En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

lunes, 8 de diciembre de 2008

La Despedida


…Hoy ha sido un día triste. Un amigo se ha venido a despedir de nosotros, y no sabemos si volveremos a verlo alguna vez. La verdad es que nos ha acompañado mucho estos últimos seis meses, ha compartido con nosotros risas, sueños, cabreos y saudades.

Se vino a este país de envidiosos e hijos de p. buscando un futuro mejor que en su Buenos Aires amado no había tenido oportunidad de encontrar, se lió la manta a la cabeza y con un sueño en la maleta llegó hasta nosotros, trabajando de todo lo que le salía: De repartidor, camarero, ayudante de arquitecto (Dédalo e Hijo), pizzero…

Su sueño, montar un gabinete de psicoanálisis, especializado en la mente gatuna. Tuvo sus más y sus menos con Michel, lo llegó a considerar intratable e incurable, “El gato boludo” le llamaba cuando se cabreaba, pero al fin y al cabo, muchas veces no le faltaba razón, ya que es difícil tratar con Michel y sus aires de grandeza, sus ideas independentistas y su admiración por varios dictadores, que él llama demócratas al servicio del pueblo…

Hoy ha venido a despedirse de nosotros Tomás Polichiollo. Nuestro amigo Tomás se vuelve a su Argentina natal, a la cual añora con cada célula de su cuerpo, a seguir buscando ese sueño, ese camino que conduce a una estrella, y que aquí, desgraciadamente, no ha encontrado. Deja atrás a unos amigos que le quieren, que le respetan, y que cada vez que miren al cielo nocturno veraniego en la ciudad cateta y provinciana, coronado por Orión, se acordaran de él, y dirán: “¿Qué estará haciendo ahora el bueno de Tomás?”.

Como a Michel ni a mi nos gustan las despedidas, hemos querido decirle un “Hasta Luego”, esperando que algún día, los tres volvamos a vernos, y juntos los tres (entre cafés, absentas y Bloody Mary para Michel) nos volvamos a reír, y a llorar, recordando las historias de Marsias y su flauta, de Amparo la Esfinge del Rellano, de Sísifo y su maleta, de cuando Icaro cayó en el Patio-Lavadero y su padre Dédalo en la ferretería, o de cuando Michel la lió en el restaurante Angello´s y Tomás se enfadó tanto…

Hasta Siempre Amigo, que Atenea te guíe hasta esa estrella que ansias y que te mereces.

15 comentarios:

MaRiElA dijo...

Yo no tengo miopia...pero si astigmatismo. Jajaja! Lo que a mi me fascina del impresionismo y que por eso lo pongo en práctica, es que prima las luces y las sombras antes que la forma. Y personalmente no me gusta mucho encarar cualquier dibujo o pintura estableciendo el contorno de las cosas. Además se integran todos los elementos entre sí, y eso es genial.
Y con respecto a la despedida de la que hablás en el post, acá en Argentina se comenta que hay mucha gente que está regresando al país porque al cabo de los años muchos no pudieron alcanzar los objetivos que tenían. Lo que espero es que acá lo logren o al menos vivan tranquilos, a pesar de todos los líos y la inseguridad que hay. Y que seguramente allá se debe escuchar. Pero ninguna despedida es linda...eso seguro.
En fin, espero una próxima reflexión del tema a tratar en el blog. =)
Que sigas bien! Besos
maru...

MAKOKE dijo...

Las despedidas siempre son tristes, haces bien en verlo como un hasta luego. Espero que sus sueños se cumplan aunque tenga que ser lejos de aquí.
Seguro que pronto os veis.

Lupita dijo...

Ya verás como Tomás consigue realizar sus sueños al otro lado del charco....

temmpus dijo...

Duele más cuanto más aprecias a quien se va. Algunas veces no hay despedida y eso es mucho más terrible. La parte triste de la despedida es proporcional a lo que se valora aquel encuentro.

Un abrazo.

Miguel Angel dijo...

veras que solo es algo momentaneo, siempre los buenos amigos regresan a nosotros o incluso somos nosotros los que vamos hasta ellos por esos misterios de la vida.

CalidaSirena dijo...

Que tenga un viaje feliz y que encuentre en su vuelta todo lo que anhela..
Es cierto que las despedidas son tristes, pero no tienen porque ser una despedida definitiva, cuando uno quiere, el contacto siempre se mantiene..
Besos muy cálidos

cristal00k dijo...

Creo que es Gabiprog, el que tiene en su blog una frase de Nietzsche que dice: "Aquel que tiene un porqué, se puede enfrentar a todos los comos"
Si tu amigo tiene un sueño, es igual adonde vaya o donde esté, acabará por conseguirlo. Ojalá le vaya bonito y le veais a no tardar.
Besos.

JoPo dijo...

y ay son unos cuantos,

El que esucha y no convida... dijo...

raro... no se que decir...

solo dejo saludos

casiopea dijo...

Jo, que pena no?
No se que mas ponerte se me ha ido la expiracion, menos mal que ahora estan los mails, seguro que la distancia se hace más corta

danae rain dijo...

Yo también me quedo sin palabras ante estas situaciones. Espero que él encuentre no una estrella, sino una constelación, y que tú te animes. Besitos

clariana dijo...

Que tenga mucha suerte tu amigo. Estos tiempos son difíciles y para las personas que han venido aquí todavía lo son más, pues todo se ha puesto por las nubes y el paro aumenta cada vez más. No se si me estoy expresando bien, a mí me gustaría que todos se pudieran quedar, pues son personas en muchos casos, muy humanas. Saludos.

Irene dijo...

Bueno, como ya han dicho, las despedidas no han de ser definitivas, y son menos tristes cuando sabes que lo que hace esa persona es por su bien.
Ánimo, seguro que todo le va muy bien a partir de ahora, y seguro que tarde o temprano os volvéis a ver, ahora tienes una buena excusa para cruzar el charco, no?
Besitos

Carlos dijo...

Recordad que siempre os quedará internet jeje. Él ya sabía que algún día tendría que volver. Por aquí nos tocó algo parecido hace no mucho tiempo. La historia siempre se repite, aunque cambien (a veces no), los protagonistas. Hasta siempre!

cuandomequieras dijo...

él se va, porque es su opción y su necesidad. Tú le echarás de menos pero respetas su marcha porque es tu amigo y así debe ser. Tienes el mail, el blog, las distancias hoy no son como antes... Y visitarle en Argentina puede ser genial!!
Besito...