en el gimnasio, que yo no levantaría ni por asomo, y que me aspen si quisiera hacerlo…

Habla con los chicos del aero-boxeo, sonríe a los de Indoor, acosa a los de musculación, y ellos, turbados, la escuchan, ensimismados, por el canto de sirena que puede ser su voz. Sus profundos ojos azules se clavan en los de ellos, y graciosamente, mientras mueve la morena coleta de un lado a otro de sus hombros, les habla durante minutos, horas, vete a saber de qué, arrastrándolos a su acantilado particular, supongo que con oscuros fines…

Yo hoy, absorto en el andador, escuchaba a Knopfler por los auriculares del MP4, y ella ha pasado a mi lado, enseguida ha buscado mi mirada, la primera vez en los cuatro meses que llevo en el gimnasio…

A través de ellos he visto las playas de la Republica Dominicana, un calor exuberante, una invitación a entrar, pero su hechizo no ha servido de nada conmigo, tampoco cuando me ha sonreído, y en su facción, claramente, he podido leer, como en las páginas de un libro abierto: “… Y sin embargo… Estoy más sola que la UNA”.

Desde hace muchos años, estoy vacunado contra esta clase de mujeres, de personas, y soy completamente inmune, lo sé. Al alejarse por el pasillo, dirección a “Musculación”, le he deseado, en silencio: “Buena Suerte Bruja, que Selene te guíe…”. Y he subido el volumen del MP4.

domingo, 19 de octubre de 2008

Moulin Rouge: El Musical.


Hola Amiguetes, este sábado tuve la oportunidad de ver “Moulin Rouge: El Musical”, de Alquimia Teatro. La verdad es que me gustó mucho. Se trata de un grupo de teatro de Madrid, joven, el cual, sin duda, se ha currado mucho la obra. Se nota el trabajo. No es un grupo de los grandes, como los que te representan Peter Pan o Fama, pero no hay que quitarles para nada su merito. Disfruté como un crío con la obra, y tenían la sala completa a pesar del Atlético-R.Madrid que era a la pispa hora. Aunque este hecho se notó mucho, ya que el 95% de la sala pertenecía a las féminas. La obra fue representada fielmente, paralela a la peli, con la salvedad que todas las canciones fueron cantadas en castellano, hubo murmullos a este respecto porque había opiniones que aseguraban que no se debería traducir canciones originales, pero no comparto esa misma opinión, las canciones en castellano eran reflejo fiel de las inglesas y creo que enriquecieron aún más la obra…

Igualmente, he tenido la oportunidad de ver “El nene con el pijama de rayitas”, y bueno, me quedé “así-así”. Tiene escenas fieles al libro, casi calcadas, y sin embargo, otras muchas, que difieren bastante del libro. Ya sabemos que suele ocurrir esto con las adaptaciones cinematográficas, pero en este caso creo que les ha salido el tiro por la culata…

Al regresar a casa, me encontré a las tantas de la madrugada a Michel IV de Gato, en el sofá, con sus gafas “de ver de cerca”, y el televisor encendido, aunque no le estaba haciendo mucho caso… Echaban “Viridiana” por el TDT.

Estaba redactando sendas cartas, una a Fernández de La Vega, y otra al gran Pepiño Blanco. Michel asegura que ambos son grandes amigos suyos y que apoyan su causa. El motivo de la carta no era otro que el apoyo de Michel IV de Gato a los Presupuestos Generales del Estado, a cambio de que le incrementen su propio presupuesto para el Patio-Lavadero, que actualmente es de cero euros por parte del Estado Central. Impactado ante esta nueva aportación de Michel, y deseándole suerte, me fui a la cama, y soñé con Grifos que sobrevolaban el cielo de la avenida…

sábado, 18 de octubre de 2008

Emilio


Emilio. Emilio tiene 42 años. Lleva desde los trece años trabajando en el tajo, en miles de obras. Emilio no ha hecho otra coisa en su vida. Sólo trabajar. No estudió. No tiene el graduado. Sólo trabajó. Él tuvo claro, desde los trece años, que él quería trabajar. No le interesó ir más allá, no quería hacer raíces cuadradas, ni estuvo interesado en Lenin, ni en la Crisis del 29, ni en la sexualidad (siempre interesante) del Cernícalo Primilla.

Emilio ahora, después de estar trabajando tropecientos mil años, se ha ido al paro. Las obras se han parado, las empresas, como la de Emilio, se han declarado en suspensión de pago. Él, y setenta y cinco compañeros más, se han quedado sin trabajo de la noche a la mañana. La empresa le debe la última mensualidad (1100 euros), el finiquito y las vacaciones que no se ha cogido en el verano para no perjudicar a la empresa. El jefe de Emilio no aparece. El jefe de Emilio no da la cara. El jefe de Emilio, según dicen, es probable que se encuentre en Haití, o en Santo Domingo, reflexionando. La empresa de Emilio se ha hundido, igual que otras muchas, pero el jefe no se ha quedado en la ruina, es curioso. Emilio dice, que a su vez, muchos clientes, parejas, viudos, solteros, casados, siguen pagando esa obra, ese piso, ya parado, al banco de turno…

Emilio busca trabajo. Emilio clama al cielo sindical, pero este le devuelve solo silencio. Nunca un sindicato, Emilio, estuvo más callado que una mosca posada en una deposición. Emilio cobra el paro, no llega a los quinientos euros. Emilio no encuentra trabajo. A Emilio le dan dos opciones, hacer el curso de “Portugués Comercial” o el de “Auxiliar Administrativo”. Emilio no estudió. Emilio no tiene ni el graduado. Sólo trabajó. Emilio te levanta una pared de ladrillo y cemento. Emilio te maneja la grúa, te hace un encofrado.

La hipoteca de 590 euros de Emilio, por un pequeño piso de dos dormitorios no quiere saber nada de cursos, ni de obras paradas.

