En "¿Cómo quieres que cuente estrellas?" utilizamos fotografías encontradas en Google para ilustrar las diferentes entradas del blog. Si alguna es tuya, o tiene derechos de autor, y no quieres que salga en el blog, avísanos y la cambiamos por una del Conde-Duque de Olivares. Gracias.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Conan el Bárbaro.


…No sé muy bien porqué empecé a coleccionar cómics de Conan, creo que todo viene de una etapa preadolescente en la que me bebía todo lo que editaba la editorial Timun Mas, y ello unido a las pelis de los años ochenta, me animó a leer las historias de un cimerio, Conan, que era una especie de mercenario, asesino, ladrón, aventurero y pirata con una espada en la mano y el nombre de Crom, su dios, en la boca.

El mundo en que se desarrolla Conan, lleno de monstruos, batallas épicas y brujería, fue una genial idea de Robert E. Howard, que durante los años 30.
Aprovechó los diversos hallazgos arqueológicos de Asia Menor de los que se hacía eco de la prensa del momento, sus primarios conocimientos sobre mitología (Cimeria, la patria de Conan, es descrita por Homero como el país de la eterna noche), y el tirón que empezaban a dar algunos autores de Literatura Fantástica, para parir este personaje, bastante falto de moral, y que denota en ocasiones la inteligencia de un mono de circo, y en otras de una complejidad extraordinaria.

Conan es un guerrero tosco, escapado de un gimnasio rural, al que no le faltan aventuras y batallas por doquier, en su continua lucha por su supervivencia en el extraño mundo en que le ha tocado vivir, La Era Hyboria, pero aderezado, aparte con la diversa compañía femenina que le sigue el juego a lo largo de toda su historia hasta convertirse Rey de Aquilonia.

El cómic en si es muy entretenido, con diversos guiños entre comillados a diversas etapas históricas de la antigüedad, que aunque es bien cierto que no abundan, al menos los hay. Como curiosidad, añadir, que para el 2011 se estrena Conan Rey, otra nueva peli que añadir al emule, pero sin la presencia del “Chuachenager”.

P.D: Tengo aún, guardados como oro en paño, los números del 1 al 114 de la Colección del amigo Conan, y la verdad es que entretiene elegir uno de ellos al azar y disfrutar de sus aventuras de espada y brujería…

15 comentarios:

AriaDna dijo...

Yo no soy de Conan pero sí de Zipi y Zape

cariños

Max Birrax dijo...

Y yo de Carpanta. :D

¡Saludos!

temmpus dijo...

En primer lugar, yo SI soy de conan. De pequeño me leí algún libro, algún que otro comic, pero lo que me encantaban era la adaptación en dibujos animados. Eso si que eran dibujos...

En segundo lugar, no hay que olvidar que la peli de Chuache (lo siento, no me voy a esforzar en escribir el nombre) salía un Jorge Sanz de pocos años que ahora lo ves, y te partes. Por cierto, el comentario de Chuache al director en la edición coleccionista es "ese niño... ¿tenía los labios pintados?" y el director le responde "no, no, son suyos".

En tercer lugar, te recomiendo que leas "Las aventuras de Solomon Kane", del mismo autor (del mismo que Conan, quiero decir).

Y por último, que siento no haber escrito nada en los anteriores post pero ando hasta el cuello por culpa del curro y las navidades.

Un abrazo!!!!

La pequeña Lo dijo...

Lo primero y más importante, espero que Michel ya esté mejor y que la resaca no haya sido muy fuerte.

Yo me leía algún comic de Conan a escondidas. Hay algo mejor que los libros prohibidos?

Merce dijo...

Yo nunca fui muy dada a leer comics, si acaso mortadelo y filemón, zipi y zapa, que se los cogía a mi hermano :)
De Cónan recuerdo a Chacheneguer todo Bárbaro él, jeje

Besos

Blogven.net dijo...

amigo visite acabo de ver tu blog y me parece muy interesante.

Podemos intercambiar enlaces?

mi blog:

BlogVen.Net
http://blogven.net

si estas de acuerdo escribe un comentario en mi blog...

saludos y suerte!

Blogven.net dijo...

amigo visite acabo de ver tu blog y me parece muy interesante.

Podemos intercambiar enlaces?

mi blog:

BlogVen.Net
http://blogven.net

si estas de acuerdo escribe un comentario en mi blog...

Yo ya te enlace en mi blog

saludos y suerte!

Anónimo dijo...

Soy Firmin,
No me gusta conan pero he venido a decirte que en el post de la curda de Michel, he dejado el recado dos veces; igual que cuando se has tomado un bloody m. de más y se ve doble. Por favor, borra uno.Besos.

Carlos dijo...

Buena colección. No conozco los comics, pero las pelis están bien pese al inexpresivo del "Chuache". Aunque haciendo de bárbaro no le puedes pedir más :P

Sobre Cimeria también hablaba Herodoto y otro más cuyo nombre no recuerdo. Me parece que uno de ellos le daba otro nombre. Decían que estaba más allá del país que estaba tras el reino de los escitas. Vamos por Siberia o más arriba más o menos jeje. De ahí lo de la noche y las pelis que se montaban estos antiguos jajaja.

CalidaSirena dijo...

Yo recuerdo haciendo de Conan el Bárbaro en una película a Schwasenager...
Un besazo cálido

Moisés Márquez dijo...

Y quién va a hacer del musculitos en la nueva peli ?

Anita dijo...

Conserva esa colección. Para los amantes de los cómics tiene que ser un gran tesoro.

Muakks en viñetas

CARLOS dijo...

Me alegra saber amigo Andy que tú también eres adicto a las aventuras del rey de los cimerios.
La de Conan el Bárbaro se puede ver de vez en cuando por la tele, pero no se porqué no han vuelto a poner Conan el Destructor (que también me parece tcojonuda), viva Dino de Laurentis¡¡¡
Desde luego, uno de los grandes misterios de la humanidad es cómo Jorge Sanz se pudo transforman en Conan, je,je...
Una de las metáforas más bonitas y creo que muy seria, es el Secreto del Acero, y si no que se lo digan a los Palestinos y su capacidad para hacer de una piedra un arma mortal...
Saludos.

JoPo dijo...

¡¡no los vendas por nada!!!
yo vendi hace un poco una cantidad de comics considerable y todavia me estoy tirando de los pelos!!

Laura dijo...

Yo era más de los tebeos de Zipi y Zape, Mortadelo y Filemón...Todavía los conservo.
Besos.