En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

lunes, 22 de diciembre de 2008

Desubicados sociales


…A veces pensamos, pero solo a veces, que Michel y yo tenemos un problema de desubicación social grave. Afortunadamente, esta peregrina idea, absurda, se nos pasa rápido. En cuanto nos bebemos un Bloody Mary o un chupito de absenta, ese sucio pensamiento vuela, lejos, a no sé donde…

Cuando bebemos, pueden pasar dos coisas: O que nos pongamos a reír como dos gilipollas, y en momentos como este nos reímos de todo, del paro que no cobro, de Punset a las tres de la mañana diciendo estupideces en La 2, de toda la mitología banal que nos rodea, de los aparcacoches, de las insípidas presentaciones y exposiciones que nos tragamos en el Museo de Arte Contemporáneo, de cualquier jodiura que se nos pase por la tarra…

O que nos pongamos serios. Esto de ponerse serio también sucede. Estamos con una cogorza como un pino, da igual que sea martes o jueves, y con Gilliespie o Porter, o Chapman, o cualquier otro que sople algo metálico, nos ponemos a hablar de arte, de los cuadros o esculturas que nos gustan y porqué, o de literatura, yo hablo de “El Guardian entre el centeno” de Salinger, y él me salta con “De ratones y hombres” de Steinbeck, yo “Cartas a un joven poeta” de Rilke, él “Juegos de la Edad Tardía” de Landero, yo “Bajo las ruedas” de Hesse, él “Compre Júpiter” de Asimov…

Tanto cuando ocurre una coisa como otra, el resultado es siempre el mismo. A las cuatro de la mañana estamos los dos hartos como cubas. El televisor emite el teletienda con el Chef Tony de gurú de los medios, y los dos solo emitimos extraños susurros. Ideamos futuras performances que llevar a cabo en la cutre, decadente ciudad, que acoge nuestros míseros huesos, y que las ve como auténticas provocaciones neodadaístas, incoherentes y sin sentido.

Nos da igual que el puto planeta salte en mil pedazos, tirados en el sofá no hay colores, solo sensaciones, sentimientos, al fin y al cabo somos dos viejos contadores de estrellas… Michel me pregunta: ¿Tú crees que algún día darás clases?, y yo le contesto, “No tengo ni pajolera idea…”.

Al día siguiente, dormimos la mitad del día, Michel hasta 15 horas sin inmutarse, y cuando llega la noche, yo con mi Colón Irritable y mis diarreas crónicas, como el que no quiere la cosa, ponemos algo de Lena Horne para animar un poco el cotarro y abrimos una botella de vino…

13 comentarios:

Carlos dijo...

Como siempre te digo, las historias que cuentas me recuerdan mucho al tipo de música que suelo escuchar. Ésta te ha quedado muy sabiniana jeje. Ponedle freno a esa mala vida jajaja.

Y citando a otro de mis favoritos jeje, algún día la vida decidirá besarte en la boca. Y ya no pensarás en el paro porque estarás dando clases, ni tendrás que pillar cogorzas con ese gato loco e independentista jeje. Algún día... seguro que sí pájaro ;)

Lilyth dijo...

jajajaj no sabes bien lo que me divierto al leer tus historias, aunque como va la cosa tal vez y termino enamorada del Michel y le mando besos en cada comentario que haga jajajajaja

Gatadeangora dijo...

Si algún dia la desubicación es total,os invito a mi cesta-hotelito de tres plantas, garaje y jardín.
Lo único que en el minibar solo tengo orujo,muy rico por cierto.
Duncan y Michel, ya sabeis donde estoy...pero por favor, no vengais con toda la patrulla mitológica, mas que nada por que no cabemos en el salón.
Besos a los dos

temmpus dijo...

Uff!, a mi con una cogorza a la semana me es suficiente. De hecho, estoy haciendo todo lo pertinente para evitar colisionar una con otra estas fiestas.

¿A Michel no le prohibieron finalmente "el frasco"? ¿Has probado a cambiarle el alcohol por "nepeta cataria"?

Abrazos!

Max Birrax dijo...

Te recomiendo la absenta con un toque de horchata, le da un toque muy especial...

¡Feliz Navidad!

brujita dijo...

Espero que el nuevo año te traíga un trabajo, para que puedas protestar un rato... pero espero tambien que no nos dejes olvidados.
¡Felices fiestas!y cuidado con las copas caseras ja,ja

Un beso.

clariana dijo...

Es inteligente tu gato Michel, con todas esas lecturas que lee. Espero que pronto puedas compartir estas tertulias, con el trabajo de dar clases. Saludos.

firmin dijo...

Si yo fuera Michel mi pregunta sería ¿tú crees que algún día publicarás ?, pero claro yo no soy Michel...

MaRiElA dijo...

Si el de la foto es Michel...te comento que estoy completamente enamorada! ajajaj! que bonito!!! Tienen que tener cuidado con los bloody mary chicos! No vayan a causar ningun disturbio! jeje
saludos
maru...

CalidaSirena dijo...

Me encanta disfrutar de tus historias, me divierto con ellas muchísimoooo..
Un besazoo enorme y muy cálido

La Gata Coqueta dijo...

Lo he pasado de miedo con las historias tan normales y creibles y conocidas....... jajajjjjjjj

Y no se diga más, el problema es que casi nunca Termina bien porque se desata la mojada y luego muy requete mal.

Felices fiestaS Y SIN COGORZA.

HASTA PRONTO, QUERIDA AMIGA.

Merce dijo...

Mmmmm entrañable modo de pasar un día, espero que no sea uno y otro, y otro, y tro.


jejeje Besotes

Laura dijo...

Pues claro que darás clase, todo llega.
Me encanta "De ratones y hombres".
Besos.