¿Qué hacemos con Emilio?.

P.D. Historias como esta, tengo que escuchar todos los días, hasta la docena por jornada. Se te encoge el corazón solo de escucharlos. La desesperación está latente en sus ojos, y nosotros, no sé porqué, no paramos de vender cajas fuertes…

jueves, 16 de octubre de 2008

Apolo y Diana


Hoy se nos ha presentado dos nuevos miembros del Club de Tiro con Arco. Un chico y una chica. Dos hermanos. La verdad es que el tipo es muy bueno, el 90% de sus tiradas han dado en el blanco. Se llama Apolo, un poco rarete, se nos ha presentado en la Sala con un Longbow (un arco inglés, más bien galés), camiseta de tirantas que dejaba ver dos enormes brazos, con los que tensa la cuerda con bastante facilidad, en uno de sus brazos tenia tatuado el lema ”Dafne”, rodeado por una rama de olivo, que no sé que carajo significa, y en el otro pone “Jacinto”, con una flor abierta junto al nombre.

Es el tipico musculitos, el tipico guaperas cachas, al cual le gusta ser el centro de atención. Desde un principio nos ha estado tirando el farol, contándonos que él lleva “milenios” practicando el Tiro con Arco, participando y ganando grandes torneos. Mi monitor de tiro no lo conoce de nada, dice no haber coincidido con él en ningún campeonato de Aspanya, tampoco en los Campeonatos Mundiales, ni en las Olimpiadas de los últimos cien años tenemos a ningún Apolo-Arquero…

Después ha estado presumiendo entre las chicas, de que sabe tocar la flauta (¡¡y la lira!!) como nadie, hace poco “casi despellejo a un tal Marsias, que aseguraba tocar mejor que yo…” les ha comentado ufano… No me ha caído bien este tipo, en las cuatro horas y media de entrenamiento, nos ha dado el coñazo hablándonos de poesía, música, tiro con arco (¿Qué pretenderá enseñarnos este tipo?), hasta medicina…

La chica, bastante más reservada que su hermano, llevaba un longbow (de marca desconocida) como el del bocazas de Apolo. Apenas ha soltado palabra. Ha estado concentrada, acertando con gracia todos los blancos propuestos, llevaba un bonito collar de un roble coronado por una luna, parecía de plata. El pelo recogido en un gracioso moño. Me ha parecido seria, pero dentro de esa seriedad, muy guapa, aunque también he pensado: “Esta chica, cabreada, debe ser un torbellino.” Me he fijado que al igual que su hermano, también llevaba un tatuaje en un brazo, un ciervo…

Al salir del entrenamiento, le he preguntado a un compañero de entrenamiento su opinión sobre los dos nuevos miembros del club. “Ella parece un encanto. Y él parece un poco raro sexualmente hablando…”. No he podido evitar reírme.

Al llegar a casa, se lo he comentado a Michel IV de Gato, que acurrucado en el sofá, veía las Noticias de “La Sexta”, según él, las más claras y objetivas de la parrilla televisiva, junto a las de “Cuatro”. Mi historia no le ha parecido interesante y se ha disculpado yéndose al arenero, y por ello, me ha dado por escribirla aquí.

- “Ha venido Tomás Polichiollo.”, me ha ronroneado altivo.
- “¿Y qué quería?, hace tiempo que no sabemos nada de él…”.
- “No sé, no le he abierto la puerta, creo que venía vendiendo seguros…”. Me ha contestado Michel mientras se alejaba dirección al Patio-Lavadero…

Monólogo sobre sexo


Recibo correo de Black Cat, un monólogo sobre sexo, como ha habido un par de coisas que me han hecho sonreir, he decidido pegarlo por aquí...


Hoy en día, todo el mundo dice que se lo pasa de puta madre en la cama. Yo no lo dudo. Lo que no me trago es que sea haciendo el amor.Porque, francamente… el sexo es un coñazo. Lo que pasa es que esta sobrevalorado.Vamos a ver: ¿Cuánto dura el orgasmo masculino? Pues, el orgasmo-orgasmo, propiamente dicho, dura… yo que sé, lo que tarda uno en tomarse un chupito.


¿Y para eso tanto trabajo? Quedar, ducharse, … convencerla.¡Joder! Al menos para lo del chupito no tienes que convencer al camarero.- Venga, tonto, pónmelo, si no te va a pasar nada…Pero hay muchas más cosas que me cabrean del sexo. En primer lugar, el sexo es sexista.Porque hay que ver lo mal vista que está la eyaculación precoz. Y, sin embargo, una tía que llega al orgasmo en cinco minutos, ¡se la rifan! Coño, ¡esto es una injusticia! Es como si en las olimpiadas, a la tía que gana los cien metros le dan una medalla, y al tío… lo llevan al sexólogo.El sexo está bien al principio… por la novedad, pero en cuanto empiezas a practicarlo en pareja la cosa se jode. Por ejemplo, intentar tener un orgasmo simultáneo es imposible.Es como pretender ponerse de acuerdo para eructar al mismo tiempo. Eso no hay quien lo controle. ¿Ustedes han visto parejas que eructen a la vez? ¿Se imaginan? Él, eructando de repente, y ella:- Eres un egoísta, no me has esperadoAcabaríamos todos fingiendo los eructos.Además, si eres tío, el sexo es como la mafia: nunca puedes decir que no. Siempre tienes que tener ganas.


Un ejemplo:yo estoy en una exposición de arte figurativo etrusco -una cosa muy común- y llega Naomi Campbell y me dice que quiere hacer el amor conmigo -algo también muy común- Bueno, pues si le digo que no me apetece, al día siguiente media España piensa que soy gay. En fin, que al final haces un esfuerzo y acabas acostándote con ella… pero por el qué dirán. ¡No hay derecho, joder! Es como si vas a un restaurante, no te apetece solomillo y el maître va por ahí diciendo que eres vegetariano. Aunque hay maîtres que hacen cosas peores: te hacen sentir como si te estuvieran haciendo el amor. Se pegan toda la comida vigilándote para ver cómo te lo pasas. Y luego te preguntan:- ¿Le ha gustado al señor?Que te dan ganas de decirle:- Sí, ¿Y usted ha disfrutado, o me lo he comido demasiado rápido?.


Pero lo que ya me parece una vergüenza es esa gentuza que se gana la vida con el sexo: los sexólogos.El sexólogo es un tío que va de experto porque tiene un diploma en la pared firmado por el rector de la Universidad. ¡Pues vaya! Lo que tenía que tener es una declaración jurada de su mujer.Porque, ¿qué pasa? ¿Qué el rector se ha acostado con él? ¿Y como sé yo que a mi chica le va a gustar lo mismo que al rector? Además, todos los sexólogos te dicen lo mismo:'Al sexo hay que echarle imaginación'¡Coño, con lo incómodo que es eso! Antes, todo lo más, había dos posturas: me apetece o no me apetece.


Pero ahora… ¿ustedes han leído el Kamasutra? Para echar un polvo tienes que ser Nadia Comaneci. Que si 'la carretilla'…, que si 'el molinete'…, que si 'la variante de la medusa'… ¿la variante de la medusa? ¡Joder! ¡Si yo no sé ni hacer la medusa!Otra cosa que te dicen mucho es que 'en el sexo todo está permitido si los dos están de acuerdo' Ya, pero si somos tres y uno no quiere, ¿Qué? ¿Aplicamos la mayoria y que se joda?Pero lo peor de esto de las innovaciones es que te conduce a perversiones muy estúpidas. Por ejemplo, insultarse mientras se hace el amor. Tú estás allí intentando hacer la medusa, controlando la eyaculación… y ella: - ¡Cerdo, bestia, animal…!Y claro, al final te calientas y le dices:- ¡¿Y tú… lo mal que aparcas?!


En fin, está claro que el sexo es un coñazo. Porque… además, si es de género tonto… Si el sexo fuera tan bueno como dicen, el PP ya lo habría privatizado.

Plutón B.R.B Nero


…Mmm, ayer miércoles, estrenamos en La 2 (cadena de Tv aspanyola), una nueva serie, “Plutón B.R.B Nero”, que viene a sustituir a “Muchachada Nui”, y la verdad es que, personalmente, no me mereció la pena estar hasta la medianoche esperando por esta nueva serie de Alex de la Iglesia.

Quizás los haya que se rasguen las vestiduras, pero si lo que se pretendía era crear una serie de humor, una comedia… O tengo el gusto descentrado, o la serie hace más aguas que un galeón aspanyol en Trafalgar.

Siete son los personajes principales de esta peculiar serie, que versa sobre la tripulación de una nave espacial, que con cinco mil colonos congelados en sus bodegas, buscan un nuevo planeta, una nueva América espacial, para colonizar, ya que La Tierra se haya superpoblada, hiperedificada, y es un auténtico vertedero.

Así pues, tenemos al Capitán Valladares (parece que se ha escapado de un mercante holandés), al Teniente Querejeta (el genial Carlos Areces de “Muchachada Nui”), a Hoffman (el pelirrojo de “Los Hombres de Paco”), Merche (la mujer del capitán Valladares), Roswell (un extraterrestre con cabeza de adulto y cuerpo de niño de tres años, con sus partes siempre bien visibles), y a Lorna (que es la androide super-sexy de la nave, uuff, que chicaaaaaa, podría aullarle a la luna un par de semanas…)

En fin, no sé si la habéis visto o no, pero, repito, desde mi punto de vista, me fui a la cama un tanto defraudado, esperaba algo más mordaz, más irónico, tal vez con más guiños… Le daré otra oportunidad el miércoles que viene, y sino, le daré el mando a Michel IV para que ponga lo que él quiera…

martes, 14 de octubre de 2008

El Patio-Lavadero


… Recibo un correo de Alicia Leal, que se identifica como vecina de Oñate (Guipúzcoa), que dice ser fiel seguidora de las aventuras y desventuras de Michel IV de Gato en ¿Cómo quieres que cuente estrellas?, aunque no participa con sus comentarios (que serían muy bienvenidos), y a cuya villa, de Oñate nos invita encantada a Michel IV de Gato y a mi.

Michel, de momento está castigado por promover estos días pasados un par de manifestaciones, no convocadas legalmente, que no estaban en mi agenda de fin de semana, ha realizado un par de actos de lucha callejera (cómo él los denomina, yo los califico de atentados contra el inmobiliario familiar), con el resultado de dos macetas menos, y de momento, como ya digo, amiga Alicia, no es que no vaya a ir a Oñate, es que no le dejo ni salir a la puerta…

Alicia pregunta un par de cuestiones interesantes que paso a responder: ¿Es grande el Patio-Lavadero?, ¿Es visitable el Patio-Lavadero?.

Mmmm, a ver, el Patio-Lavadero no es que sea muy grande, está situado en un pequeño rincón, haciendo frontera con el edificio colindante, tendrá unos 20 m2 aproximadamente, de esos 20 m2, cinco de ellos están cubiertos por un tejado que es donde Michel IV de Gato tiene la gatera, que él llama Palacio Presidencial, y donde prevé recibir a los mandatarios de los diversos países cuando Estrasburgo le dé la razón sobre el contencioso que mantiene conmigo sobre la ansiada autodeterminación de dicho lugar… Junto a la gatera, que curiosamente por fuera es de medio metro cuadrado, pero por dentro (no me preguntes cómo por favor), dispone de veinte habitaciones, tres cuartos de baño, una cocina, una biblioteca-estudio con cerca de mil ochocientos Cds, música, pelis, libros y revistas, con algún incunable en sus estanterías, un recibidor y un Salón-Comedor… Están los “cazos” de la comida y agua del Señorito felino, que sólo come las exquisiteces ofrecidas por Royal Canin, pagadas de mi bolsillo, y Atún Calvo en Aceite de Oliva. Él nunca ensucia su cocina. Comparten esta zona, la lavadora y el cajón de herramientas, donde Michel reflexiona las tardes de Mayo, entre bostezo y bostezo, sobre las libertades de los Pueblos del Mundo… En la parte al aire libre, están los tendederos donde Icaro ha aterrizado ya en un par de ocasiones, de sendos batacazos, por los ataques de Amparo, la Esfinge del Rellano (léete capítulos anteriores), hay macetas que nada envidian a un patio cordobés, un pequeño naranjo vallado en el centro, medio seco, que Michel considera símbolo de las libertades gatunas (donde ya ha quemado mi foto bocabajo un par de veces), y en un rincón, con un “tejaillo”, el Arenero Real… A grandes rasgos, ese es el Patio-Lavadero, que comunica con el resto de la vivienda a través de un pequeño salón que Michel también ha llegado a reivindicar, pero más tímidamente…

En cuanto a la cuestión de la “visitabilidad” de dicha zona de mi hogar familiar: No, definitivamente no, lo siento amiga Alicia.

Espero que tus dos dudas hayan quedado resueltas, y te animo amiga Alicia, a participar en los diferentes posts y entradas que, periódicamente, publicamos en ¿Cómo quieres que cuente estrellas?, me hago cargo de tus saludos afectuosos a Michel, descuida que los recibirá, y un placer haberte ayudado a aclarar, resolver, tus dudas (repito), un besote de los dos.

lunes, 13 de octubre de 2008

Puro Teatro



Hola Amiguetes, ¿Qué tal este finde-puente?, yo la verdad es que lo necesitaba, me ha venido genial para relajarme, para desconectar, para salir y para disfrutar, entre otras coisas, del teatro, del Puro Teatro...




El sabadete y el domingüito he ido al teatro, no me he llevado a Michel porque siempre acaba montando el espectáculo, le entra también a él la vena artística y te monta un circo en dos minutos. El caso es ser el centro de atención, así que se ha quedado castigadito en casa, leyendo un número atrasado de la "Revista de Occidente".

Las dos obritas que he visto me han encantado, han sido magnificas, muy bien realizadas las dos, originales y divertidas.
La primera de ellas es "Mundo Poubelle" de Bricabrac Teatro (Sevilla) http://www.bricabracteatro.com/ La trama me ha parecido muy original. Trata las peripecias de dos semi-dioses olvidados del Olimpo, Sofocones, la diosa de los disgustos, y Piropeo, dios de los halagos, que descubren un buen día una nueva caja de Pandora, la televisión, y desde entonces su mayor deseo es abandonar el Olimpo para instalarse entre los humanos, y vivir como ellos viven... Mordaz, Irónica, se burlan del matrimonio, los hijos, el divorcio, los funcionarios y los trabajos temporales con buenos diálogos y un par de buenas canciones.




La segunda es "...Y la leyenda de Maese Pérez el organista", premio Escenia 2008, de Ymedioteatro (Torreperogil, Jaen) http://www.ymedioteatro.com/ Una gran obra, inspirada en la estética de Tim Burton, en sus personajes, tres trotamundos (Cementerio, Fosa y Epitafio), estafadores, vendedores de brebajes que llegan a un pueblo, donde, para evitar el linchamiento, deben contar la leyenda de Maese Pérez, una obrita con muy buena puesta en escena, donde los versos de Bécquer se convierten en el hilo conductor de toda la historia. Simplemente, me encantó.


También me ha dado tiempo para ver un par de pelis.
"Reflejos", de Kiefer Sutherland, que en inglés viene a titularse como "Mirrors" (Espejos), viene a ser una peli "de miedo", bastante rollo, no muy recomendable, y que sólo entretiene lo justo...

"Cobardes", película aspanyola, sobre los abusos que sufre un alumno de Secundaria por parte de sus compis. La verdad es que la película me enganchó bastante, porque "Cobardes" son todos, los compis malvados, el propio chico, las familias de los chicos (¿Mi niño?, mi niño es muy bueno...), y ya, llegado un momento, hasta los propios profesores (comprensible) que están hartos de lidiar una batalla perdida...
En fin, que no me he aburrido, espero que vosotros/as también hayáis disfrutado, besotes, y ya sabéis, tened cuidado ahí fuera...


sábado, 11 de octubre de 2008

Crónicas de un gato: 12 de Octubre


Hoy he llegado más contento de lo habitual a casa. Michel IV de Gato se ha dado cuenta y me ha preguntado el porque de mi alborozo. “Mañana es 12 de Octubre, es festivo, y se pasa al lunes, así que hasta el 14 no iré a trabajar…”. Michel ha ronroneado, con una media sonrisa extraña que su boca triangular forma, en determinadas ocasiones. Se ha mofado de mi, y del 12 de Octubre, para él es celebrar la fiesta de un pueblo históricamente opresor, dictatorial, y sanguinario. Él no es un gato hispano, él viene de la lejana Asia, sus orígenes siameses son otros, más remotos, más exquisitos, con un amplio bagaje cultural, y no como yo que provengo de una cultura, la hispana, y más concretamente la aspanyola, que es la más tosca y ruin de la tercera piedra flotante del sol. “Opresor fascista”, me ha llamado sin levantar su mirada de “Público”. Así se las gasta mi gatito.

Según Michel, no hay nada que celebrar, y si mucho que perdonar, debatir y recuperar. Me ha manifestado su deseo profundo de no hacer absolutamente nada ese día, y no levantarse cuando desfilen los soldaditos de Obama... Es curioso, porque me lo dice un gato que se pasa el 90% del día durmiendo, y el otro 10% leyendo o viendo a Punset en la televisión.

En fin, asegura que va a proclamar el día del Patio-Lavadero, que coincidirá con el día que logre su tan deseada autodeterminación, habrá “cobetes”, fiesta, absenta por doquier y comida china… Le he preguntado si ese día podré coger mis calzoncillos del tendedero, y se ha quedado pensativo mesándose los bigotes un rato, y después me ha dicho que me pondrá una tasa, en ese futuro que aún está por ver, para poder acceder a mi ropa íntima. Será una tasa un poco cara, en relación al texto de Memoria Histórica que está redactando, por todo el año y medio de opresiones dictatoriales, abusos varios y falta de libertad a la que le tengo recluido.

Lo he dejado allí, maullando varias coisas más, en mitad del Salón, de "mi Salón", y he ido a comprar el pan, que se me había olvidado. Al salir, me ha pedido que le compre un pack de latas de Atún calvo en Aceite de Oliva, arena que se está acabando y un libro de Paul Auster que tenía encargado en la librería de la esquina…

P.D: Yo paso, al contrario que Michel IV de Gato, de politiqueo, lo único que sé es que el lunes no voy a trabajar, jajaja.

P.D.D: Os recuerdo que... Cualquier similitud socio-política entre las peripecias de mi gato y yo con lo que ocurra, o pueda ocurrir, en cualquier punto del globo terráqueo es pura coincidencia, y lo digo en serio... Os quiero, tened cuidado ahí fuera.

viernes, 10 de octubre de 2008

The Breakfast Club and The Princess Bride







“The Breakfast Club”, o “El Club de los Cinco”, era una película que me harté de ver en los años ochenta.

Me gustaba, aunque no era mi peli favorita, yo por aquellos tiempos ya andaba flipando con “La Princesa Prometida”, que me parecía un gran cuento, una historia fantástica, y aún hoy, me lo sigue pareciendo, con una deliciosa banda sonora de Mark Knopfler… Siempre quise ser aquel aspanyol, Iñigo Montoya, con aquella maravillosa historia secundaria de espada y venganza, y decir aquello de: “Hola, Soy Iñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir…”

Pero lo de “El Club de los Cinco” era ya hasta pesado a veces… Tenía un amigo en el instituto, que la había visto en su destartalado video Beta, unas quince veces, y no exagero, se la sabía casi de memoria, le encantaban estos estereotipos de estudiantes americanos, y de hecho, durante toda su estancia en el centro de secundaria, llegó a adoptar uno de aquellos roles, creo que el de pasota-macarra, y como el de la peli, cumplió uno de aquellos castigos por lanzarle una bomba fétida a la profesora de literatura, la cual, ahora que lo pienso, se lo merecía… Aunque aquello eran “bromas inocentes” comparado como está el patio de Secundaria ahora, a diario tengo compañeros que me cuentan auténticas barbaridades que ponen los pelos de punta…

Después de aquello, tuvo una temporada alucinatoria con “Jóvenes Ocultos”, que si mal no recuerdo, era una peli sobre unos jóvenes y macarras vampiros, que vivían en una especie de feria o parque de atracciones…

Yo “sólo” ví la peli (“El Club de los Cinco”), unas cuatro o cinco veces, y como digo, fue bastante para hartarme de ella, y hoy la he recordado, porque en la radio han puesto la banda sonora, la cual hacía años que no oía, y he me he preguntado: “¿Ya han pasado veinte años?, Uffff”…

jueves, 9 de octubre de 2008

Los 130 Gatos




Una coisa es que te gusten los gatos, y otra muy distinta es que vivas con 130 de ellos en un pequeño apartamento de Moscú. O estas como un cencerro, o eres la "Mujer de los Gatos" de Los Simpson, o Lady Cat de South Park. Es como el Sindrome de Diógenes gatuno, insano, y nada recomendable...

Luis Miguel


Hoy he vuelto a ser nuevamente, abordado, victima, de una encuesta callejera. Esas encuestas que tienen mucho de emboscada, y que en mi caso, no soy capaz de evitar, desviando mi atención, o mi mirada, a otro punto que no sea el de los propios encuestadores.

Las atacantes eran dos chicas, de unos treinta años, bien parecidas. Morenas, pantalones vaqueros, de origen desconocido, una llevaba una blusa de entretiempo (Esfera, 29,55 el año pasado), azul, fina, zapatos marrones, con pinta de callejear, cómodos (supongo). La otra una de esas camisetas, desenfadadas, con un muñequito que guiña un ojo, a dos colores, blanca y verde oscuro, cuyo origen he situado en Berskha, o muy cerca… Iba rematada con un pañuelo azul en la cabeza, que echaba para atrás una larga cabellera semi-rizada. Deportivas blancas, Niké, nuevas (Décimas, 49,95 Euracos). Grabadora en mano, china lo más seguro. La otra chica portaba una pequeña carpeta con folios y bolígrafo Bic naranja que escribe fino, (Bic cristal escribe normal).

- “Hola, Buenos Días. ¿Podemos hacerle una pregunta?, es breve, es para una encuesta a nivel nacional…”. Ha sido la frase de entrada de la chica del pañuelo en la cabeza.
- “Claro.” He contestado con media sonrisa, una ceja más elevada que otra.
- “Bien. ¿Podría decirnos cual es su mayor fobia?.” Ha preguntado con una media sonrisa. La chica de la carpeta se ha preparado a anotar mi respuesta.
- “Luís Miguel”. He contestado muy seguro. No tengo ninguna duda. Mi mayor fobia es Luís Miguel.
- “¿Luís Miguel?, ¿Cómo Luís Miguel?.” Han preguntado al unísono. No sé de que se extrañan. Seguramente 9 de cada 10 personas entrevistadas han contestado Luís Miguel…
- “Luís Miguel. El cantante…”, he proseguido. “Le tengo fobia, le tengo auténtico pavor… Lo relaciono con mi dentista, cada vez que oigo a Luís Miguel, me acuerdo de mi dentista. Mi dentista está enamoradísima de Luís Miguel. Lo tiene puesto a todas horas. Cuando me recibe. Cuando me pone la anestesia. Cuando me empasta. Siempre Luís Miguel. A todas horas Luís Miguel. Su disco “Aries”, sus “Boleros”…

Y ahí la entrevista se ha convertido en monólogo, porque: O son fans de Luís Miguel y no les ha gustado mi contestación, o les ha parecido más interesante un joven, con pinta de hippie, pezuñas de cabra, extraños ojos, con una flauta en la mano que me ha dedicado una media sonrisa nada más verme, (llevaba una camiseta con el lema “Electro Poppins Jazzers”). Nada más verlo, se han dirigido a él, y me han dejado allí plantado, pensando en portadas románicas… Eso me pasa por participar en encuestas a nivel nacional…

miércoles, 8 de octubre de 2008

Los Renegados del Diablo.


… En esto que llegas a casa, después de un día terrible, cansino, harto de aguantar a gente aburrida, te sirves un licor de bellota cargado, y te sientas con Michel IV de Gato, que con sus “gafas para ver de cerca”, otea “El País”, ronroneando lo que lee. Tiras de pelis bajadas impunemente con el Emule, a ver que hay, y decides poner una al azar… Lees “Los Renegados del Diablo”, de Rob Zombie.

Mientras salen los títulos de crédito, Michel se despide y se va al catre. Hoy no sale Punset en La 2, con lo que a él le gusta trasnochar, y no le van esta clase de películas. Y nada, comienzo a ver la peli, entre lingotazo y lingotazo, y me parece una macabrada de mucho cuidado. Una esperpéntica familia, los Firefly, sacados de la América más profunda, que aún no se han enterado que ha terminado la guerra de secesión en pleno 2.008, se dedican a matar, violar en algunos casos, a diestro y siniestro, todo mamífero, preferentemente humanos, que cae en sus manos, mientras que el típico Sheriff sureño les hace la vida imposible, entre matanza y matanza. Violencia gratuita, horror que me recordaba a La Matanza de Texas, y sangre por doquier, vamos un día cualquiera en Utah (que por cierto, este estado norteamericano reconoce la autodeterminación del patio-lavadero de Michel, y amenazan con mandar un embajador, otra boca más que alimentar…) es lo que os promete esta peli. No recomendable para estómagos delicados…

Después de verla, volví a ver “Mad Max”, por décima quinta vez, para hacerme una idea de cómo estará el mundo occidental de aquí a quince años, pero sin Mel Gibson…

Las Cinco Vigas de la Mezquita...


Leo, desaforado, que cinco vigas de la Mezquita de Córdoba han sido subastadas este martes en Londres por un millón y medio de euros, dos años y medio después de que la casa Christie's debiera suspender la venta, debido a una demanda de la Iglesia católica y del ministerio de Cultura aspanyol.
El cabildo de la Catedral de Córdoba, que es responsable de la mezquita desde finales del siglo XV, y el ministerio de Cultura español pararon la subasta en abril de 2006 tras presentar una demanda alegando que las vigas pertenecían a la Iglesia Católica y al patrimonio cultural aspanyol, y la salida de Aspanya había sido ilegal.

Sin embargo, la casa de subastas británica, se ha saltado a la torera, esta vez, cualquier recurso interpuesto, y ha decidido quitarse de en medio “esos cinco palitos” que ya estorbaban, choteándose, una vez más, todo lo que diga el gobierno de una nación entera.

En fin, esto es lo que hay, otra puñalada trapera más, legal según los británicos, al patrimonio artístico aspanyol, y ya te puedes poner a patalear, que aquí paz y aquí gloria… ¿Y digo yo?, ¿Cómo se llevaron estos piratas hijos del jodido Drake que Satán tenga en su gloria, estos cinco palitos de 4 o 5 metros de longitud?, ¿Le dijeron al tipo de la puerta “souvenir” y se largaron tal cual?, me los imagino montando en el bus con las cinco vigas cruzadas, camino del aeropuerto… Me pregunto: ¿Lo próximo serán las campanas de Santiago de Compostela?...

… Eso sí, no les toques a los hijos de la Gran Bretaña la casaca cosida a balazos del amiguete Nelson, y menos aún, ponte a sortearla a la puerta de “Doña Manolita” que te mandan rápido un submarino nuclear a Gibraltar perdiendo aceite “illo”…

P.D: Voy a hacer el crucigrama, que me caliento…

martes, 7 de octubre de 2008

"El Inocente" de Michael Connelly


... Nunca antes he oido que a alguién le sucediera lo que a mi me ocurrió la pasada noche... Acontece, que, en ocasiones, me pasan coisas raras, particulares, ínfimas, pero peculiares, y esta que os voy a narrar, queridos amiguetes, es una de ellas...


... Acababa yo de despedirme de Michel IV de Gato, era medianoche, y lo había dejado en mitad del patio-lavadero, maullando "La Internacional" para gozo y disfrute de vecinos/as que están encantados con las dotes musicales de mi felino en cuestión, cuando retomé la lectura, interesante, del actual libro que me mantiene ocupado: "El Inocente" de Michael Conelly, un ejemplar de tapa dura, edición limitada (6,95 en Corte Inglés), y que no es para tirar "cobetes", pero que ahí me tiene, a ver si lo acabo... Leo a Connelly porque leí un extracto en El Estanco del amigo Auggie Wren, que hablaba de su personaje estrella (Harry Bosh), y lo consideré la antesala ideal antes de enfrentarme a Fante (recomendado por Firmin/Ambar).


Pues bien, tras leerme tres capitulos, Morfeo, como siempre, entró en mi habitación y me metió dos ostias. Se le da bien eso. Mientras colocaba el libro en cuestión en su lugar habitual, me dio por leer la contraportada del libro, la cual no había leido... Por costumbre, no suelo hacerlo, porque no quiero que me revienten la historia, ni hacerme una idea de que va a ir antes de enfrentarme al libro. Y, ¡Oh, Sorpresa!, la contraportada me contaba una movida, completamente diferente, a la historia que me llevo leyendo desde hace dos semanas. Intrigado, me dio por leer las dos primeras páginas, y me quedé estupefacto, ya que al parecer, me estoy leyendo: "Los Coleccionistas" de David Baldacci, un tipo que por lo que he leido por Google está en la onda de Connelly, pero no es Connelly...


... Así pues, tengo un libro, comprado como "El Inocente", con la portada de dicho libro, pero las páginas interiores, el meollo en cuestión, pertenece a otro libro, por un posible error de imprenta, un "bicho raro" sin duda, y hubiera seguido investigando sino me hubiera dejado KO el golpe en toda la testa que me "jarreó" Morfeo, por tercera vez, mientras me gritaba: "¡¡Duérmete imbecil, que tengo mucho trabajo!!."


P.D: Soñé que Michel fundaba un Gulag, y que algo tenía que ver en el fusilamiento de los Romanov, pero esa es otra historia...

lunes, 6 de octubre de 2008

Rousseau, El Aduanero






Jeje, ayer vi, en la típica carpeta colegial, una escena que me impactó. La chica, dueña de dicha carpeta, de entre unos 15 o 16 años, o vete a saber, a lo mejor tenía 12 años, con algunas nenas nunca se sabe… (Al grano), llevaba una imagen, impactante, de un cuadro de Rousseau, alias El Aduanero. Desconcertante al máximo. No llevaba a los Jonas Brothers, o el torso de Enrique Iglesias, o los tipos en calzoncillos de “El Internado” o “Rebelde Way”.

No. Simplemente llevaba una imagen de Rousseau, El Aduanero, un pintor postimpresionista, fantástico, digno siempre de ver, y de admirarse una y mil veces, en mi opinión, con su obra. Aunque más impresionante era el hecho de que aquella criatura, sin duda no de este mundo, mostrara con esa desfachatez un cuadro de finales del S.XIX en vez de los hercúleos torsos de algún televisivo chico de dudosa sexualidad. En fin, ya la sociedad en último lugar, y las amigas o compis de instituto antes, se dedicaran a dinamitar esa mente anómala, extraplanetaria, de la chica en cuestión, con el fin de cambiar dicha imagen por otra más acorde a los tiempos que corren. Me la imagino pasando por un pasillo, y sus compañeros de aulas señalándola con el dedo, mientras emiten guturales y chivatos sonidos, como el amigo Sutherland Senior en “La Invasión de los Ultracuerpos”… “Debes ser una de las nuestras, ¿No sientes el poder de la LOE?, la Loe es poderosa, únete a nosotros, al lado oscuro, juntos somos ESO, ESO, ESO…”. Coño, tengo material para un guión, se lo mandaré a José Luís Cuerda, a ver que me dice…


El caso: Me recordó a la primera vez que oí hablar de Rousseau, que fue en los ochenta, de boca de José Ramón Sánchez (un tipo que debería tener un museo, es el de la foto adjunta, el señor con bigote), uno de los mejores ilustradores que ha parido este país de H. de P, y de envidiosos en todos los planos astrales. Quizás lo recordéis como el ilustrador que aparecía en programas como “El Kiosco”, “Dabadabadá” o “Un globo, dos globos, tres globos”… José Ramón era un gran conocedor de la obra de Rousseau, tenía (y tiene, no se ha muerto) mucho de él, su dibujos e ilustraciones siempre retomaban a Rousseau, aunque él no quisiera…



Rousseau fue un pintor sin formación académica, ninguna que yo recuerde, y que a pesar de las vicisitudes de la vida, se hizo un hueco en el firmamento que es la Historia del Arte. Brilla como luz propia, en mi opinión, entre los buenos, a pesar de que su obra pictórica fue escasa. Sus cuadros son poéticos, exóticos, sensuales en algunos casos, mágicos y misteriosos, con una búsqueda intuitiva de la realidad, pero cayendo, sin quererlo en lo Naif (que no es malo, eh?), con una paleta muy rica, ingenua… Dicen que el propio Picasso, no sé si será cierto o no, se encontró a Rousseau en las calles de París, intentando vender en vano un cuadro, y este (Picasso) lo reconoció como un maestro y lo homenajeó, mitad en serio, mitad en broma, con una cena en su casa…

En fin, vosotros/as, ya sabéis quien fue Rousseau, pero la incógnita a despejar está en … ¿Lo sabrá la chica de la carpeta?.

viernes, 3 de octubre de 2008

Rita, la gatita persa de La Pequeña Candi.


Tenemos chica nueva en la Oficina. Se llama Rita y es divina (¿No había una canción que decía algo así?). Por fin, el hueco que tenía La Pequeña Candi en su corazón se ha empezado a tapar, al menos, un poquito. Su chico, Javi, ha tenido el detallazo de regalarle una gatita de tres meses. Un gesto muy bonito y loable Javi, tu si que sabes. Rita no es una gatita cualquiera, sino una gatita persa, preciosa, con un magnifico pelaje grisáceo y unos ojos color miel, profundos y vivarachos.

Estoy seguro que Rita y Candi se van a llevar bien, las dos se necesitan y se llevaran a las mil maravillas, y aunque Rita esté un poco confusa los primeros días, pronto se adaptará a su nuevo hogar, a su nueva amiga (digo amiga, porque los gatos no tienen amos, son espíritus muy libres), y vivirán, por muchos muchos años, momentos felices, plenos, en compañía la una de la otra.

Mucha felicidad, y besos para las dos.

P.D: Michel dice que de aquí a un año y medio se va a poner muy “requetebuena”, ya le he dicho: ¡¡La verás, pero no la catarás páaaaaaaaaaaaaaajaro!!

Pierre Nodoyuna





… Si tuviera que elegir uno de los personajes de dibujos animados que más me hizo reír de niño, ese fue, sin dudarlo, Pierre Nodoyuna. El “bueno” de Pierre, inspirado en los malotes de las pelis de gansters de los años 20-30, era un piloto de carreras, con una indumentaria muy arcaica para su época, en “Los Autos Locos”, que conducía, junto a su fiel “Patán”, alias “Risitas”, un chucho sarnoso según su dueño, un Super Ferrari a reacción, con el doble 00 como número representativo. Pierre era un buen piloto, muy bueno, pero nunca gano una “Wacky race”, él prefería pararse y hacer trampas, emboscadas, y mil argucias más que siempre acababan en un completo desastre, o bien por su propia culpa, o bien porque fallaban, o bien porque el propio “Patán” tenía algo que ver… Una pena, ya que su coche, superaba con creces (¡era el más rápido!) al troncomóvil, al “Alambique Veloz”, al “Penélope Pitstop” de Penélope Glamour, o al auto paleolítico de los hermanos Macanna (antecesores de otro famoso personaje de Hanna-Barbera: El Capitán Cavernícola e hijo), así pues, el pobre Pierre siempre acababa a pies de meta, o perdido en algún punto del recorrido diciendo aquello de: “¡¡Haz algo Patán!!”, con su acento francés, o ¡Sacre Blue!, aunque en la versión USA creo que, en realidad, era alemán, o eso se pretendía aparentar.

Cansado de las carreras, pronto se enroló en la aviación militar, y durante unos años me harté de reír con sus peripecias a bordo de un avión de la Primera Guerra Mundial mientras perseguía al palomo mensajero, que siempre se salía con la suya, esta vez en compañía de Tintín y Tontón, aparte de Patán. Los cuatro formaban “El Escuadrón Diabólico”. Sus fracasos se contaban por intentos, algo parecido le ocurría a “El Coyote” de la Wagner, con aquel tonto correcaminos y su “Bip-Bip” que ponía enfermo a cualquiera…

En fin, espero que Pierre esté aún haciendo de las suyas por ahí, y que algún día, si la productora y los guionistas quieren, le rescaten de su jubilación, y vuelva a hacernos reír, como antes, en compañía de Patán, con mejores resultados…


jueves, 2 de octubre de 2008

Con fogueo...


… Uff, la que le ha caído a las siguientes generaciones, hoy todas las cadenas de Tv han anunciado a bombo y platillo que más del 60% de los jóvenes aspanyoles tienen un semen de mala calidad, entre los mejores: Madrileños, andaluces y gallegos, los más changos, vasco, catalanes y valencianos (a este suscriptor no le toca, uuff, Michel dice que a él tampoco porque no es aspanyol, también olvida que tiene realizada la vasectomía gatuna, léase capítulos en abril…).


Así pues, al problema de la falta de trabajo, de comunicación verbal en muchos de ellos, de indecisiones como donde me pongo el pendiente, o qué me tatúo, donde y cuando, pelados estrambóticos, la marihuana no acaba de tirar p´arriba, respeto y disciplina cero patatero, chulería más que Vin Diesel recién levantado… Se une, a todo eso, que empiezan a tirar con fogueo… Yo, que ya soy viejuno, no me incluyo, jajaja.
Lo dicho, debe ser en otras Comunidades porque lo que es en mi ciudad, no dejan de aparecer “Juanis” de 15-16 años que avalan por la calle, a grandes voces: “Ayyyyy, tiaaaa, a la primera el Johnny, que puntería, achaaaaa tiaaaaa”, y a estos no les afecta ni estrés ni nada de nada, ellos apuntan, disparan, y, como decimos en Tiro con Arco: Amarillo… Mirabile dictu

8 Citas y El Rey de la Montaña



Hola Amiguetes!!, esta semanita me he tragado dos pelis aspanyolas, la verdad es que siempre juro y perjuro que no voy a ver pelis aspanyolas porque siempre van de lo mismo, y no me acaban de convencer actores ni guionistas, pero con “8 Citas” he acertado de pleno. Se trata de 8 mini historias de amor, 8 cortos, que tratan temas como el enamoramiento, el matrimonio, los celos, la rutina… Y que se unen en una historia final, la octava. Esta es una peli muy recomendable, es divertida, desenfadada, con muchos guiños que te hacen sonreír, te identificas con situaciones, y con elenco de actores muy variopintos, desde Belén Rueda, Arturo Valls (que se sale), hasta Fernando Tejero o Adriana Ozores. Lo dicho, a verla si podéis.


La otra peli es “El Rey de la Montaña”. Esta peli, la verdad, es que me ha quedado así- así. Veamos, trata de un tipo que se pierde, por carreteras secundarias del norte de Aspanya, mientras busca a su ex-novia, y de repente en medio de todo un laberinto de caminos y carreteras, en medio de un bosque infinito, alguien le dispara… La peli es un continuo correr intentando salvar la vida de las mil y una balas que vuelan alrededor de su cabeza… Es un argumento que ya hemos visto varias miles de veces en pelis yanquis, el prota hace un papelón muy creíble y currado, pero se te llega a hacer larga y cansina, (Michel se quedó dormido y después quería que le contara el final)… Aún así, ahí os la dejo, por si la veis, para que me digáis que tal os ha parecido…

miércoles, 1 de octubre de 2008

Wall Street


He de reconocer que tenía preparado un post sobre Wall Street, pero hoy, entre las páginas de El País, me he encontrado una viñeta, adjunta, muy buena, y que resumía perfectamente la parrafada de 32 líneas que tenía escrita, jajaja, a mi me ha encantado... Besotes!!